La F1 confía en que Barcelona sea sede del GP de España mucho tiempo | Motores | Meridiano.com.ve
Portada del dirario Meridiano
Miércoles 15 de Agosto de 2018

Fórmula 1

Quieren que haya mucha F1 en Barcelona/ Foto Cortesía
Quieren que haya mucha F1 en Barcelona/ Foto Cortesía
Fórmula 1

La F1 confía en que Barcelona sea sede del GP de España mucho tiempo

Miércoles 2| 3:54 pm


El máximo mandatario de la Fórmula Uno, Chase Carey, confía en cerrar un acuerdo a "largo plazo" para que el Circuito de Barcelona-Cataluña continúe siendo la sede del Gran Premio de España más allá del año 2019, cuando expira el contrato actual.

En la presentación de la vigésimo octava edición del Gran Premio de España, que tendrá lugar entre el 11 y el 13 de mayo en el circuito de Montmeló, el mandamás de la F1 se mostró dispuesto a cerrar un acuerdo que asegure la continuidad del trazado catalán en el calendario.

"Queremos que la carrera sea una fiesta y que lugares como Barcelona capturen la imaginación de las personas. España, Cataluña y Barcelona son importantes para este deporte. Queremos estar en Barcelona a largo plazo", apuntó.

En la misma línea trabajan los responsables del circuito situado en Montmeló (Barcelona), que esperan que en los próximos meses empiecen las conversaciones formales para detallar un posible convenio con Liberty Media, empresa propietaria de la Fórmula Uno, más allá del 2019.

"Organizamos una de las mejores carreras de la temporada, en una ciudad y un país que lleva la gasolina en las venas. Yo creo que son conscientes de ello y lo que haremos será trabajar en los próximos meses para cerrar un acuerdo a largo plazo, siempre y cuando ellos sigan entendiendo Barcelona como uno de los circuitos necesarios para el campeonato", destacó Joan Fontseré, director del circuito.

Preguntado por si la situación política en Cataluña puede afectar las negociaciones, Fontseré se mostró confiado en que próximamente se llegue a un acuerdo de gobierno en la Generalitat de Cataluña que ayude a "tener el Gran Premio durante muchos años".

"Es evidente que todos querríamos tener aquí a todo el gobierno vinculado y con la voluntad de tener el Gran Premio durante muchos años, pero eso no es así y esperamos que sea así dentro de poco. Lo que nos toca es trabajar a partir del próximo fin de semana y tener un acuerdo a largo plazo", insistió.

Más allá de la continuidad de la carrera, los organizadores están también centrados en que la venta de entradas para la presente edición se anime en los próximos días.

"Estamos un poco por debajo de las cifras de la temporada pasada, en parte, porque no es hasta los últimos días que se anima un poco más el ritmo de entradas. Se ha hecho una campaña muy potente de captación de jóvenes y esperamos que se acabe de animar", apuntó Fontseré.

En este sentido, el presidente del Circuito de Barcelona-Cataluña, Vicenç Aguilera, señaló que está todo preparado para que el trazado catalán acoja el circo de la F1 por 28ª ocasión: "Está todo listo, esta vez con el estreno oficial del nuevo asfalto, que es un aliciente más para esta carrera", celebró Aguilera.

En la puesta de largo del Gran Premio se presentaron las principales novedades de una cita que ya trasciende de la propia carrera para convertirse en un evento deportivo con múltiples atractivos para los asistentes, ya que se incluyen eventos musicales y gastronómicos entre una gran oferta de actividades relacionadas con el mundo del motor.

"Hemos trabajado con Liberty Media para que el aficionado sea el foco de la carrera. Tenemos previsto tener a más de 1.000 personas animando a los aficionados", desveló Aguilera, quien prometió una ceremonia de inauguración "mucho más divertida".

La quinta carrera del mundial, que se celebrará el domingo 13 de mayo, ya calienta motores a la espera de que, en el asfalto, se repita la lucha entre Mercedes, Ferrari y Red Bull, las tres escuderías que han marcado el ritmo en las cuatro primeras citas de uno de los mundiales más igualados de los últimos años./ EFE

Fórmula 1

Quieren que haya mucha F1 en Barcelona/ Foto Cortesía
Quieren que haya mucha F1 en Barcelona/ Foto Cortesía
Fórmula 1

La F1 confía en que Barcelona sea sede del GP de España mucho tiempo

Miércoles 2| 3:54 pm

El máximo mandatario de la Fórmula Uno, Chase Carey, confía en cerrar un acuerdo a "largo plazo" para que el Circuito de Barcelona-Cataluña continúe siendo la sede del Gran Premio de España más allá del año 2019, cuando expira el contrato actual.

En la presentación de la vigésimo octava edición del Gran Premio de España, que tendrá lugar entre el 11 y el 13 de mayo en el circuito de Montmeló, el mandamás de la F1 se mostró dispuesto a cerrar un acuerdo que asegure la continuidad del trazado catalán en el calendario.

"Queremos que la carrera sea una fiesta y que lugares como Barcelona capturen la imaginación de las personas. España, Cataluña y Barcelona son importantes para este deporte. Queremos estar en Barcelona a largo plazo", apuntó.

En la misma línea trabajan los responsables del circuito situado en Montmeló (Barcelona), que esperan que en los próximos meses empiecen las conversaciones formales para detallar un posible convenio con Liberty Media, empresa propietaria de la Fórmula Uno, más allá del 2019.

"Organizamos una de las mejores carreras de la temporada, en una ciudad y un país que lleva la gasolina en las venas. Yo creo que son conscientes de ello y lo que haremos será trabajar en los próximos meses para cerrar un acuerdo a largo plazo, siempre y cuando ellos sigan entendiendo Barcelona como uno de los circuitos necesarios para el campeonato", destacó Joan Fontseré, director del circuito.

Preguntado por si la situación política en Cataluña puede afectar las negociaciones, Fontseré se mostró confiado en que próximamente se llegue a un acuerdo de gobierno en la Generalitat de Cataluña que ayude a "tener el Gran Premio durante muchos años".

"Es evidente que todos querríamos tener aquí a todo el gobierno vinculado y con la voluntad de tener el Gran Premio durante muchos años, pero eso no es así y esperamos que sea así dentro de poco. Lo que nos toca es trabajar a partir del próximo fin de semana y tener un acuerdo a largo plazo", insistió.

Más allá de la continuidad de la carrera, los organizadores están también centrados en que la venta de entradas para la presente edición se anime en los próximos días.

"Estamos un poco por debajo de las cifras de la temporada pasada, en parte, porque no es hasta los últimos días que se anima un poco más el ritmo de entradas. Se ha hecho una campaña muy potente de captación de jóvenes y esperamos que se acabe de animar", apuntó Fontseré.

En este sentido, el presidente del Circuito de Barcelona-Cataluña, Vicenç Aguilera, señaló que está todo preparado para que el trazado catalán acoja el circo de la F1 por 28ª ocasión: "Está todo listo, esta vez con el estreno oficial del nuevo asfalto, que es un aliciente más para esta carrera", celebró Aguilera.

En la puesta de largo del Gran Premio se presentaron las principales novedades de una cita que ya trasciende de la propia carrera para convertirse en un evento deportivo con múltiples atractivos para los asistentes, ya que se incluyen eventos musicales y gastronómicos entre una gran oferta de actividades relacionadas con el mundo del motor.

"Hemos trabajado con Liberty Media para que el aficionado sea el foco de la carrera. Tenemos previsto tener a más de 1.000 personas animando a los aficionados", desveló Aguilera, quien prometió una ceremonia de inauguración "mucho más divertida".

La quinta carrera del mundial, que se celebrará el domingo 13 de mayo, ya calienta motores a la espera de que, en el asfalto, se repita la lucha entre Mercedes, Ferrari y Red Bull, las tres escuderías que han marcado el ritmo en las cuatro primeras citas de uno de los mundiales más igualados de los últimos años./ EFE

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR