Portada del dirario Meridiano
Sábado 24 de Junio de 2017

Liga de Campeones

El Madrid levantó el título en Cardiff / AP
El Madrid levantó el título en Cardiff / AP
Liga de Campeones

El camino a la "duodécima" estuvo lleno de espinas

Sábado 3| 5:51 pm


Raúl Pérez / @enriul

3 de junio de 2017. Esta será la fecha que todos los madridistas recordarán como el día en que se levantó la duodécima Copa de Europa, pero el camino al título no fue sencillo para los dirigidos por Zinedine Zidane, quienes tuvieron un arranque intermitente, y cerraron como una moto para llevarse el trofeo continental.

14 de agosto de 2016. Ese es el día en el que se comenzó a hacer historia. En un grupo -el F- en el que convivían Borussia Dortmund, Sporting Lisboa y Legia Varsovia, el Real Madrid se asomaba como candidato para llevarse el liderato, pero la historia sería distinta.

Los blancos superaron con dificultad al Sporting Lisboa, en el Santiago Bernabéu, con goles sobre la hora de Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata (2-1), en tiempo de descuento. Ese arranque con remontada incluídad (Bruno César había adelantado a los lusos en el minuto 47), dejó en la atmósfera la sensación de que algo importante pasaría con el equipo esta temporada, y vaya que así fue.

El siguiente compromiso, en su visita a Alemania, el Madrid no pudo pasar del empate a dos goles, tras haberse puesto en ventaja dos veces, pero cediendo dos puntos en los últimos minutos gracias al gol de Schurrle. Ante Legia Varsovia, en el Bernabéu, Real Madrid consiguió su única victoria contundente de la fase de grupos, una goleada 5-1, en los que hasta cuatro jugadores distintos pudieron anotar.

Sin embargo, en la vuelta disputada en Varsovia, el Madrid no pudo pasar del empate a tres goles, alcanzado a falta de cinco minutos, cortesía de Mateo Kovacic. Los blancos seguían sacando héroes distintos, fecha a fecha.

Los blancos visitaron Portugal y se llevaron una nueva victoria en las postrimerías del juego (esta vez gracias a Karim Benzema), para terminar cediendo un empate ante Borussia Dortmund (2-2), en el Santiago Bernabéu, quedando "condenados" al segundo lugar de su grupo por detrás de los alemanes.

Pero esa condena se transformó en bendición. Real Madrid quedó emparejado con Napoli en Octavos de Final y terminó despachando a los italianos con un doble 3-1, hablando en términos tenísticos. La ida, en España, arrancó con un gol de la visita, pero Benzema, Toni Kroos y Casemiro, dieron vuelta al marcador y fueron encaminando la serie.

En al vuelta, dos semanas más tarde, el Madrid repitió marcador para avanzar de manera cómoda a los Cuartos de Final de la competición, dejando al primer equipo italiano al que se enfrentaría en la cuneta. 

Próximo escollo: Bayern Munich. El "súper" equipo alemán, quienes semana a semana arrollaban en el campeonato teutón, llegaron a la instancia como favoritos tras triturar (2-10) al Arsenal en Octavos, pero se toparon con el despertar de un monstruo, Cristiano Ronaldo.

El portugués, con dos anotaciones, le dio el triunfo al Madrid en Alemania y, en la vuelta, los de Zidane, con una nueva exhibición del astro de Madeira (triplete en el Bernabéu), terminaron imponiéndose 4-2 en prórroga para avanzar a las Semifinales por séptima vez consecutiva.

Atlético Madrid, equipo al que se habían enfrentado en la última final de la Champions, fue el rival de turno, pero nuevamente Cristiano Ronaldo se encargó de dejar de lado cualquier duda merengue. El portugués, máximo (por no decir único) candidato a llevarse el Balón de Oro, anotó un nuevo triplete en la ida y marcó el devenir de la eliminatoria. De poco valió la victoria de los "colchoneros" en la vuelta (única derrota del Madrid en esta edición del torneo), puesto que con un global de 4-2, Real Madrid se metería en la final por tercera vez en los últimos cuatro años.

Este sábado, tras haberse proclamado campeones de Liga, Real Madrid se enfrentó cara a cara a uno de sus máximos rivales a nivel europeo. La Juventus de Turín de Tomás Rincón, campeón de los últimos seis torneos de la Serie A, triunfantes en la Copa Italia y buscando un triunfo para conseguir el triplete, chocaron de frente con la realidad.

Real Madrid tiró de calidad, jerarquía y contundencia y terminó marcando cuatro goles en la final a un equipo que tan solo había concedido tres anotaciones a lo largo de todo el torneo. Cristiano Ronaldo, quien temrinó como goleador del torneo con 12 (10 en fase de eliminación directa), anotó dos tantos, mientras que Casemiro y Asensio cerraron la goleada para que los de Zinedine Zidane levantaran la duodécima Copa de Europa en su cada vez más laureada historia.

Liga de Campeones

El Madrid levantó el título en Cardiff / AP
El Madrid levantó el título en Cardiff / AP
Liga de Campeones

El camino a la "duodécima" estuvo lleno de espinas

Sábado 3| 5:51 pm

Raúl Pérez / @enriul

3 de junio de 2017. Esta será la fecha que todos los madridistas recordarán como el día en que se levantó la duodécima Copa de Europa, pero el camino al título no fue sencillo para los dirigidos por Zinedine Zidane, quienes tuvieron un arranque intermitente, y cerraron como una moto para llevarse el trofeo continental.

14 de agosto de 2016. Ese es el día en el que se comenzó a hacer historia. En un grupo -el F- en el que convivían Borussia Dortmund, Sporting Lisboa y Legia Varsovia, el Real Madrid se asomaba como candidato para llevarse el liderato, pero la historia sería distinta.

Los blancos superaron con dificultad al Sporting Lisboa, en el Santiago Bernabéu, con goles sobre la hora de Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata (2-1), en tiempo de descuento. Ese arranque con remontada incluídad (Bruno César había adelantado a los lusos en el minuto 47), dejó en la atmósfera la sensación de que algo importante pasaría con el equipo esta temporada, y vaya que así fue.

El siguiente compromiso, en su visita a Alemania, el Madrid no pudo pasar del empate a dos goles, tras haberse puesto en ventaja dos veces, pero cediendo dos puntos en los últimos minutos gracias al gol de Schurrle. Ante Legia Varsovia, en el Bernabéu, Real Madrid consiguió su única victoria contundente de la fase de grupos, una goleada 5-1, en los que hasta cuatro jugadores distintos pudieron anotar.

Sin embargo, en la vuelta disputada en Varsovia, el Madrid no pudo pasar del empate a tres goles, alcanzado a falta de cinco minutos, cortesía de Mateo Kovacic. Los blancos seguían sacando héroes distintos, fecha a fecha.

Los blancos visitaron Portugal y se llevaron una nueva victoria en las postrimerías del juego (esta vez gracias a Karim Benzema), para terminar cediendo un empate ante Borussia Dortmund (2-2), en el Santiago Bernabéu, quedando "condenados" al segundo lugar de su grupo por detrás de los alemanes.

Pero esa condena se transformó en bendición. Real Madrid quedó emparejado con Napoli en Octavos de Final y terminó despachando a los italianos con un doble 3-1, hablando en términos tenísticos. La ida, en España, arrancó con un gol de la visita, pero Benzema, Toni Kroos y Casemiro, dieron vuelta al marcador y fueron encaminando la serie.

En al vuelta, dos semanas más tarde, el Madrid repitió marcador para avanzar de manera cómoda a los Cuartos de Final de la competición, dejando al primer equipo italiano al que se enfrentaría en la cuneta. 

Próximo escollo: Bayern Munich. El "súper" equipo alemán, quienes semana a semana arrollaban en el campeonato teutón, llegaron a la instancia como favoritos tras triturar (2-10) al Arsenal en Octavos, pero se toparon con el despertar de un monstruo, Cristiano Ronaldo.

El portugués, con dos anotaciones, le dio el triunfo al Madrid en Alemania y, en la vuelta, los de Zidane, con una nueva exhibición del astro de Madeira (triplete en el Bernabéu), terminaron imponiéndose 4-2 en prórroga para avanzar a las Semifinales por séptima vez consecutiva.

Atlético Madrid, equipo al que se habían enfrentado en la última final de la Champions, fue el rival de turno, pero nuevamente Cristiano Ronaldo se encargó de dejar de lado cualquier duda merengue. El portugués, máximo (por no decir único) candidato a llevarse el Balón de Oro, anotó un nuevo triplete en la ida y marcó el devenir de la eliminatoria. De poco valió la victoria de los "colchoneros" en la vuelta (única derrota del Madrid en esta edición del torneo), puesto que con un global de 4-2, Real Madrid se metería en la final por tercera vez en los últimos cuatro años.

Este sábado, tras haberse proclamado campeones de Liga, Real Madrid se enfrentó cara a cara a uno de sus máximos rivales a nivel europeo. La Juventus de Turín de Tomás Rincón, campeón de los últimos seis torneos de la Serie A, triunfantes en la Copa Italia y buscando un triunfo para conseguir el triplete, chocaron de frente con la realidad.

Real Madrid tiró de calidad, jerarquía y contundencia y terminó marcando cuatro goles en la final a un equipo que tan solo había concedido tres anotaciones a lo largo de todo el torneo. Cristiano Ronaldo, quien temrinó como goleador del torneo con 12 (10 en fase de eliminación directa), anotó dos tantos, mientras que Casemiro y Asensio cerraron la goleada para que los de Zinedine Zidane levantaran la duodécima Copa de Europa en su cada vez más laureada historia.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR