Portada del dirario Meridiano
Domingo 20 de Agosto de 2017

Liga de Campeones

Juventus y Madrid son casi polos opuestos en finales de Champions
Juventus y Madrid son casi polos opuestos en finales de Champions
Liga de Campeones

Juventus-Real Madrid: Máximos perdedores contra los máximos ganadores

Jueves 11| 4:14 pm


Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Juventus y Real Madrid fueron los dos equipos que salieron victoriosos en las semifinales de la Champions League al dejar en el camino al Mónaco y al Atlético de Madrid respectivamente. Una nueva final, que se celebrará en Cardiff, viene en camino y ambos equipos tienen una particularidad estadísticas que puede ilusionar a unos y preocupar a otros.

Los binconeri, que fungirán de local (de forma administrativa) en este duelo, cuentan con una peculiaridad muy alarmante: son el equipo que posee el récord de más finales perdidas en la historia de la Liga de Campeones. En total, la Juve ha disputado ocho finales y solo ha ganado dos de ellas. El conjunto italiano es el que el peor historial tiene en este renglón y es que la mala suerte se ha cebado, y mucho, con la Vecchia Signora.

Solo el Liverpool, al que ganaron 1-0 en la edición de 1984-1985, y el Ajax, con quienes empataron y derrotaron en penales (4-2) en la edición de 1995-1996, han sucumbido ante el poderío de los trasalpinos el resto se cuenta como intentos fallidos de alzar “La Orejona” el último en la temporada 2014-2015 en la que cayeron ante el Barcelona (1-3). Esto es un mal registro, pero empeora todo si al frente tiene al Real Madrid.

El equipo merengue, se puede decir, es la antítesis del club turinés porque su habilidad de llegar a finales solo se equipara con su destreza para ganarlas. Los blancos tienen en su haber el récord no solo de ser el que más Champions colecciona, con 11 en sus vitrinas, sino también de finales jugadas, con 14; es decir, que no solo llega a las finales, las gana.    

Después de ganar cinco trofeos al hilo, de 1956 hasta 1960, los blancos sucumbieron por primera vez en una final europea al caer contra el Benfica en la edición de 1961-1962, por un 5-3; poco después, en la campaña 1963-1964, fue el Inter con un 3-1 quien mandó a la lona al Madrid. El club de la capital española ganaría otra Orejona más antes de perder contra el Liverpool (1-0) en la temporada 1980-1981; desde entonces han jugado cinco finales más y todas ellas han terminado con un capitán merengue levantando el trofeo, el último en la Champions de la temporada pasada 2015-2016, en un partido reñido que terminó 1-1 ante el Atlético de Madrid y se decidió en penales (5-3) con el tiro crucial de Cristiano Ronaldo que quedará para la historia.

Para la Juve será su novena ocasión en el último partido del torneo continental, para los merengues la decimoquinta en una final. La batalla se librará en Cardiff y ambos tienen misiones claras. El primero querrá acabar con esa maldición y levantar su tercer título en la competición; en tanto el segundo querrá, además de ganar la “Duodécima” y alejándose un poco más del segundo máximo ganador (el Milan con siete), ser el primer equipo desde que se llama Champions League en ganar dos ediciones consecutivas.

Cada uno lo hará con sus armas luchará por proclamarse campeón y alzar ante el cielo de Cardiff el trofeo que otorga el torneo de clubes más prestigioso del mundo.

Liga de Campeones

Juventus y Madrid son casi polos opuestos en finales de Champions
Juventus y Madrid son casi polos opuestos en finales de Champions
Liga de Campeones

Juventus-Real Madrid: Máximos perdedores contra los máximos ganadores

Jueves 11| 4:14 pm

Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Juventus y Real Madrid fueron los dos equipos que salieron victoriosos en las semifinales de la Champions League al dejar en el camino al Mónaco y al Atlético de Madrid respectivamente. Una nueva final, que se celebrará en Cardiff, viene en camino y ambos equipos tienen una particularidad estadísticas que puede ilusionar a unos y preocupar a otros.

Los binconeri, que fungirán de local (de forma administrativa) en este duelo, cuentan con una peculiaridad muy alarmante: son el equipo que posee el récord de más finales perdidas en la historia de la Liga de Campeones. En total, la Juve ha disputado ocho finales y solo ha ganado dos de ellas. El conjunto italiano es el que el peor historial tiene en este renglón y es que la mala suerte se ha cebado, y mucho, con la Vecchia Signora.

Solo el Liverpool, al que ganaron 1-0 en la edición de 1984-1985, y el Ajax, con quienes empataron y derrotaron en penales (4-2) en la edición de 1995-1996, han sucumbido ante el poderío de los trasalpinos el resto se cuenta como intentos fallidos de alzar “La Orejona” el último en la temporada 2014-2015 en la que cayeron ante el Barcelona (1-3). Esto es un mal registro, pero empeora todo si al frente tiene al Real Madrid.

El equipo merengue, se puede decir, es la antítesis del club turinés porque su habilidad de llegar a finales solo se equipara con su destreza para ganarlas. Los blancos tienen en su haber el récord no solo de ser el que más Champions colecciona, con 11 en sus vitrinas, sino también de finales jugadas, con 14; es decir, que no solo llega a las finales, las gana.    

Después de ganar cinco trofeos al hilo, de 1956 hasta 1960, los blancos sucumbieron por primera vez en una final europea al caer contra el Benfica en la edición de 1961-1962, por un 5-3; poco después, en la campaña 1963-1964, fue el Inter con un 3-1 quien mandó a la lona al Madrid. El club de la capital española ganaría otra Orejona más antes de perder contra el Liverpool (1-0) en la temporada 1980-1981; desde entonces han jugado cinco finales más y todas ellas han terminado con un capitán merengue levantando el trofeo, el último en la Champions de la temporada pasada 2015-2016, en un partido reñido que terminó 1-1 ante el Atlético de Madrid y se decidió en penales (5-3) con el tiro crucial de Cristiano Ronaldo que quedará para la historia.

Para la Juve será su novena ocasión en el último partido del torneo continental, para los merengues la decimoquinta en una final. La batalla se librará en Cardiff y ambos tienen misiones claras. El primero querrá acabar con esa maldición y levantar su tercer título en la competición; en tanto el segundo querrá, además de ganar la “Duodécima” y alejándose un poco más del segundo máximo ganador (el Milan con siete), ser el primer equipo desde que se llama Champions League en ganar dos ediciones consecutivas.

Cada uno lo hará con sus armas luchará por proclamarse campeón y alzar ante el cielo de Cardiff el trofeo que otorga el torneo de clubes más prestigioso del mundo.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR