Inicio

Beisbol
Beisbol

Fútbol
Fútbol

Baloncesto
Baloncesto

Motores
Motores

Más deportes
Más deportes

Otros
Otros

Reapareció y por segunda vez ganó el Clásico Burlesco | Archivo BDA

Hipismo

Jorge Zeta retomó el control

Lunes 11 | 8:17 am

Carlos Vierma Saavedra | cvierma@bloquedearmas.com 

El caballo Jorge Zeta despejó las dudas entorno a su regreso a La Rinconada. Después de desarrollar una campaña exitosa en el hipódromo Presidente Remón de Panamá, el castaño de seis años evidenció el control en los tiros de aliento en la arena caraqueña.

Jorge Zeta marcó su reaparición al ausentarse por más de 650 días del óvalo de Coche y de manera triunfal dejó claro que contarán con él para el 2018.

El clásico Burlesco en 1.800 metros fue elegido por sus allegados para la desafiante y siempre dura vuelta. El pistero se comportó cómo en las pasada batallas que libró en la cancha capitalina: dominante.

Una vez ordenada la partida, a pesar que saltó a la punta, Jorge Zeta se ubicó detrás de los veloces. Al giro del segundo codo y dispuestos a la pugna en la recta de las caballerizas Jorge Zeta desde el cuarto puesto se acercó con fuerzas a los líderes.

La lejana recta de las estrategias la comandó Rayo Negro, presionado por My Trainning Mate y Jorge Zeta venía tercero cazando. Los parciales de 25”2 y 49”1 los registró Rayo Negro, pero a penas pisaron terreros de los 600 finales My Trainning Mate intentó la escapada y Jorge Zeta controló el ataque y pasó de viaje a la pelea por el primer puesto. Desde el fondo Le Capannelle inicio tremendo avance que animó a sus seguidores.

My Trainning Mate no concedió ventajas y se fajó hasta los 100 finales donde Jorge Zeta, arreado con insistencia y armoniosamente por Iván Pimentel, resolvió la carrera a su favor. Le Capannelle gracias al remate, pudo alcanzar el segundo y dejó a My Trainning Mate tercero. Cuarto El Catire y cerró Rayo Negro.

Por segundo año Jorge Zeta tejió el triunfo en el Burlesco, uniéndose a Bandoneón y a Catira Clásica, que lo conquistó cuando la prueba fue para yeguas en 1.200 metros.

El resto de tiempos que registraron fueron de: 73” en 1.200 metros, la milla en 98”2 y el finalizó en 111”3.

La conducción de Iván Pimentel fue impecable. El entrenamiento de Héctor Reyes permitió alcanzar el lauro planificado. El pistero defensor del Stud Tato Zeta arribó a la decena de victorias en 15 presentaciones. Es un hijo de League Of Nations en Risotto, criado en el haras Los Caracaros.