Portada del dirario Meridiano
Viernes 23 de Agosto de 2019

Liga Alemana

Los disgustos hacia el VAR se hicieron notar en Alemania // Foto: Cortesía
Los disgustos hacia el VAR se hicieron notar en Alemania // Foto: Cortesía
Liga Alemana

Rabia y desconfianza en Alemania hacia el VAR

Lunes 6| 3:10 pm


Rabia, confusión y desconfianza son algunas de las cosas que los aficionados, jugadores, técnicos y exárbitros sienten respecto al árbitro asistente de video, también conocido como videoarbitraje o VAR por sus siglas, luego de otro fin de semana de decisiones cuestionables en la máxima categoría del fútbol de Alemania.

Estamos completamente en el camino equivocado. Tenemos que dar dos o tres pasos para regresar al fútbol”, comentó el técnico del Friburgo Christian Streich. “Todos pensaron que todo iba a estar bien con la tecnología. Pero detrás de la tecnología hay personas. No puede seguir así, es una locura. Todo el juego ya no es lo que debería ser. Ya no es fútbol”.

Lucien Favre, técnico del Borussia Dortmund, estuvo quejándose de que los jugadores tendrían que cortarse los brazos para evitar conceder penales luego de que Julian Weigl fue penalizado por bloquear un tiro de corta distancia en la derrota por 4-2 del cuatro ante su rival Schalke.

Es el escándalo más grande del fútbol en años”, se quejó Favre.

Friburgo fue el más afectado por una decisión cuestionable de penal el fin de semana pasado que permitió que Leipzig consiguiera la victoria por 2-1. Fue entonces cuando se le otorgó un penal dudoso y también tuvo a Janik Haberer expulsado en el empate 1-1 el domingo contra Fortuna Duesseldorf.

“No es una falta en el área de penal solo cuando hay contacto, sino cuando hay una falta. Es lo primero. Esa es la manera que siempre ha sido y es la que debería de ser”, aseveró Steich. “Es mano cuando una oportunidad de gol clara es detenida o cuando el brazo está levantado donde no debería estar. De otra forma, no es una mano”.

Streich, sin embargo, rechazó criticar a los árbitros.

Los árbitros se están volviendo locos porque no saben lo que deberían hacer. Están bajo tanta presión que no puedes culparlos por lo que está sucediendo”, agregó.

Antes del fin de semana pasado, las estadísticas mostraron que se había registrado el número más alto de faltas por mano desde que empezó la Bundesliga en 1963. Se han marcado 29 más del promedio de 11,7 y más del récord anterior de 23 impuesto en la temporada de 1967-68 con tres jornadas restantes. // AP

Liga Alemana

Los disgustos hacia el VAR se hicieron notar en Alemania // Foto: Cortesía
Los disgustos hacia el VAR se hicieron notar en Alemania // Foto: Cortesía
Liga Alemana

Rabia y desconfianza en Alemania hacia el VAR

Lunes 6| 3:10 pm

Rabia, confusión y desconfianza son algunas de las cosas que los aficionados, jugadores, técnicos y exárbitros sienten respecto al árbitro asistente de video, también conocido como videoarbitraje o VAR por sus siglas, luego de otro fin de semana de decisiones cuestionables en la máxima categoría del fútbol de Alemania.

Estamos completamente en el camino equivocado. Tenemos que dar dos o tres pasos para regresar al fútbol”, comentó el técnico del Friburgo Christian Streich. “Todos pensaron que todo iba a estar bien con la tecnología. Pero detrás de la tecnología hay personas. No puede seguir así, es una locura. Todo el juego ya no es lo que debería ser. Ya no es fútbol”.

Lucien Favre, técnico del Borussia Dortmund, estuvo quejándose de que los jugadores tendrían que cortarse los brazos para evitar conceder penales luego de que Julian Weigl fue penalizado por bloquear un tiro de corta distancia en la derrota por 4-2 del cuatro ante su rival Schalke.

Es el escándalo más grande del fútbol en años”, se quejó Favre.

Friburgo fue el más afectado por una decisión cuestionable de penal el fin de semana pasado que permitió que Leipzig consiguiera la victoria por 2-1. Fue entonces cuando se le otorgó un penal dudoso y también tuvo a Janik Haberer expulsado en el empate 1-1 el domingo contra Fortuna Duesseldorf.

“No es una falta en el área de penal solo cuando hay contacto, sino cuando hay una falta. Es lo primero. Esa es la manera que siempre ha sido y es la que debería de ser”, aseveró Steich. “Es mano cuando una oportunidad de gol clara es detenida o cuando el brazo está levantado donde no debería estar. De otra forma, no es una mano”.

Streich, sin embargo, rechazó criticar a los árbitros.

Los árbitros se están volviendo locos porque no saben lo que deberían hacer. Están bajo tanta presión que no puedes culparlos por lo que está sucediendo”, agregó.

Antes del fin de semana pasado, las estadísticas mostraron que se había registrado el número más alto de faltas por mano desde que empezó la Bundesliga en 1963. Se han marcado 29 más del promedio de 11,7 y más del récord anterior de 23 impuesto en la temporada de 1967-68 con tres jornadas restantes. // AP

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR