Portada del dirario Meridiano
Jueves 20 de Junio de 2019

Liga de Campeones

Ambos buscarán la gloria / Foto: Cortesía
Ambos buscarán la gloria / Foto: Cortesía
Liga de Campeones

La Champions pide a un nuevo monarca

Sábado 1| 12:10 pm


Wilson Flórez ||@Florezwilson1 || John Requena ||@johnrzb

La hegemonía española en la Champions ha llegado a su fin. El Real Madrid sucumbió en octavos. Hoy un nuevo monarca europeo saldrá de dos conjuntos ingleses que con sus armas, muy particulares, supieron superar a todos sus rivales que se cruzaron en sus caminos. Pero esta tarde solo uno de ellos logrará consagrarse en el Wanda Metropolitano.

No cometer los mismos errores, esa parece ser la premisa del Liverpool para esta final. La campaña pasada el Madrid capitalizó un par de errores del arquero, Loris Karius, que le permitieron conseguir su tercera Champions consecutiva. No obstante, en esta ocasión la portería parece estar segura. Alisson Becker ha sido uno de los puntos fuertes de los reds esta temporada. El arquero brasileño fue el menos goleado de la Premier y en toda la campaña recibió 34 goles en 50 compromisos.

En la zaga central, Virgil van Dijk ha tenido una excelente temporada con su club y terminó por consagrarse como uno de los mejores defensores en la actualidad. Además, el Liverpool cuenta con mucha velocidad y despliegue de sus laterales, Alexander-Arnold y Andrew Robertson han sido de gran utilidad con su apoyo constante en la ofensiva red.

La mitad de la cancha de los de Andield, a lo largo de la temporada ha tenido una difícil tarea para mantener en pie la estabilidad del equipo. El medio campo del Liverpool supo encontrar una combinación que le otorgó velocidad, visión y recuperación con jugadores como Wijnaldum, Henderson, Fabinho y el recién llegado Naby Keïta, que supo acoplarse al plantel.

No obstante, la punta de lanza de este conjunto parece ser letal. El Liverpool tiene un tridente en la delantera que reafirmó el buen trabajo de la temporada pasada. Los tres jugadores llegan a esta final luego de anotar 68 goles en la temporada; Sadio Mané culminó la campaña con 14 goles en los últimos 16 encuentros; Mohamed Salah llega a esta final con cuatro goles en el torneo y Roberto Firmino estará en máximas condiciones para salir al terreno de juego.

Del otro lado de la cancha están los Spurs con un plantel que lo ha dado todo para llegar a Madrid. Las derrotas y empates en la competición no fueron lo suficientes para acabar con el ánimo del equipo.

La plantilla londinense se mantuvo firme desde la arquería de Hugo Lloris, con sus cuatro partidos sin recibir gol y sus paradas memorables en esta edición. El guardameta francés espera levantar la “orejona”, luego de alzar la Copa del Mundo en julio del año pasado.

Aunque el trabajo no sólo recae en Lloris, porque el Tottenham tuvo que frenar ataques de la talla del Barcelona, Dortmund, City y Ajax para llegar hasta acá. El trabajo de Alderweireld, Davinson Sánchez y Vertonghen en esta UCL es para destacar. Sus precisiones en la salida y la presión en la zona central es clave para detener el tridente de Klopp.

Y para complementar los dotes tácticos en la alineación del Tottenham, la zona media se prepara para seguir con el dinamismo que les permitió clasificar. La suerte les acarició en las remontadas ante el City y Ajax,  pero ¿bajo presión trabajan mejor? Los encargados de distribuir el balón, Alli y Eriksen (ambos suman  siete asistencias) no bajaron la mirada e impulsaron al club a la arquería rival, con la ventaja de tener a Trippier (dos asistencias) por la banda derecha para apoyar ofensiva y defensivamente.

El ataque no defraudó, y a pesar de no contar con Kane en los tres últimos choques, Moura, Son y Llorente les dieron el “espaldarazo” al equipo de Pochettino para sorprender en las eliminatorias.

Kane está de vuelta luego de su lesión el 9 de mayo, pero su titularidad está en duda.

Lo cierto es que el Tottenham tiene una oportunidad de oro, que no saben cuándo regresará.

Liga de Campeones

Ambos buscarán la gloria / Foto: Cortesía
Ambos buscarán la gloria / Foto: Cortesía
Liga de Campeones

La Champions pide a un nuevo monarca

Sábado 1| 12:10 pm

Wilson Flórez ||@Florezwilson1 || John Requena ||@johnrzb

La hegemonía española en la Champions ha llegado a su fin. El Real Madrid sucumbió en octavos. Hoy un nuevo monarca europeo saldrá de dos conjuntos ingleses que con sus armas, muy particulares, supieron superar a todos sus rivales que se cruzaron en sus caminos. Pero esta tarde solo uno de ellos logrará consagrarse en el Wanda Metropolitano.

No cometer los mismos errores, esa parece ser la premisa del Liverpool para esta final. La campaña pasada el Madrid capitalizó un par de errores del arquero, Loris Karius, que le permitieron conseguir su tercera Champions consecutiva. No obstante, en esta ocasión la portería parece estar segura. Alisson Becker ha sido uno de los puntos fuertes de los reds esta temporada. El arquero brasileño fue el menos goleado de la Premier y en toda la campaña recibió 34 goles en 50 compromisos.

En la zaga central, Virgil van Dijk ha tenido una excelente temporada con su club y terminó por consagrarse como uno de los mejores defensores en la actualidad. Además, el Liverpool cuenta con mucha velocidad y despliegue de sus laterales, Alexander-Arnold y Andrew Robertson han sido de gran utilidad con su apoyo constante en la ofensiva red.

La mitad de la cancha de los de Andield, a lo largo de la temporada ha tenido una difícil tarea para mantener en pie la estabilidad del equipo. El medio campo del Liverpool supo encontrar una combinación que le otorgó velocidad, visión y recuperación con jugadores como Wijnaldum, Henderson, Fabinho y el recién llegado Naby Keïta, que supo acoplarse al plantel.

No obstante, la punta de lanza de este conjunto parece ser letal. El Liverpool tiene un tridente en la delantera que reafirmó el buen trabajo de la temporada pasada. Los tres jugadores llegan a esta final luego de anotar 68 goles en la temporada; Sadio Mané culminó la campaña con 14 goles en los últimos 16 encuentros; Mohamed Salah llega a esta final con cuatro goles en el torneo y Roberto Firmino estará en máximas condiciones para salir al terreno de juego.

Del otro lado de la cancha están los Spurs con un plantel que lo ha dado todo para llegar a Madrid. Las derrotas y empates en la competición no fueron lo suficientes para acabar con el ánimo del equipo.

La plantilla londinense se mantuvo firme desde la arquería de Hugo Lloris, con sus cuatro partidos sin recibir gol y sus paradas memorables en esta edición. El guardameta francés espera levantar la “orejona”, luego de alzar la Copa del Mundo en julio del año pasado.

Aunque el trabajo no sólo recae en Lloris, porque el Tottenham tuvo que frenar ataques de la talla del Barcelona, Dortmund, City y Ajax para llegar hasta acá. El trabajo de Alderweireld, Davinson Sánchez y Vertonghen en esta UCL es para destacar. Sus precisiones en la salida y la presión en la zona central es clave para detener el tridente de Klopp.

Y para complementar los dotes tácticos en la alineación del Tottenham, la zona media se prepara para seguir con el dinamismo que les permitió clasificar. La suerte les acarició en las remontadas ante el City y Ajax,  pero ¿bajo presión trabajan mejor? Los encargados de distribuir el balón, Alli y Eriksen (ambos suman  siete asistencias) no bajaron la mirada e impulsaron al club a la arquería rival, con la ventaja de tener a Trippier (dos asistencias) por la banda derecha para apoyar ofensiva y defensivamente.

El ataque no defraudó, y a pesar de no contar con Kane en los tres últimos choques, Moura, Son y Llorente les dieron el “espaldarazo” al equipo de Pochettino para sorprender en las eliminatorias.

Kane está de vuelta luego de su lesión el 9 de mayo, pero su titularidad está en duda.

Lo cierto es que el Tottenham tiene una oportunidad de oro, que no saben cuándo regresará.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR