Portada del dirario Meridiano
Martes 22 de Agosto de 2017

Liga de Campeones

Messi no pudo levantar cabeza en el partido / AP
Messi no pudo levantar cabeza en el partido / AP
Liga de Campeones

Barcelona quedó en "blanco y negro" ante Juventus

Miércoles 19| 4:53 pm


Raúl Pérez / @enriul

Esta vez no hubo épica. Barcelona, a diferencia que en su duelo contra el Paris Saint Germain, no mostró la versión voraz, punzante y descarada que se necesitaba para dar vuelta a un abultado resultado en contra (0-3) y la Juventus terminó inscribiendo su nombre en la semifinal de la presente edición de la Liga de Campeones.

El ambiente en el estadio era el mejor desde el minuto uno. La afición azulgrana creía en su equipo, la prensa también y el mundo del fútbol aún con la remontada de Cuartos de Final en la retina, no dudó por un instante en afirmar que si algún equipo podía remontar una ventaja de esta magnitud, ese era este Barcelona

Pero, los únicos que parecieron creer en la gesta, fueron los 22 futbolistas que saltaron al terreno de juego. Desde el arranque los juventinos se acomodaron de gran forma en el terreno de juego, cortando los circuitos en la mitad de la cancha y dejando acefalos a los tres de arriba, que no fueron ni la sombra de lo que en realidad son.

Neymar Jr., el que mejor estado de forma tiene en estos momentos entre los integrantes de la MSN (Messi, el propio brasileño. y Luis Suárez), fue el unico que intentó sacudirse la presión bianconera, pero sin éxito. Suárez peleó, luchó, pero nunca recibió un balón claro y Lionel Messi, máximo refrente del fútbol mundial, estuvo especialmente gris, apagado, sin rumbo.

Son muchos los que piden que la estrella argentina aparezca en las instancias definitivas, que salve a su equipo, pero nuevamente se vio un Messi apático, desconectado, en blanco y negro.

Justamente estos serán los colores con los que tendrá pesadillas todo el barcelonismo. La Juventus impuso condiciones durante todo el compromiso. Dominó, controló, supo sufrir ante los arrebatos (esporádicos) de los locales y, por si fuera poco, conto con las opciones más claras para llevarse un triunfo en su visita al Camp Nou.

Chiellini y Bonucci fueron dos colosos en la zaga, apoyados en Khedira, Cuadrado, Mandzukic y Pjanic, quienes realizaron una encomiable labor en el retroceso defensivo. Todos los pupilos de Masimiliano Allegri cumplieron a cabalidad con el plan, demostraron una gran unidad, espíritu de lucha, entrega y eso los llevó directo a la siguiente instancia de la competición.

Barcelona, por su parte, marcha segundo en la Liga, y podría quedar fuera de carrera si no le gana al Real Madrid el fin de semana, se encuentra fuera de Europa, y tendrá en la Copa del Rey la posibilidad de recatar una floja temporada, la última de Luis Enrique al frente del club catalán, y quizá, quien sabe, la última de varios de los integrantes de la plantilla blaugrana.

Liga de Campeones

Messi no pudo levantar cabeza en el partido / AP
Messi no pudo levantar cabeza en el partido / AP
Liga de Campeones

Barcelona quedó en "blanco y negro" ante Juventus

Miércoles 19| 4:53 pm

Raúl Pérez / @enriul

Esta vez no hubo épica. Barcelona, a diferencia que en su duelo contra el Paris Saint Germain, no mostró la versión voraz, punzante y descarada que se necesitaba para dar vuelta a un abultado resultado en contra (0-3) y la Juventus terminó inscribiendo su nombre en la semifinal de la presente edición de la Liga de Campeones.

El ambiente en el estadio era el mejor desde el minuto uno. La afición azulgrana creía en su equipo, la prensa también y el mundo del fútbol aún con la remontada de Cuartos de Final en la retina, no dudó por un instante en afirmar que si algún equipo podía remontar una ventaja de esta magnitud, ese era este Barcelona

Pero, los únicos que parecieron creer en la gesta, fueron los 22 futbolistas que saltaron al terreno de juego. Desde el arranque los juventinos se acomodaron de gran forma en el terreno de juego, cortando los circuitos en la mitad de la cancha y dejando acefalos a los tres de arriba, que no fueron ni la sombra de lo que en realidad son.

Neymar Jr., el que mejor estado de forma tiene en estos momentos entre los integrantes de la MSN (Messi, el propio brasileño. y Luis Suárez), fue el unico que intentó sacudirse la presión bianconera, pero sin éxito. Suárez peleó, luchó, pero nunca recibió un balón claro y Lionel Messi, máximo refrente del fútbol mundial, estuvo especialmente gris, apagado, sin rumbo.

Son muchos los que piden que la estrella argentina aparezca en las instancias definitivas, que salve a su equipo, pero nuevamente se vio un Messi apático, desconectado, en blanco y negro.

Justamente estos serán los colores con los que tendrá pesadillas todo el barcelonismo. La Juventus impuso condiciones durante todo el compromiso. Dominó, controló, supo sufrir ante los arrebatos (esporádicos) de los locales y, por si fuera poco, conto con las opciones más claras para llevarse un triunfo en su visita al Camp Nou.

Chiellini y Bonucci fueron dos colosos en la zaga, apoyados en Khedira, Cuadrado, Mandzukic y Pjanic, quienes realizaron una encomiable labor en el retroceso defensivo. Todos los pupilos de Masimiliano Allegri cumplieron a cabalidad con el plan, demostraron una gran unidad, espíritu de lucha, entrega y eso los llevó directo a la siguiente instancia de la competición.

Barcelona, por su parte, marcha segundo en la Liga, y podría quedar fuera de carrera si no le gana al Real Madrid el fin de semana, se encuentra fuera de Europa, y tendrá en la Copa del Rey la posibilidad de recatar una floja temporada, la última de Luis Enrique al frente del club catalán, y quizá, quien sabe, la última de varios de los integrantes de la plantilla blaugrana.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR