Portada del dirario Meridiano
Martes 25 de Abril de 2017

La Vinotinto

Faríñez pudo frenar varias veces a Chile/ Foto AP
Faríñez pudo frenar varias veces a Chile/ Foto AP
La Vinotinto

Fariñez sostuvo a la Vinotitno ante el asedio de Chile

Miércoles 29| 11:38 am


Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Venezuela sigue en su propio camino en este andar clasificatorio al Mundial de Rusia 2018 y con las cosas muy cuesta arriba cambió sus objetivos. Probando aquí y allá, cambiando algunas cosas en lo táctico fue vapuleada por Chile en un primer tiempo para el olvido y en la segunda parte revivió en su juego, pero ya era muy tarde. Un partido en el que solo la figura de Faríñez estuvo a la altura.   

Wuilker Faríñez: Soberbio – 7

Excelente el joven guardameta que en cada intervención estuvo muy bien. En los goles poco pudo hacer, debido a que su defensa no lo protegió. Pletórico al detener el penal a Alexis Sánchez. No Hay duda de que la Vinotinto tiene portero para rato.

Alexander González: Descuidado – 3   

Fue la nota más baja de la selección. Su banda fue una autopista en la que Alexis Sánchez hizo destrozos. Poco asistido por Murillo, más que no está en su posición natural, por más que se insista que está acostumbrado a ella, cedió infinidad de veces sus espaldas y, tanto el segundo como el tercer gol, quedó retratado.    

Wilker Ángel: Desordenado – 4

La defensa como tal estuvo muy mal en la primera mitad, pero es que los centrales lucieron muy desubicados. En el segundo y tercer tanto, Paredes se coló entre los centrales que nunca supieron de donde llegó el vendaval rojo    

Mikel Villanueva: Enredado – 4

Sobrepasado totalmente por el ataque chileno en la primera mitad. Al igual que Ángel no pudo ubicarse bien el campo hasta que fue muy tarde. Blandos los dos en la marca, cierto que los ataques llegaron desde las bandas, pero es que en el medio era Paredes el que facturaba y tanto Ángel como Villanueva nunca pudieron frenarlo.  

Rolf Feltscher: Atropellado – 4

El lateral izquierdo nunca supo que fue lo que le pasó por encima. El constante intercambio en la delantera chilena lo desconcertó tanto como a toda la defensa vinotinto. Las subidas de Isla le afectaban y la poca efectividad que tenía González en su lado también le repercutía. Aránguiz se le coló a él y a Villanueva en el segundo gol. También cometió el penal que le pudo costar muy caro a la selección de no haber estado Faríñez.  

Tomás Rincón: Bregador – 6  

Rincón estuvo tan expuesto como todo el equipo en el primer tiempo, pero no se vio tan faltó de ritmo como ante Perú. En la segunda mitad fue de los que comandó el renacer venezolano. Un chute suyo, bien detenido por Bravo, y un gol que no convalidaron fueron sus mejores acciones en ataque. Fue sustituido al 84’, ya cansado, por Figuera.  

Renzo Zambrano: Irrelevante – 4  

Su trabajo de cuidarle las espaldas tanto a los defensores, como a los laterales y a Rincón aunque el capitán también falló en esa faceta) no estuvo muy bien. Su falta a los pocos minutos de empezar el partido propició el primer gol. Es parte del futuro de la selección así que debe mejorar bastante.  

Jhon Murillo: Errático – 5

Murillo se mostró muy participativo, al igual que en el partido ante Perú, pero en esta ocasión la juventud le pasó factura. No realizó los pases en los momentos necesarios y tuvo dos ocasiones claras de marcar, una detenida por Bravo y en la otra no chutó cuando debió. Aunque se ofreció a sus compañeros, algo apreciable, debe mejorar en la definición y en la toma de decisiones

Darwin Machis: Desaparecido – 4

El de Tucupita casi ni se vio en el engramado del Estadio Nacional. Su participación fue de a ratos porque en ataque no fue esa arma que entró en la segunda parte ante Perú y en defensa no ayudó a Feltscher en las constates arremetidas de Isla. Fue sustituido por Peñaranda que con su aporte dejó más en evidencia lo poco que ofreció el actual jugador del Leganés.

Rómulo Otero: Asistente – 6

Otero no se mostró tan mágico como ante los peruanos, sin embargo fue un peligro reiterado para los chilenos cada vez que había un balón parado. Con la llegado del embrión vinotinto impulsado por Rincón, el anzoatiguense se unió he intentó con pases y jugadas individuales desequilibrar, de hecho le cometieron un penal y no lo señalaron. De un cobro suyo vino la asistencia en el gol de Rondón.  

Salomón Rondón: Oportuno – 6,5

Arriba fue un combatiente, que luchó solo en muchas ocasiones contra la defensa roja, pero que de ocasiones no gozó muchas pese a ser el nueve de la selección. Sin embargo, su trabajo silencioso fue bien recompensado gracias a ese cabezazo que conecto en la segunda parte

Suplentes

Víctor García: Activo – 6

Luego de un primer tiempo en el que Alexis Sánchez arrasó por la banda derecha, Dudamel decidió reforzarla con un lateral diestro. García entró por un González que se vio abrumado y este ingreso muy bien. Además coincidió con el mejor momento de la Vinotinto y tanto en ataque como en defensa tuvo buenas intervenciones. Rosales debe ser titular, pero García se postula como un buen recambio.  

Adalberto Peñaranda: Picante – 6  

Otro e los cambios acertados fue el del merideño. Peñaranda le do más verticalidad al juego y su irreverencia contribuyó también al buen momento que vivió el seleccionado criollo. Algunas veces no estuvo certero para soltar el balón, pero son cosas de juventud que en el futuro puede mejorar y beneficiarán a la Vinotinto.

Arquímedes Figuera: Músculo – 5

Figuera fue el último cambio del seleccionador y aunque no tuvo mucho tiempo de mostrarse, fue un cambió para dotar de musculo el mediocampo, evitar más goles de los locales y dar descanso a un Rincón extenuado por el esfuerzo que hizo en el partido.  

Entrenador

Rafael Dudamel: Reparador – 5,5

El seleccionador nacional sigue afianzado cada vez más sus ideas y parece que lo hace sobre la base de un 4-2-3-1. Aunque sigue probando piezas aquí y allá, los laterales son los que mayor atención debe poner, de hecho reparó en ello rectificó cambiando a González por García, lo que ayudó en defensa; volvió a confiar en Faríñez para el arco y dio entrada a Peñaranda para mejorar en ataque. Todavía quedan cosas por hacer y probar, pero debe seguir esa senda en la que confía en los jóvenes talentos criollos.

La Vinotinto

Faríñez pudo frenar varias veces a Chile/ Foto AP
Faríñez pudo frenar varias veces a Chile/ Foto AP
La Vinotinto

Fariñez sostuvo a la Vinotitno ante el asedio de Chile

Miércoles 29| 11:38 am

Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Venezuela sigue en su propio camino en este andar clasificatorio al Mundial de Rusia 2018 y con las cosas muy cuesta arriba cambió sus objetivos. Probando aquí y allá, cambiando algunas cosas en lo táctico fue vapuleada por Chile en un primer tiempo para el olvido y en la segunda parte revivió en su juego, pero ya era muy tarde. Un partido en el que solo la figura de Faríñez estuvo a la altura.   

Wuilker Faríñez: Soberbio – 7

Excelente el joven guardameta que en cada intervención estuvo muy bien. En los goles poco pudo hacer, debido a que su defensa no lo protegió. Pletórico al detener el penal a Alexis Sánchez. No Hay duda de que la Vinotinto tiene portero para rato.

Alexander González: Descuidado – 3   

Fue la nota más baja de la selección. Su banda fue una autopista en la que Alexis Sánchez hizo destrozos. Poco asistido por Murillo, más que no está en su posición natural, por más que se insista que está acostumbrado a ella, cedió infinidad de veces sus espaldas y, tanto el segundo como el tercer gol, quedó retratado.    

Wilker Ángel: Desordenado – 4

La defensa como tal estuvo muy mal en la primera mitad, pero es que los centrales lucieron muy desubicados. En el segundo y tercer tanto, Paredes se coló entre los centrales que nunca supieron de donde llegó el vendaval rojo    

Mikel Villanueva: Enredado – 4

Sobrepasado totalmente por el ataque chileno en la primera mitad. Al igual que Ángel no pudo ubicarse bien el campo hasta que fue muy tarde. Blandos los dos en la marca, cierto que los ataques llegaron desde las bandas, pero es que en el medio era Paredes el que facturaba y tanto Ángel como Villanueva nunca pudieron frenarlo.  

Rolf Feltscher: Atropellado – 4

El lateral izquierdo nunca supo que fue lo que le pasó por encima. El constante intercambio en la delantera chilena lo desconcertó tanto como a toda la defensa vinotinto. Las subidas de Isla le afectaban y la poca efectividad que tenía González en su lado también le repercutía. Aránguiz se le coló a él y a Villanueva en el segundo gol. También cometió el penal que le pudo costar muy caro a la selección de no haber estado Faríñez.  

Tomás Rincón: Bregador – 6  

Rincón estuvo tan expuesto como todo el equipo en el primer tiempo, pero no se vio tan faltó de ritmo como ante Perú. En la segunda mitad fue de los que comandó el renacer venezolano. Un chute suyo, bien detenido por Bravo, y un gol que no convalidaron fueron sus mejores acciones en ataque. Fue sustituido al 84’, ya cansado, por Figuera.  

Renzo Zambrano: Irrelevante – 4  

Su trabajo de cuidarle las espaldas tanto a los defensores, como a los laterales y a Rincón aunque el capitán también falló en esa faceta) no estuvo muy bien. Su falta a los pocos minutos de empezar el partido propició el primer gol. Es parte del futuro de la selección así que debe mejorar bastante.  

Jhon Murillo: Errático – 5

Murillo se mostró muy participativo, al igual que en el partido ante Perú, pero en esta ocasión la juventud le pasó factura. No realizó los pases en los momentos necesarios y tuvo dos ocasiones claras de marcar, una detenida por Bravo y en la otra no chutó cuando debió. Aunque se ofreció a sus compañeros, algo apreciable, debe mejorar en la definición y en la toma de decisiones

Darwin Machis: Desaparecido – 4

El de Tucupita casi ni se vio en el engramado del Estadio Nacional. Su participación fue de a ratos porque en ataque no fue esa arma que entró en la segunda parte ante Perú y en defensa no ayudó a Feltscher en las constates arremetidas de Isla. Fue sustituido por Peñaranda que con su aporte dejó más en evidencia lo poco que ofreció el actual jugador del Leganés.

Rómulo Otero: Asistente – 6

Otero no se mostró tan mágico como ante los peruanos, sin embargo fue un peligro reiterado para los chilenos cada vez que había un balón parado. Con la llegado del embrión vinotinto impulsado por Rincón, el anzoatiguense se unió he intentó con pases y jugadas individuales desequilibrar, de hecho le cometieron un penal y no lo señalaron. De un cobro suyo vino la asistencia en el gol de Rondón.  

Salomón Rondón: Oportuno – 6,5

Arriba fue un combatiente, que luchó solo en muchas ocasiones contra la defensa roja, pero que de ocasiones no gozó muchas pese a ser el nueve de la selección. Sin embargo, su trabajo silencioso fue bien recompensado gracias a ese cabezazo que conecto en la segunda parte

Suplentes

Víctor García: Activo – 6

Luego de un primer tiempo en el que Alexis Sánchez arrasó por la banda derecha, Dudamel decidió reforzarla con un lateral diestro. García entró por un González que se vio abrumado y este ingreso muy bien. Además coincidió con el mejor momento de la Vinotinto y tanto en ataque como en defensa tuvo buenas intervenciones. Rosales debe ser titular, pero García se postula como un buen recambio.  

Adalberto Peñaranda: Picante – 6  

Otro e los cambios acertados fue el del merideño. Peñaranda le do más verticalidad al juego y su irreverencia contribuyó también al buen momento que vivió el seleccionado criollo. Algunas veces no estuvo certero para soltar el balón, pero son cosas de juventud que en el futuro puede mejorar y beneficiarán a la Vinotinto.

Arquímedes Figuera: Músculo – 5

Figuera fue el último cambio del seleccionador y aunque no tuvo mucho tiempo de mostrarse, fue un cambió para dotar de musculo el mediocampo, evitar más goles de los locales y dar descanso a un Rincón extenuado por el esfuerzo que hizo en el partido.  

Entrenador

Rafael Dudamel: Reparador – 5,5

El seleccionador nacional sigue afianzado cada vez más sus ideas y parece que lo hace sobre la base de un 4-2-3-1. Aunque sigue probando piezas aquí y allá, los laterales son los que mayor atención debe poner, de hecho reparó en ello rectificó cambiando a González por García, lo que ayudó en defensa; volvió a confiar en Faríñez para el arco y dio entrada a Peñaranda para mejorar en ataque. Todavía quedan cosas por hacer y probar, pero debe seguir esa senda en la que confía en los jóvenes talentos criollos.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR