Portada del dirario Meridiano
Sábado 20 de Julio de 2019

Fútbol Venezolano

Desde hace un año no se juega fútbol en el estadio/ Foto David Urdaneta
Desde hace un año no se juega fútbol en el estadio/ Foto David Urdaneta
Fútbol Venezolano

El Brígido Iriarte llora en silencio su abandono

Lunes 8| 12:02 pm


John Requena Zabala | @johnrzb

Un estadio que recibió duelos de eliminatorias mundialistas, amistosos, Copa Libertadores, Copa Sudamericana y los torneos nacionales, sufre del abandono de su cancha y demás instalaciones.

El Brígido Iriarte, histórico templo situado en El Paraíso, en Caracas, vivió su último partido de fútbol profesional el 11 de marzo de 2018, cuando Metropolitanos cayó 1-2 ante Caracas FC en el Torneo Apertura del fútbol venezolano. Irwin Antón (Metropolitanos) sería el último futbolista, hasta ahora, en agitar las redes de la portería. Todo esto tras la decisión de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) de inhabilitarlo por las malas condiciones del terreno de juego, las cuales podían atentar contra la integridad de los futbolistas.

Desde aquel encuentro entre capitalinos, el estadio dejó de estar disponible para el Apertura y así comenzar con los trabajos de mantenimiento y refacción.  Sin embargo, el nuevo césped sigue siendo una ilusión, y a ello se suma la nueva pista de atletismo, que no escapa de la crisis del estadio.

La inversión por parte de los clubes que hacen vida allí: Atlético Venezuela, Metropolitanos de Caracas, Estudiantes de Caracas y Libertador (2da división), además del apoyo de la FVF y el Ministerio del Poder Popular para el Deporte, no ha dado resultados para su pronta recuperación.

Un año después

Han pasado casi 13 meses desde que el estadio entró en proceso de remodelación, pero su estado ha ido en declive.

La grama verde quedó en el recuerdo, apenas se observa en un costado de la cancha. El resto de la misma quedó prácticamente seca para que predomine un amarillo opaco.

La pista de atletismo continua en mal estado, pero los atletas siguen desarrollando su disciplina a pesar de las condiciones.

El área del estacionamiento no se escapa. Todo esto hace que el Brígido se aleje del nivel que implica un estadio profesional.

Fútbol Venezolano

Desde hace un año no se juega fútbol en el estadio/ Foto David Urdaneta
Desde hace un año no se juega fútbol en el estadio/ Foto David Urdaneta
Fútbol Venezolano

El Brígido Iriarte llora en silencio su abandono

Lunes 8| 12:02 pm

John Requena Zabala | @johnrzb

Un estadio que recibió duelos de eliminatorias mundialistas, amistosos, Copa Libertadores, Copa Sudamericana y los torneos nacionales, sufre del abandono de su cancha y demás instalaciones.

El Brígido Iriarte, histórico templo situado en El Paraíso, en Caracas, vivió su último partido de fútbol profesional el 11 de marzo de 2018, cuando Metropolitanos cayó 1-2 ante Caracas FC en el Torneo Apertura del fútbol venezolano. Irwin Antón (Metropolitanos) sería el último futbolista, hasta ahora, en agitar las redes de la portería. Todo esto tras la decisión de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) de inhabilitarlo por las malas condiciones del terreno de juego, las cuales podían atentar contra la integridad de los futbolistas.

Desde aquel encuentro entre capitalinos, el estadio dejó de estar disponible para el Apertura y así comenzar con los trabajos de mantenimiento y refacción.  Sin embargo, el nuevo césped sigue siendo una ilusión, y a ello se suma la nueva pista de atletismo, que no escapa de la crisis del estadio.

La inversión por parte de los clubes que hacen vida allí: Atlético Venezuela, Metropolitanos de Caracas, Estudiantes de Caracas y Libertador (2da división), además del apoyo de la FVF y el Ministerio del Poder Popular para el Deporte, no ha dado resultados para su pronta recuperación.

Un año después

Han pasado casi 13 meses desde que el estadio entró en proceso de remodelación, pero su estado ha ido en declive.

La grama verde quedó en el recuerdo, apenas se observa en un costado de la cancha. El resto de la misma quedó prácticamente seca para que predomine un amarillo opaco.

La pista de atletismo continua en mal estado, pero los atletas siguen desarrollando su disciplina a pesar de las condiciones.

El área del estacionamiento no se escapa. Todo esto hace que el Brígido se aleje del nivel que implica un estadio profesional.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR