Portada del dirario Meridiano
Martes 16 de Octubre de 2018

Liga Italiana

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Liga Italiana

El hijo de Bonucci, "tifoso" del Torino, ya mete goles para su equipo amado

Martes 25| 11:53 am


El primer hijo del defensa de la Juventus Turín, Leonardo Bonucci, Lorenzo Bonucci, de seis años, coronó recientemente su sueño de marcar un gol para el equipo del que es "tifoso", que curiosamente es el Torino, rival histórico del club de su padre.

Lorenzo Bonucci, de seis años, empezó este mes sus primeros entrenamientos en el Piccoli Amici del Torino, equipo que pertenece a las divisiones inferiores del "Toro", y tuvo en la sesión del lunes la satisfacción de celebrar su primer gol con la camiseta "granata".

Todo ello se produjo ante la atenta mirada de su padre, Leonardo, uno de los líderes de la zaga del Juventus Turín, que siempre tomó con respeto la pasión de Lorenzo y que le acompañó al entrenamiento del lunes, según se aprecia en unas fotos difundidas este martes por los medios locales.

Fue un día inolvidable para el pequeño Lorenzo y, de paso, para Leonardo Bonucci, quien, pese a representar al eterno enemigo del Torino, lleva años fomentando la fe futbolística de su hijo, sin renunciar a un poco de ironía.

De hecho el internacional italiano, que regresó este año a la Juventus tras una temporada en el Milan, y que conquistó seis títulos ligueros con el club "bianconero", suele bromear en sus redes sociales sobre el "derbi" que se vive a diario en su casa.

En este sentido, destaca una foto publicada en Instagram por Bonucci en mayo de 2017, en la que sale Lorenzo con la camiseta número 9 del Torino, como su ídolo Andrea Belotti, y su hermano Matteo con la elástica número 19 del Juventus.

Un "derbi interminable", como lo definió Bonucci en sus redes sociales, que regaló otra anécdota divertida al final de la temporada 2016-2017 de la Serie A.

El defensa llevó a su hijo a la fiesta "Scudetto" (título liguero) de la Juventus, sobre el terreno de juego, y Lorenzo se mostró visiblemente molesto por "tener" que enfundarse la camiseta del conjunto "bianconero".

Pocos días después, Bonucci organizó una cena con Belotti, líder ofensivo del Torino, y Lorenzo tuvo la posibilidad de fotografiarse con su ídolo: "Esta noche sí que lo pasé bien, no como el día de la fiesta 'scudetto'", bromeó su padre en Instagram, resumiendo el pensamiento de Lorenzo.

La pasión del pequeño Bonucci para el Torino nació en el colegio y tiene como principal "responsable" a su mejor amigo, quien le convenció a hacerse "tifoso granata" y a restar importancia al club más ganador de Italia.

Se trata de una decisión particular, sobre todo en los últimos años, en los que el Juventus hizo historia al conquistar siete títulos ligueros y cuatro Copas Italia consecutivas, algo que nunca había ocurrido en la historia del fútbol italiano.

También el Torino es un equipo glorioso del "Calcio", que en su historia fue capaz de conquistar siete títulos ligueros y cinco Copas Italia. Hasta la tragedia de Superga (4 de mayo de 1949), cuando el avión que transportaba a la plantilla torinista de vuelta de un amistoso en Lisboa, falleciendo los 31 viajeros (18 jugadores), ese equipo, denominado el Grande Torino, era el santo y seña del fútbol italiano (diez de los once titulares de la selección eran granatas), y casi del europeo.

Su último trofeo se remonta a 1993, y las ambiciones actuales son incomparables con respecto a las del rival Juventus.

Sin embargo, lo que sigue intacto en el mundo del Torino es el amor visceral de su hinchada, cuyo principal orgullo es contar con el club que más representa a la ciudad de Turín, con respecto a un Juventus que tiene una dimensión nacional.

A sus seis años, Lorenzo Bonucci ya tiene las ideas claras y va cumpliendo sueños; entró en el club de su corazón y empezó a meter goles, siguiendo las pasos de su ídolo Belotti. // EFE

Liga Italiana

Foto: Referencial
Foto: Referencial
Liga Italiana

El hijo de Bonucci, "tifoso" del Torino, ya mete goles para su equipo amado

Martes 25| 11:53 am

El primer hijo del defensa de la Juventus Turín, Leonardo Bonucci, Lorenzo Bonucci, de seis años, coronó recientemente su sueño de marcar un gol para el equipo del que es "tifoso", que curiosamente es el Torino, rival histórico del club de su padre.

Lorenzo Bonucci, de seis años, empezó este mes sus primeros entrenamientos en el Piccoli Amici del Torino, equipo que pertenece a las divisiones inferiores del "Toro", y tuvo en la sesión del lunes la satisfacción de celebrar su primer gol con la camiseta "granata".

Todo ello se produjo ante la atenta mirada de su padre, Leonardo, uno de los líderes de la zaga del Juventus Turín, que siempre tomó con respeto la pasión de Lorenzo y que le acompañó al entrenamiento del lunes, según se aprecia en unas fotos difundidas este martes por los medios locales.

Fue un día inolvidable para el pequeño Lorenzo y, de paso, para Leonardo Bonucci, quien, pese a representar al eterno enemigo del Torino, lleva años fomentando la fe futbolística de su hijo, sin renunciar a un poco de ironía.

De hecho el internacional italiano, que regresó este año a la Juventus tras una temporada en el Milan, y que conquistó seis títulos ligueros con el club "bianconero", suele bromear en sus redes sociales sobre el "derbi" que se vive a diario en su casa.

En este sentido, destaca una foto publicada en Instagram por Bonucci en mayo de 2017, en la que sale Lorenzo con la camiseta número 9 del Torino, como su ídolo Andrea Belotti, y su hermano Matteo con la elástica número 19 del Juventus.

Un "derbi interminable", como lo definió Bonucci en sus redes sociales, que regaló otra anécdota divertida al final de la temporada 2016-2017 de la Serie A.

El defensa llevó a su hijo a la fiesta "Scudetto" (título liguero) de la Juventus, sobre el terreno de juego, y Lorenzo se mostró visiblemente molesto por "tener" que enfundarse la camiseta del conjunto "bianconero".

Pocos días después, Bonucci organizó una cena con Belotti, líder ofensivo del Torino, y Lorenzo tuvo la posibilidad de fotografiarse con su ídolo: "Esta noche sí que lo pasé bien, no como el día de la fiesta 'scudetto'", bromeó su padre en Instagram, resumiendo el pensamiento de Lorenzo.

La pasión del pequeño Bonucci para el Torino nació en el colegio y tiene como principal "responsable" a su mejor amigo, quien le convenció a hacerse "tifoso granata" y a restar importancia al club más ganador de Italia.

Se trata de una decisión particular, sobre todo en los últimos años, en los que el Juventus hizo historia al conquistar siete títulos ligueros y cuatro Copas Italia consecutivas, algo que nunca había ocurrido en la historia del fútbol italiano.

También el Torino es un equipo glorioso del "Calcio", que en su historia fue capaz de conquistar siete títulos ligueros y cinco Copas Italia. Hasta la tragedia de Superga (4 de mayo de 1949), cuando el avión que transportaba a la plantilla torinista de vuelta de un amistoso en Lisboa, falleciendo los 31 viajeros (18 jugadores), ese equipo, denominado el Grande Torino, era el santo y seña del fútbol italiano (diez de los once titulares de la selección eran granatas), y casi del europeo.

Su último trofeo se remonta a 1993, y las ambiciones actuales son incomparables con respecto a las del rival Juventus.

Sin embargo, lo que sigue intacto en el mundo del Torino es el amor visceral de su hinchada, cuyo principal orgullo es contar con el club que más representa a la ciudad de Turín, con respecto a un Juventus que tiene una dimensión nacional.

A sus seis años, Lorenzo Bonucci ya tiene las ideas claras y va cumpliendo sueños; entró en el club de su corazón y empezó a meter goles, siguiendo las pasos de su ídolo Belotti. // EFE

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR