Portada del dirario Meridiano
Viernes 18 de Agosto de 2017

Boxeo

Andre Ward vs Sergey Kovalev
Andre Ward vs Sergey Kovalev
Boxeo

Revancha de Ward y Kovalev tendrá a Warriors de invitados

Sábado 17| 9:20 am


La revancha entre el campeón estadounidense Andre Ward y el ruso Sergey Kovalev, con tres títulos del peso semipesado en juego, no ha generado el interés que se esperaba dentro del mundo del boxeo, aunque si tendrá unos invitados especiales como son los jugadores de los Warriors de Golden State.

A pesar que el combate tiene todos los elementos necesarios que lo encuadran en los que den espectáculo y calidad boxística, no ha generado la repercusión que se esperaba y más desde que se confirmó de manera oficial el duelo "esperpento" que van a protagonizar el próximo 26 de agosto el estadounidense Floyd Mayweather Jr. contra el irlandés Conor McGregor, peleador de artes marciales mixtas.

Pero al margen el interés entre los aficionados, los protagonistas están listos para dar un gran pelea con Ward, un nativo de Oakland, que no está dispuesto a disculparse por ganar una apretada decisión que Kovalev insiste debió ser a su favor la última vez que ambos se enfrentaron en noviembre pasado.

Lo que si tiene muy claro Ward, de 33 años, es que está ansioso por demostrar sobre el cuadrilátero que es un digno campeón con los títulos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la Asociación Mundial (AMB) y la Federación Internacional (FIB).

"Ansío mandar un mensaje con esta pelea, y despejar cualquier duda que persista", declaró Ward, que tiene marca invicta de 31-0, con 15 triunfos por nocáuts. "Algunos creen que perdí la pelea, pero deben ver el otro lado de la moneda. Hay muchos que están convencidos de que gané".

Ward es uno de ellos, y el hecho de que se recuperó después de ser derribado en el segundo asalto para quedarse con la decisión, le da más confianza antes de la revancha.

Kovalev, de 34 años, perdió ímpetu en el primer enfrentamiento, y Ward planea hacer todo lo posible para asegurarse de que eso vuelva a pasar, porque considera que la estrategia que desarrolló durante la primera pelea, disputada en el T-Mobile Arena, resultó.

"Cuando no te puede conectar se pierde", explicó War, que se llevará una bolsa de 6,5 millones de dólares. "Es algo recurrente en sus combates. Está tan acostumbrado a que las personas intenten eludir su poder que le da oportunidad de tomar algunos descansos. No está acostumbrado a que alguien más imponga el ritmo".

La revancha es tan intrigante como el primer enfrentamiento, en donde la pregunta era si el laureado poder de Kovalev acapararía los reflectores ante un púgil que rara vez entusiasma a los fanáticos pero siempre sale del ring con la mano en alto.

Ward, campeón olímpico en 2004, no ha perdido desde que tenía 12 años, aunque Kovalev está convencido de que debería haber una derrota en su palmarés.

"Sé que recuperaré mis cinturones de campeón", declaró Kovalev, que tiene marca de 30-1-1, incluidos 26 nocáuts. "En la primera pelea estaba vacío. Para él fue como pelear contra el costal".

Para añadirle condimentos al combate, ambos peleadores no tienen ninguna empatía por el otro y no temen ocultarlo.

Además, está el tema secundario del duelo entre un ruso y un estadounidense, aunque Kovalev pasa gran parte de su tiempo en Los Ángeles.

Desafortunadamente para ambos, el mundo ajeno al boxeo no parece muy interesado por lo que puedan hacer ambos sobre el cuadrilátero.

El combate en el Mandalay Bay se llevará a cabo en una arena de menor capacidad a la que albergó el primer combate, y no se esperan muchas ventas de pago por evento, algo que perjudica sobre todo a Kovalev que ganará el 75 por ciento de lo que se recaude por la venta de la pelea, ya que no tiene en el contrato oficial no tiene asignada ningún dinero.

De ahí que el campo de Kovalev haya criticado al de Ward, que al tener asegurada la bolsa, un millón y medio superior a los cinco que cobró en el primer combate, no ha hecho demasiado esfuerzo en promocionarla.

Además, cualquier esfuerzo por generar interés esta semana se fue por la borda cuando Mayweather Jr. y McGregor anunciaron su pelea.

"Los que van a comprar nuestra pelea lo harán sin importar lo demás", subrayó Ward, que negó que no haya trabajado en la promoción del combate.

Cualquiera que haya visto el primer enfrentamiento tendría que estar intrigado con la revancha.

Kovalev parecía encaminado a la victoria antes de que Ward tomara control del combate a la mitad del pleito y se quedara con el triunfo por un punto en las tres tarjetas de los jueces.

Los que si estarán presentes en la velada serán los jugadores de los Warriors, que se encuentran en Las Vegas desde el jueves por la noche, donde llegaron como invitados especiales de la compañía MGM Resort, tras participar en el desfile de homenaje por las calles de Oakland después de haber ganado el segundo título de la NBA en tres años.

Jugadores como Kevin Durant tienen a Roc Nation como la compañía que los representa, al igual que a Ward, y el Jugador Mas Valioso (MVP) de las Finales ha visitado al púgil invicto durante su preparación en Oakland.

"Estos muchachos me han dado su apoyo y cariño todo el tiempo y es algo maravilloso que puedan estar aquí para presenciar una pelea que no van a olvidar como yo tampoco el gran triunfo que ellos lograron el pasado lunes", destacó Ward. "Estoy seguro que será una gran noche para todos".EFE

Boxeo

Andre Ward vs Sergey Kovalev
Andre Ward vs Sergey Kovalev
Boxeo

Revancha de Ward y Kovalev tendrá a Warriors de invitados

Sábado 17| 9:20 am

La revancha entre el campeón estadounidense Andre Ward y el ruso Sergey Kovalev, con tres títulos del peso semipesado en juego, no ha generado el interés que se esperaba dentro del mundo del boxeo, aunque si tendrá unos invitados especiales como son los jugadores de los Warriors de Golden State.

A pesar que el combate tiene todos los elementos necesarios que lo encuadran en los que den espectáculo y calidad boxística, no ha generado la repercusión que se esperaba y más desde que se confirmó de manera oficial el duelo "esperpento" que van a protagonizar el próximo 26 de agosto el estadounidense Floyd Mayweather Jr. contra el irlandés Conor McGregor, peleador de artes marciales mixtas.

Pero al margen el interés entre los aficionados, los protagonistas están listos para dar un gran pelea con Ward, un nativo de Oakland, que no está dispuesto a disculparse por ganar una apretada decisión que Kovalev insiste debió ser a su favor la última vez que ambos se enfrentaron en noviembre pasado.

Lo que si tiene muy claro Ward, de 33 años, es que está ansioso por demostrar sobre el cuadrilátero que es un digno campeón con los títulos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la Asociación Mundial (AMB) y la Federación Internacional (FIB).

"Ansío mandar un mensaje con esta pelea, y despejar cualquier duda que persista", declaró Ward, que tiene marca invicta de 31-0, con 15 triunfos por nocáuts. "Algunos creen que perdí la pelea, pero deben ver el otro lado de la moneda. Hay muchos que están convencidos de que gané".

Ward es uno de ellos, y el hecho de que se recuperó después de ser derribado en el segundo asalto para quedarse con la decisión, le da más confianza antes de la revancha.

Kovalev, de 34 años, perdió ímpetu en el primer enfrentamiento, y Ward planea hacer todo lo posible para asegurarse de que eso vuelva a pasar, porque considera que la estrategia que desarrolló durante la primera pelea, disputada en el T-Mobile Arena, resultó.

"Cuando no te puede conectar se pierde", explicó War, que se llevará una bolsa de 6,5 millones de dólares. "Es algo recurrente en sus combates. Está tan acostumbrado a que las personas intenten eludir su poder que le da oportunidad de tomar algunos descansos. No está acostumbrado a que alguien más imponga el ritmo".

La revancha es tan intrigante como el primer enfrentamiento, en donde la pregunta era si el laureado poder de Kovalev acapararía los reflectores ante un púgil que rara vez entusiasma a los fanáticos pero siempre sale del ring con la mano en alto.

Ward, campeón olímpico en 2004, no ha perdido desde que tenía 12 años, aunque Kovalev está convencido de que debería haber una derrota en su palmarés.

"Sé que recuperaré mis cinturones de campeón", declaró Kovalev, que tiene marca de 30-1-1, incluidos 26 nocáuts. "En la primera pelea estaba vacío. Para él fue como pelear contra el costal".

Para añadirle condimentos al combate, ambos peleadores no tienen ninguna empatía por el otro y no temen ocultarlo.

Además, está el tema secundario del duelo entre un ruso y un estadounidense, aunque Kovalev pasa gran parte de su tiempo en Los Ángeles.

Desafortunadamente para ambos, el mundo ajeno al boxeo no parece muy interesado por lo que puedan hacer ambos sobre el cuadrilátero.

El combate en el Mandalay Bay se llevará a cabo en una arena de menor capacidad a la que albergó el primer combate, y no se esperan muchas ventas de pago por evento, algo que perjudica sobre todo a Kovalev que ganará el 75 por ciento de lo que se recaude por la venta de la pelea, ya que no tiene en el contrato oficial no tiene asignada ningún dinero.

De ahí que el campo de Kovalev haya criticado al de Ward, que al tener asegurada la bolsa, un millón y medio superior a los cinco que cobró en el primer combate, no ha hecho demasiado esfuerzo en promocionarla.

Además, cualquier esfuerzo por generar interés esta semana se fue por la borda cuando Mayweather Jr. y McGregor anunciaron su pelea.

"Los que van a comprar nuestra pelea lo harán sin importar lo demás", subrayó Ward, que negó que no haya trabajado en la promoción del combate.

Cualquiera que haya visto el primer enfrentamiento tendría que estar intrigado con la revancha.

Kovalev parecía encaminado a la victoria antes de que Ward tomara control del combate a la mitad del pleito y se quedara con el triunfo por un punto en las tres tarjetas de los jueces.

Los que si estarán presentes en la velada serán los jugadores de los Warriors, que se encuentran en Las Vegas desde el jueves por la noche, donde llegaron como invitados especiales de la compañía MGM Resort, tras participar en el desfile de homenaje por las calles de Oakland después de haber ganado el segundo título de la NBA en tres años.

Jugadores como Kevin Durant tienen a Roc Nation como la compañía que los representa, al igual que a Ward, y el Jugador Mas Valioso (MVP) de las Finales ha visitado al púgil invicto durante su preparación en Oakland.

"Estos muchachos me han dado su apoyo y cariño todo el tiempo y es algo maravilloso que puedan estar aquí para presenciar una pelea que no van a olvidar como yo tampoco el gran triunfo que ellos lograron el pasado lunes", destacó Ward. "Estoy seguro que será una gran noche para todos".EFE

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR