Inicio

Beisbol
Beisbol

Fútbol
Fútbol

Baloncesto
Baloncesto

Motores
Motores

Más deportes
Más deportes

Otros
Otros

Foto cortesía

Otros Deportes

Jonathan Suárez campeón mundial

Miércoles 26 | 10:02 pm

Marielis Airam Briceño / @marielisb22

Venezuela comenzó con buen pie su participación en el Mundial de BMX que se celebra del 25 al 29 de julio en Rock Hill, Carolina del Sur, en los Estados Unidos.

Tres pedalistas criollos vieron acción durante la primera jornada: Jonathan Suárez, Carlos Manrique y Miguel Castro. Jonathan Suárez terminó en lo más alto del podio en la modalidad cruceros 35-39 años en el Mundial de BMX que se disputa del Dorus Brink (Holanda) terminó en la segunda posición y el estadounidense, Adam Treadwell completó el podio.

De esta manera, Venezuela consiguió su primera medalla dorada en el Mundial de BMX.

“Comenzando el mundial y ya tenemos tres venezolanos en la final”, expresó stefany Hernández a través de las redes sociales, mientras celebró el campeonato de su colega Jonathan el “mosquito” Suárez.

Otro que subió al podio fue Carlos Manrique, quien obtuvo el tercer lugar en la categoría cruceros 30-34 años y sumó una presea de bronce.

El francés Kevin Delporte fue el campeón de esta división, mientras que el colombiano Fabián Hernández ocupó el segundo lugar para que Manrique se quedara con el bronce.

Miguel Castro también accedió a la final de 30-34 años, pero no tuvo acceso al podio.

Élite a la carga. La delegación de los élite masculino la integran Jefferson Milano, Rubén García y Jholman Sivira, mientras que en la rama femenina será  Stefany Hernández la encargada de portar la camisa tricolor en la pista.

Milano, García y Siviria competirán el sábado 29 de julio al igual que Johan Meza en la categoría masculina junior.

Por otro lado, la medallista de bronce olímpica en Río de Janeiro, Stefany Hernández, también  verá acción en la jornada del sábado.

Si bien el año pasado, en el Mundial de Colombia, terminó en la décima posición con un crono de 44.460, la guayanesa procurará tener una mejor actuación en esta edición y repetir el podio que alcanzó en las olimpiadas pasadas.

Antes de iniciar su participación en la justa estadounidense, Hernández asistió a un encuentro con un grupo de niños refugiados en Suiza, donde mantiene su base de entrenamiento, y pudo compartir sus experiencias con estos jóvenes.

“La vida es imparable. Los límites están sólo en su cabeza“, dijo a su audiencia, que procedía de Afganistán, Siria, Etiopía y Eritrea. También explicó: “Quería hacer esto y me estoy divirtiendo mucho. Son solo dos horas de mi tiempo y es tan significativo que nos marcará la vida. Es satisfactorio compartir este momento con ellos y darles lo mejor  mi pasión”.