Portada del dirario Meridiano
Lunes 10 de Diciembre de 2018

Moto GP

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Moto GP

Márquez contento por la victoria y por los japoneses de su equipo

Domingo 7| 10:23 am


El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), vencedor del Gran Premio de Tailandia de MotoGP dijo estar contento de la victoria, aunque le gustó más la de Aragón, pero dijo que "ésta ha sido doble, porque los japoneses del equipo estaban motivados por tener bola de partido en su casa, no te lo decían pero lo sentías dentro del taller".

"Y luego, nos hemos quitado la espina de ganar a la Ducati en la última vuelta, que estábamos erre que erre intentándolo y nunca lo conseguíamos", afirmó sincero.

Pero, en realidad, Marc Márquez explicó que en la carrera "tenía otro plan", pues explicó que "no quería llegar a la última curva".

"Durante todo el fin de semana me he encontrado bien las últimas diez vueltas con el neumático usado y pensaba que me encontraría mejor, pero en carrera me costaba, he sobre calentado el neumático delantero y no lo he recuperado en toda la carrera, y es ahí donde perdía confianza y no podía pilotar como quería", lamentó el piloto de Repsol Honda.

"Quería atacar cuando quedasen ocho vueltas y no ha sido posible, por eso lo he intentado cuando quedaban cinco, pero Dovizioso era muy listo y a la que podía me volvía a pasar. Y así hasta el final", continuó el líder del mundial.

Al referirse a su adelantamiento en la curva cinco reconoció Marc Márquez que "era la curva secreta en la que tenía planeado adelantar, y tenía muy claro que no lo enseñaría hasta la última vuelta".

"He adelantado en carrera en otros puntos, pero ese comodín no iba a gastarlo hasta la última vuelta ya que intentaba adelantar en otros puntos aunque cogiera más riesgo, y es ahí donde he sorprendido a Dovizioso", continuó el piloto de Repsol.

"Lo he pasado allí porque el objetivo era llegar a la última curva delante; en otra vuelta ya me había adelantado ahí pero esta vez he notado que no estaba muy cerca la moto, no la escuchaba y he frenado muy tarde y he cerrado, pero cuando le he visto que ha entrado, esperaba que se fuera un pelín largo, y justo he podido parar en el último momento, recortar y hacer un 'Dovi style'", recalcó Márquez.

Sin embargo, Marc Márquez explicó que tuvo problemas durante el fin de semana pues "por alguna razón no hemos terminado de encontrar la electrónica adecuada y perdíamos en aceleración más que en ningún otro circuito; espero que sea puntual porque en Motegi si no tienes aceleración estás perdido frente a las Ducati".

Y ya al referirse a las posibilidades de título, Márquez afirmó que le daba igual "Japón, Australia, Malasia o Valencia, pero cuanto antes mejor".

"La primera pelota de partido en Japón sería bonita porque es delante de los 'capos', pero la fiesta de Australia es mejor. Seguimos con la misma mentalidad", aseguró sonriendo el líder del equipo Repsol Honda. // EFE

Moto GP

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Moto GP

Márquez contento por la victoria y por los japoneses de su equipo

Domingo 7| 10:23 am

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), vencedor del Gran Premio de Tailandia de MotoGP dijo estar contento de la victoria, aunque le gustó más la de Aragón, pero dijo que "ésta ha sido doble, porque los japoneses del equipo estaban motivados por tener bola de partido en su casa, no te lo decían pero lo sentías dentro del taller".

"Y luego, nos hemos quitado la espina de ganar a la Ducati en la última vuelta, que estábamos erre que erre intentándolo y nunca lo conseguíamos", afirmó sincero.

Pero, en realidad, Marc Márquez explicó que en la carrera "tenía otro plan", pues explicó que "no quería llegar a la última curva".

"Durante todo el fin de semana me he encontrado bien las últimas diez vueltas con el neumático usado y pensaba que me encontraría mejor, pero en carrera me costaba, he sobre calentado el neumático delantero y no lo he recuperado en toda la carrera, y es ahí donde perdía confianza y no podía pilotar como quería", lamentó el piloto de Repsol Honda.

"Quería atacar cuando quedasen ocho vueltas y no ha sido posible, por eso lo he intentado cuando quedaban cinco, pero Dovizioso era muy listo y a la que podía me volvía a pasar. Y así hasta el final", continuó el líder del mundial.

Al referirse a su adelantamiento en la curva cinco reconoció Marc Márquez que "era la curva secreta en la que tenía planeado adelantar, y tenía muy claro que no lo enseñaría hasta la última vuelta".

"He adelantado en carrera en otros puntos, pero ese comodín no iba a gastarlo hasta la última vuelta ya que intentaba adelantar en otros puntos aunque cogiera más riesgo, y es ahí donde he sorprendido a Dovizioso", continuó el piloto de Repsol.

"Lo he pasado allí porque el objetivo era llegar a la última curva delante; en otra vuelta ya me había adelantado ahí pero esta vez he notado que no estaba muy cerca la moto, no la escuchaba y he frenado muy tarde y he cerrado, pero cuando le he visto que ha entrado, esperaba que se fuera un pelín largo, y justo he podido parar en el último momento, recortar y hacer un 'Dovi style'", recalcó Márquez.

Sin embargo, Marc Márquez explicó que tuvo problemas durante el fin de semana pues "por alguna razón no hemos terminado de encontrar la electrónica adecuada y perdíamos en aceleración más que en ningún otro circuito; espero que sea puntual porque en Motegi si no tienes aceleración estás perdido frente a las Ducati".

Y ya al referirse a las posibilidades de título, Márquez afirmó que le daba igual "Japón, Australia, Malasia o Valencia, pero cuanto antes mejor".

"La primera pelota de partido en Japón sería bonita porque es delante de los 'capos', pero la fiesta de Australia es mejor. Seguimos con la misma mentalidad", aseguró sonriendo el líder del equipo Repsol Honda. // EFE

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR