Portada del dirario Meridiano
Lunes 10 de Diciembre de 2018

Boxeo

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
Boxeo

"Morochito", 50 años de un golpe dorado

Viernes 26| 11:17 am


Rowerth Goncalves || @Rowerth92

Venezuela ha visto gestas históricas colectivas como los “Héroes del 41” del béisbol, los “Héres de Portland” y los “Héroes de México” en el baloncesto, pero a nivel individual la primera gran hazaña del deporte criollo sin duda fue la medalla de oro que logró Francisco “Morochito” Rodríguez el 26 de octubre de 1968 en el boxeo de los Juegos Olimpicos de México.

Lo del cumanés marcó un antes y después en el boxeo y en el deporte venezolano, pasaron 44 años para poder tener una medalla de oro en Juegos Olímpicos con la consecución de Rubén Limardo, en el 92 Arilando Gouveia ganó una áurea en Taekwondo, pero no fue oficial hasta 2018. “Morochito” se convirtió en un héroe del deporte para Venezuela.

El oriundo del estado Sucre en el desfile de inauguración de los juegos no sabía que al final de esa justa en la nación azteca iba a convertirse en uno de los más grandes deportistas venezolanos de la historia.

Resultado de imagen para morochito rodriguez

El camino

Rodríguez en peso minimosca pasó “bye” la primera ronda. En la segunda le tocó enfrentar al cubano Rafael Carbonell y el criollo tuvo temple para aguantar al antillano y lograr llevarse el triunfo que lo colocaría en los cuartos de final. En la instancia de los ocho mejores enfrentó al representante de Sri Lanka Hatha Karunaratne y el referí paró la pelea en el segundo asalto por la felpa que le estaba dando el sucrense al asiático.

Imagen relacionada

Los ojos sobre él

En ese momento “Morochito” ya se perfilaba como favorito para subirse al podio. Llegó la ronda semifinal y la Arena México, donde 47 años después la selección de baloncesto masculina conseguiría por primera vez el título de América, se vestía de gala para el duelo entre Hernández y el estadounidense Harlan Marbley.

El criollo superaba en envergadura al norteamericano y eso le sirvió para asegurar una medalla para el país y tener la oportunidad de disputar la dorada.

Su rival sería el coreano Ji Yong Ju. El asiático había ganado sus pelea de forma cerrada y el venezolano lo había hecho con holgura, pero en la lucha por la presea áurea, en un combate de aún retumba en los oídos de los venezolanos que la escucharon por radio, el criollo se alzó como el campeón olímpico minimosca de México 67 tras derrotar al coreano en una cerrada decisión 3-2.

Fiesta nacional

La alegría se apoderó de Venezuela y recibieron a “Morochito” como un héroe, y es que el de Cumaná se ganó un nombre en la historia deportiva venezolana. Rodríguez recibió un sinfín de homenajes e incluso fue el encargado de encender la antorcha de los Juegos Panamericanos Caracas 1983, la única justa de este tipo que se ha hecho en Venezuela y quizás la más grande justa deportiva realizada en el país.

Cuatro años después el criollo intentó repetir la hazaña en los Olímpicos de Munich 197. Ahí Rodríguez no pudo pasar de la primera ronda y cayó frente al australiano Dennis Talbot. En ese momento el cumanés fue el abanderado de Venezuela para la justa que estuvo signada por la tragedia del asesinato de varios atletas israelíes por células terroristas de Palestina.

Lucha fuera del cuadrilátero

Tras eso Rodríguez tuvo que luchar con la fama y sus demonios luego de convertirse en campeón olímpico. EL alcoholismo casi acaba con su vida, pero el oriental supo reponerse y aún a sus 74 años de edad se mantiene lúcido.

Incluso su hijo siguió los pasos de su padre, pero en el plano profesional. Carlos Rodríguez tuvo una carrera en el pugilato y aunque muchas veces habló sobre los abusos físicos de su padre, intentó emularlo sobre el ring aunque de manera infructuosa.

Resultado de imagen para morochito rodriguez

Ídolo eterno

Pero “Morochito” siempre será recordado por todas las generaciones de venezolanos como el primer hombre que le regaló una medalla de oro a Venezuela en Juegos Olímpicos y que levantó el puñ para el país en señal de victoria.

Boxeo

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
Boxeo

"Morochito", 50 años de un golpe dorado

Viernes 26| 11:17 am

Rowerth Goncalves || @Rowerth92

Venezuela ha visto gestas históricas colectivas como los “Héroes del 41” del béisbol, los “Héres de Portland” y los “Héroes de México” en el baloncesto, pero a nivel individual la primera gran hazaña del deporte criollo sin duda fue la medalla de oro que logró Francisco “Morochito” Rodríguez el 26 de octubre de 1968 en el boxeo de los Juegos Olimpicos de México.

Lo del cumanés marcó un antes y después en el boxeo y en el deporte venezolano, pasaron 44 años para poder tener una medalla de oro en Juegos Olímpicos con la consecución de Rubén Limardo, en el 92 Arilando Gouveia ganó una áurea en Taekwondo, pero no fue oficial hasta 2018. “Morochito” se convirtió en un héroe del deporte para Venezuela.

El oriundo del estado Sucre en el desfile de inauguración de los juegos no sabía que al final de esa justa en la nación azteca iba a convertirse en uno de los más grandes deportistas venezolanos de la historia.

Resultado de imagen para morochito rodriguez

El camino

Rodríguez en peso minimosca pasó “bye” la primera ronda. En la segunda le tocó enfrentar al cubano Rafael Carbonell y el criollo tuvo temple para aguantar al antillano y lograr llevarse el triunfo que lo colocaría en los cuartos de final. En la instancia de los ocho mejores enfrentó al representante de Sri Lanka Hatha Karunaratne y el referí paró la pelea en el segundo asalto por la felpa que le estaba dando el sucrense al asiático.

Imagen relacionada

Los ojos sobre él

En ese momento “Morochito” ya se perfilaba como favorito para subirse al podio. Llegó la ronda semifinal y la Arena México, donde 47 años después la selección de baloncesto masculina conseguiría por primera vez el título de América, se vestía de gala para el duelo entre Hernández y el estadounidense Harlan Marbley.

El criollo superaba en envergadura al norteamericano y eso le sirvió para asegurar una medalla para el país y tener la oportunidad de disputar la dorada.

Su rival sería el coreano Ji Yong Ju. El asiático había ganado sus pelea de forma cerrada y el venezolano lo había hecho con holgura, pero en la lucha por la presea áurea, en un combate de aún retumba en los oídos de los venezolanos que la escucharon por radio, el criollo se alzó como el campeón olímpico minimosca de México 67 tras derrotar al coreano en una cerrada decisión 3-2.

Fiesta nacional

La alegría se apoderó de Venezuela y recibieron a “Morochito” como un héroe, y es que el de Cumaná se ganó un nombre en la historia deportiva venezolana. Rodríguez recibió un sinfín de homenajes e incluso fue el encargado de encender la antorcha de los Juegos Panamericanos Caracas 1983, la única justa de este tipo que se ha hecho en Venezuela y quizás la más grande justa deportiva realizada en el país.

Cuatro años después el criollo intentó repetir la hazaña en los Olímpicos de Munich 197. Ahí Rodríguez no pudo pasar de la primera ronda y cayó frente al australiano Dennis Talbot. En ese momento el cumanés fue el abanderado de Venezuela para la justa que estuvo signada por la tragedia del asesinato de varios atletas israelíes por células terroristas de Palestina.

Lucha fuera del cuadrilátero

Tras eso Rodríguez tuvo que luchar con la fama y sus demonios luego de convertirse en campeón olímpico. EL alcoholismo casi acaba con su vida, pero el oriental supo reponerse y aún a sus 74 años de edad se mantiene lúcido.

Incluso su hijo siguió los pasos de su padre, pero en el plano profesional. Carlos Rodríguez tuvo una carrera en el pugilato y aunque muchas veces habló sobre los abusos físicos de su padre, intentó emularlo sobre el ring aunque de manera infructuosa.

Resultado de imagen para morochito rodriguez

Ídolo eterno

Pero “Morochito” siempre será recordado por todas las generaciones de venezolanos como el primer hombre que le regaló una medalla de oro a Venezuela en Juegos Olímpicos y que levantó el puñ para el país en señal de victoria.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR