Portada del dirario Meridiano
Domingo 19 de Noviembre de 2017

Motores

Cecotto bromeó junto a Ludwing / Prototipos
Cecotto bromeó junto a Ludwing / Prototipos
Motores

Johnny Cecotto revivió épica batalla en Nurburgring

Martes 12| 6:25 pm


El legendario piloto venezolano Johnny Cecotto y el alemán Klaus Ludwig, evocaron el fantástico duelo que protagonizaron hace un cuarto de siglo en el circuito germano de Nurburgring, doble manga del campeonato DTM desarrollada en el temido escenario de 25 kilómetros de longitud, conocido como “El Infierno Verde”.

25 años después de aquella histórica presentación, la serie Deutsche Tourenwagen Masters - conocida por sus iniciales como DTM - volvió a reunir a los dos protagonistas y en una espectacular producción audiovisual y gráfica, ambas leyendas del automovilismo compartieron sus memorias y tuvieron tiempo de conducir y exigir sus vehículos, perfectamente preparados para la ocasión.

El jueves 18 de junio de 1992, frente a más de 110 mil espectadores, Johnny Cecotto, a los mandos de un BMW M3, se enfrentó a Klaus Ludwig, en un Mercedes  190E, registrándose un apasionante duelo en cada una de las dos baterías de poco más de 35 minutos cada una, tercera plaza que ocupó el finlandés Keke Rosberg en otro Mercedes, firma que de no ser por la soberbia actuación del venezolano y su BMW, habría ocupado las cinco primeras posiciones en las dos carreras.

“En realidad no recuerdo los detalles de esas carreras después de tantos años - aseguró Johnny Cecotto -, pero realmente fueron unas batallas fantásticas y muy cerradas. Yo siempre salía a la pista a ganar. En aquella oportunidad yo era más rápido en las curvas, pero él (Ludwig) y su Mercedes eran insuperables en las rectas. La llegada fue extremadamente cerrada, me faltó muy poquito para adelantarlo, aunque en realidad no tenía ninguna oportunidad de detenerlo”.

La primera carrera de la doble ronda de Nurburgring de 1992, presentó a Johnny Cecotto en la pole position en el BMW M3 Sport Evolution del equipo FINA Racing, al emplear 8 minutos, 44 segundos y 33 centésimas para cubrir las más de 190 curvas del anillo norte, pero en carrera, el poderoso Mercedes 190E 2.5 16 Evo2 del equipo de fábrica AMG de Klaus Ludwig logró aventajarlo por apenas 18 centésimas, mientras en la segunda manga, la diferencia entre los dos colosos fue de 37 centésimas. El récord de vuelta en la segunda batería fue para el caraqueño.    

Cecotto y Ludwig fueron dos de las figuras estelares de la prestigiosa serie teutona que tenía entre otras figuras al campeón mundial 1982 de Fórmula 1, Keke Rosberg, además de otra media decena de volantes que compitieron en la máxima categoría del automovilismo deportivo. La corona se la llevaría precisamente Klaus Ludwig, en tanto Johnny Cecotto concluiría en la cuarta plaza, siendo además el mejor de los integrantes de la casa bávara BMW detrás de los inaccesibles Mercedes que ocuparon 5 de las primeras 6 posiciones.

En 1990, Johnny Cecotto acarició el título alemán de la serie DTM, al llegar como líder destacado a la última ronda del calendario pautada en Hockenheim, pero en la salida de la primera batería, un joven debutante local de nombre Michael Schumacher, a los mandos de un Mercedes, embestiría en una irresponsable maniobra el BMW del ex motociclista, retiro que terminaría costándole la corona al venezolano en favor del teutón Hans Stuck, perteneciente a la marca Audi.

Fuente: Prototipos.

Motores

Cecotto bromeó junto a Ludwing / Prototipos
Cecotto bromeó junto a Ludwing / Prototipos
Motores

Johnny Cecotto revivió épica batalla en Nurburgring

Martes 12| 6:25 pm

El legendario piloto venezolano Johnny Cecotto y el alemán Klaus Ludwig, evocaron el fantástico duelo que protagonizaron hace un cuarto de siglo en el circuito germano de Nurburgring, doble manga del campeonato DTM desarrollada en el temido escenario de 25 kilómetros de longitud, conocido como “El Infierno Verde”.

25 años después de aquella histórica presentación, la serie Deutsche Tourenwagen Masters - conocida por sus iniciales como DTM - volvió a reunir a los dos protagonistas y en una espectacular producción audiovisual y gráfica, ambas leyendas del automovilismo compartieron sus memorias y tuvieron tiempo de conducir y exigir sus vehículos, perfectamente preparados para la ocasión.

El jueves 18 de junio de 1992, frente a más de 110 mil espectadores, Johnny Cecotto, a los mandos de un BMW M3, se enfrentó a Klaus Ludwig, en un Mercedes  190E, registrándose un apasionante duelo en cada una de las dos baterías de poco más de 35 minutos cada una, tercera plaza que ocupó el finlandés Keke Rosberg en otro Mercedes, firma que de no ser por la soberbia actuación del venezolano y su BMW, habría ocupado las cinco primeras posiciones en las dos carreras.

“En realidad no recuerdo los detalles de esas carreras después de tantos años - aseguró Johnny Cecotto -, pero realmente fueron unas batallas fantásticas y muy cerradas. Yo siempre salía a la pista a ganar. En aquella oportunidad yo era más rápido en las curvas, pero él (Ludwig) y su Mercedes eran insuperables en las rectas. La llegada fue extremadamente cerrada, me faltó muy poquito para adelantarlo, aunque en realidad no tenía ninguna oportunidad de detenerlo”.

La primera carrera de la doble ronda de Nurburgring de 1992, presentó a Johnny Cecotto en la pole position en el BMW M3 Sport Evolution del equipo FINA Racing, al emplear 8 minutos, 44 segundos y 33 centésimas para cubrir las más de 190 curvas del anillo norte, pero en carrera, el poderoso Mercedes 190E 2.5 16 Evo2 del equipo de fábrica AMG de Klaus Ludwig logró aventajarlo por apenas 18 centésimas, mientras en la segunda manga, la diferencia entre los dos colosos fue de 37 centésimas. El récord de vuelta en la segunda batería fue para el caraqueño.    

Cecotto y Ludwig fueron dos de las figuras estelares de la prestigiosa serie teutona que tenía entre otras figuras al campeón mundial 1982 de Fórmula 1, Keke Rosberg, además de otra media decena de volantes que compitieron en la máxima categoría del automovilismo deportivo. La corona se la llevaría precisamente Klaus Ludwig, en tanto Johnny Cecotto concluiría en la cuarta plaza, siendo además el mejor de los integrantes de la casa bávara BMW detrás de los inaccesibles Mercedes que ocuparon 5 de las primeras 6 posiciones.

En 1990, Johnny Cecotto acarició el título alemán de la serie DTM, al llegar como líder destacado a la última ronda del calendario pautada en Hockenheim, pero en la salida de la primera batería, un joven debutante local de nombre Michael Schumacher, a los mandos de un Mercedes, embestiría en una irresponsable maniobra el BMW del ex motociclista, retiro que terminaría costándole la corona al venezolano en favor del teutón Hans Stuck, perteneciente a la marca Audi.

Fuente: Prototipos.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR