Portada del dirario Meridiano
Viernes 21 de Septiembre de 2018

Boxeo

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Boxeo

Sulaimán: "Para el CMB 'Canelo' no es culpable de dopaje, sí de negligencia"

Viernes 13| 9:24 am


EFE

El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano Mauricio Sulaimán, afirmó este viernes que "a día de hoy no se sabe qué va a pasar" con la pelea que busca el kazajo Gennady Golovkin para el 5 de mayo, ni tampoco con "el futuro para el boxeo" del que iba a ser su rival, Saúl 'Canelo' Álvarez, a quien el CMB considera "culpable de negligencia", pero "no de dopaje".

"Poniendo todo sobre la mesa, para el CMB 'Canelo' no es culpable de dopaje. Sí es culpable de negligencia, de ignorancia, de descuido. Esperemos que este 18 de abril el camino se aclare de una u otra manera", dijo Sulaimán sobre la fecha en la que la Comisión Atlética de Nevada decidirá una posible sanción al púgil mexicano.

Saúl Álvarez dio positivo por clembuterol en dos controles antidopaje el mes de febrero. La Comisión de Nevada abrió una investigación y el boxeador, anticipando una suspensión, canceló la pelea que tenía programada para el 5 de mayo contra Golovkin, campeón mundial del peso mediano.

'Canelo' alega que los positivos obedecen al consumo de carne contaminada, un argumento que a Sulaimán le parece creíble, según expresó a Efe en una entrevista en Madrid.

"Sabemos mucho y no sabemos nada. El caso es muy complejo", afirmó. "El dopaje es algo absolutamente penado, pero también está el tema de la justicia. Nosotros, con el Programa Boxeo Limpio, somos el único organismo de este deporte interesado en un programa integral a nivel mundial para combatir el dopaje y brindar conocimientos a boxeadores y entrenadores", apuntó.

"El caso del 'Canelo'", continuó el presidente, "es una lástima. Se trata de una situación que ha desinflado el gran año que se esperaba, con la pelea más importante entre él y Golovkin".

Sulaimán subrayó que el clembuterol "es una sustancia probada de escándalos en México o en deportistas que visitan México".

"Por dar un ejemplo, 109 futbolistas de 208 salieron positivo por clembuterol en 2011 en el Mundial sub-17 en México. Es un tema de salud pública en nuestro país, en China y en algunos otros", dijo.

El deber del CMB, precisó, es "presentar todos los hechos, sin prejuicios, y facilitar que una persona se pueda defender cuando hay una falta".

Y, sobre todo, añadió, a la espera la decisión de la Comisión de Nevada el papel de su organismo pasa por "apoyar incondicionalmente" a Golovkin porque "no tiene culpa de nada" y se ha encontrado sin la pelea que preparaba para el 5 de mayo.

El kazajo busca rival para subirse ese día al cuadrilátero y aprovechar su preparación, de momento sin nada cerrado

"Es muy lamentable", afirmó Sulaimán. "Todo lo que hizo Golovkin fue entrenar para pelear el 5 de mayo. Este proceso de desgaste físico, de estar lejos de su mujer y de su hija que acaba de nacer, concentrado en defender su título mundial, se ha visto truncado y es verdaderamente injusto".

Por ello, añadió el presidente, "el CMB apoyará incondicionalmente lo que Golovkin decida hacer, siempre y cuando sea una pelea digna, sin riesgos para su rival. Vamos a apoyarle porque es lo justo".

"No puede ser", insistió, "que las comisiones de boxeo, las promotoras, los mánagers, las televisiones den la espalda a Golovkin. Él no ha hecho nada que no sea positivo".

El directivo sabe que "lo que todo el mundo opina es que 'Canelo' será suspendido por un periodo y que alcanzará a pelear contra Golovkin en septiembre".

"Pero todo es especulación. ¿Qué va a pasar el 5 en mayo? Eso determinará el futuro de esta revancha. A día de hoy no se sabe qué va a pasar con Golovkin el 5 de mayo ni con 'Canelo' para su futuro en el boxeo", opinó.

Mauricio Sulaimán, principal impulsor del Programa Boxeo Limpio y, a la vez, compatriota de 'Canelo' Álvarez, ha conseguido, aseguró, asistir al desarrollo del caso sin implicarse emocionalmente de manera particular.

"He aprendido desde muy pequeño que el CMB es mundial. Desde mi posición de presidente sería una traición a lo más elemental tener una inclinación hacia algún individuo. Cuando suena la campana veo a dos boxeadores y siento felicidad por el ganador y tristeza y respeto por el perdedor. De ningún manera influyen en las decisiones del CMB la nacionalidad o cuestiones particulares. Lo puedo decir con autoridad moral", sostuvo.

Tampoco se puede precisar actualmente, dijo Sulaimán, si se llevará a cabo en este 2018 el combate por el título de los pesos pesados entre el estadounidense Deontay Wilder, campeón CMB, y el británico Anthony Joshua, titular de la Federación Internacional (IBF), la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

"Sin duda, es la pelea más importante que el público a nivel mundial puede esperar", afirmó.

"Los pesos completos han regresado al interés mundial después de muchos años de pérdida de audiencia. Wilder, 39 peleas ganadas, 38 por K.O.; Joshua, 21-20. Los dos invictos, los dos campeones. Es una pelea de ensueño. Nosotros", dijo, "hemos sido claros: haremos todo lo posible para que se realice. Todo está en manos de los promotores".

Respecto a la evolución en el tiempo de la figura del promotor, Sulaimán indicó que, aunque algunos aún conservan "la mística de crear interés, entusiasmo, rivalidades, que es lo que le hace falta al boxeo", la llegada de las televisiones lo cambió todo.

"Cuando eran verdaderos promotores era cuando tomaban a dos boxeadores y hacían la mejor pelea posible, porque todo dependía de la taquilla. Cuando entra la televisión, los miles de personas que iban a los estadios se convierten en millones. Luego llegan los patrocinadores. El comportamiento del promotor cambia", señaló.

Su función, describió, a veces se limita "a reservar boletos de avión y hoteles para los boxeadores, a hacer una conferencia de prensa y a llenar papeles antes de que suene la campana".

Sulaimán, que este fin de semana atenderá varios compromisos en Madrid, no podrá asistir el domingo en Yokohama a la pelea en la que el nicaragüense Cristofer 'Látigo' Rosales retará al campeón del peso mosca, el japonés Daigo Higa.

"Lo lamento, porque es una pelea muy importante. Higa es un boxeador tremendo, un gran campeón invicto, con todas sus victorias por K.O. Sí voy a ir", señaló, "a Tailandia para ver el 2 de mayo la defensa mandatoria de Wanheg Menayothin (peso mínimo) ante el panameño Leroy Estrada".

Si gana, el tailandés igualará la marca de 50 peleas invicto del estadounidense Floyd Mayweather. "Un hito" que, dijo, premiaría "el gran momento del boxeo" en el país asiático.

Sulaimán destacó que el CMB "ha hecho del boxeo femenino su bandera", aun a costa de combatir leyes como las que en México prohibían su práctica.

"Ya se ha entendido que es una realidad, una opción para muchas mujeres. Estaban discriminadas en los gimnasios, donde no había baños para ellas, donde recibían abusos verbales, chantajes, tenían que entrenar con hombres", detalló.

El CMB ha celebrado dos convenciones mundiales sobre boxeo femenino "y una gran cantidad de estudios médicos y administrativos para dignificarlo".

A juicio del presidente, el futuro de su deporte pasa siempre por "el espectáculo".

"El boxeo dejará de existir cuando no exista hambre en el mundo. Por lo tanto, es factible que siempre exista", sentenció.

"A día de hoy es un deporte con un reglamento muy estricto, que cuida la integridad física del luchador y tiene muchos candados para combatir las malas prácticas, con miles de personas dedicadas a hacerlo más seguro", agregó.

Sulaimán deseó que todos los seres humanos saquen a relucir el boxeador "que llevan dentro", una persona "que se sacrifica y deja todo para dignificar lo que hace".

Boxeo

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Boxeo

Sulaimán: "Para el CMB 'Canelo' no es culpable de dopaje, sí de negligencia"

Viernes 13| 9:24 am

EFE

El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano Mauricio Sulaimán, afirmó este viernes que "a día de hoy no se sabe qué va a pasar" con la pelea que busca el kazajo Gennady Golovkin para el 5 de mayo, ni tampoco con "el futuro para el boxeo" del que iba a ser su rival, Saúl 'Canelo' Álvarez, a quien el CMB considera "culpable de negligencia", pero "no de dopaje".

"Poniendo todo sobre la mesa, para el CMB 'Canelo' no es culpable de dopaje. Sí es culpable de negligencia, de ignorancia, de descuido. Esperemos que este 18 de abril el camino se aclare de una u otra manera", dijo Sulaimán sobre la fecha en la que la Comisión Atlética de Nevada decidirá una posible sanción al púgil mexicano.

Saúl Álvarez dio positivo por clembuterol en dos controles antidopaje el mes de febrero. La Comisión de Nevada abrió una investigación y el boxeador, anticipando una suspensión, canceló la pelea que tenía programada para el 5 de mayo contra Golovkin, campeón mundial del peso mediano.

'Canelo' alega que los positivos obedecen al consumo de carne contaminada, un argumento que a Sulaimán le parece creíble, según expresó a Efe en una entrevista en Madrid.

"Sabemos mucho y no sabemos nada. El caso es muy complejo", afirmó. "El dopaje es algo absolutamente penado, pero también está el tema de la justicia. Nosotros, con el Programa Boxeo Limpio, somos el único organismo de este deporte interesado en un programa integral a nivel mundial para combatir el dopaje y brindar conocimientos a boxeadores y entrenadores", apuntó.

"El caso del 'Canelo'", continuó el presidente, "es una lástima. Se trata de una situación que ha desinflado el gran año que se esperaba, con la pelea más importante entre él y Golovkin".

Sulaimán subrayó que el clembuterol "es una sustancia probada de escándalos en México o en deportistas que visitan México".

"Por dar un ejemplo, 109 futbolistas de 208 salieron positivo por clembuterol en 2011 en el Mundial sub-17 en México. Es un tema de salud pública en nuestro país, en China y en algunos otros", dijo.

El deber del CMB, precisó, es "presentar todos los hechos, sin prejuicios, y facilitar que una persona se pueda defender cuando hay una falta".

Y, sobre todo, añadió, a la espera la decisión de la Comisión de Nevada el papel de su organismo pasa por "apoyar incondicionalmente" a Golovkin porque "no tiene culpa de nada" y se ha encontrado sin la pelea que preparaba para el 5 de mayo.

El kazajo busca rival para subirse ese día al cuadrilátero y aprovechar su preparación, de momento sin nada cerrado

"Es muy lamentable", afirmó Sulaimán. "Todo lo que hizo Golovkin fue entrenar para pelear el 5 de mayo. Este proceso de desgaste físico, de estar lejos de su mujer y de su hija que acaba de nacer, concentrado en defender su título mundial, se ha visto truncado y es verdaderamente injusto".

Por ello, añadió el presidente, "el CMB apoyará incondicionalmente lo que Golovkin decida hacer, siempre y cuando sea una pelea digna, sin riesgos para su rival. Vamos a apoyarle porque es lo justo".

"No puede ser", insistió, "que las comisiones de boxeo, las promotoras, los mánagers, las televisiones den la espalda a Golovkin. Él no ha hecho nada que no sea positivo".

El directivo sabe que "lo que todo el mundo opina es que 'Canelo' será suspendido por un periodo y que alcanzará a pelear contra Golovkin en septiembre".

"Pero todo es especulación. ¿Qué va a pasar el 5 en mayo? Eso determinará el futuro de esta revancha. A día de hoy no se sabe qué va a pasar con Golovkin el 5 de mayo ni con 'Canelo' para su futuro en el boxeo", opinó.

Mauricio Sulaimán, principal impulsor del Programa Boxeo Limpio y, a la vez, compatriota de 'Canelo' Álvarez, ha conseguido, aseguró, asistir al desarrollo del caso sin implicarse emocionalmente de manera particular.

"He aprendido desde muy pequeño que el CMB es mundial. Desde mi posición de presidente sería una traición a lo más elemental tener una inclinación hacia algún individuo. Cuando suena la campana veo a dos boxeadores y siento felicidad por el ganador y tristeza y respeto por el perdedor. De ningún manera influyen en las decisiones del CMB la nacionalidad o cuestiones particulares. Lo puedo decir con autoridad moral", sostuvo.

Tampoco se puede precisar actualmente, dijo Sulaimán, si se llevará a cabo en este 2018 el combate por el título de los pesos pesados entre el estadounidense Deontay Wilder, campeón CMB, y el británico Anthony Joshua, titular de la Federación Internacional (IBF), la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

"Sin duda, es la pelea más importante que el público a nivel mundial puede esperar", afirmó.

"Los pesos completos han regresado al interés mundial después de muchos años de pérdida de audiencia. Wilder, 39 peleas ganadas, 38 por K.O.; Joshua, 21-20. Los dos invictos, los dos campeones. Es una pelea de ensueño. Nosotros", dijo, "hemos sido claros: haremos todo lo posible para que se realice. Todo está en manos de los promotores".

Respecto a la evolución en el tiempo de la figura del promotor, Sulaimán indicó que, aunque algunos aún conservan "la mística de crear interés, entusiasmo, rivalidades, que es lo que le hace falta al boxeo", la llegada de las televisiones lo cambió todo.

"Cuando eran verdaderos promotores era cuando tomaban a dos boxeadores y hacían la mejor pelea posible, porque todo dependía de la taquilla. Cuando entra la televisión, los miles de personas que iban a los estadios se convierten en millones. Luego llegan los patrocinadores. El comportamiento del promotor cambia", señaló.

Su función, describió, a veces se limita "a reservar boletos de avión y hoteles para los boxeadores, a hacer una conferencia de prensa y a llenar papeles antes de que suene la campana".

Sulaimán, que este fin de semana atenderá varios compromisos en Madrid, no podrá asistir el domingo en Yokohama a la pelea en la que el nicaragüense Cristofer 'Látigo' Rosales retará al campeón del peso mosca, el japonés Daigo Higa.

"Lo lamento, porque es una pelea muy importante. Higa es un boxeador tremendo, un gran campeón invicto, con todas sus victorias por K.O. Sí voy a ir", señaló, "a Tailandia para ver el 2 de mayo la defensa mandatoria de Wanheg Menayothin (peso mínimo) ante el panameño Leroy Estrada".

Si gana, el tailandés igualará la marca de 50 peleas invicto del estadounidense Floyd Mayweather. "Un hito" que, dijo, premiaría "el gran momento del boxeo" en el país asiático.

Sulaimán destacó que el CMB "ha hecho del boxeo femenino su bandera", aun a costa de combatir leyes como las que en México prohibían su práctica.

"Ya se ha entendido que es una realidad, una opción para muchas mujeres. Estaban discriminadas en los gimnasios, donde no había baños para ellas, donde recibían abusos verbales, chantajes, tenían que entrenar con hombres", detalló.

El CMB ha celebrado dos convenciones mundiales sobre boxeo femenino "y una gran cantidad de estudios médicos y administrativos para dignificarlo".

A juicio del presidente, el futuro de su deporte pasa siempre por "el espectáculo".

"El boxeo dejará de existir cuando no exista hambre en el mundo. Por lo tanto, es factible que siempre exista", sentenció.

"A día de hoy es un deporte con un reglamento muy estricto, que cuida la integridad física del luchador y tiene muchos candados para combatir las malas prácticas, con miles de personas dedicadas a hacerlo más seguro", agregó.

Sulaimán deseó que todos los seres humanos saquen a relucir el boxeador "que llevan dentro", una persona "que se sacrifica y deja todo para dignificar lo que hace".

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR