Portada del dirario Meridiano
Lunes 15 de Julio de 2019

Fútbol Venezolano

Está en óptimas condiciones || Foto: Cortesía
Está en óptimas condiciones || Foto: Cortesía
Fútbol Venezolano

El Olímpico de la UCV regresó por todo lo alto

Viernes 21| 12:50 pm


Carlos A. Chacón A. || @Carlosschacon10

El Olímpico de la Universidad Central de Venezuela fue inhabilitado en noviembre de 2017 y luego de 10 meses tuvo su “reinauguración” de gala. Fue el 13 de septiembre de 2018 en un duelo entre Caracas Fútbol Club y Atlético Paranaense en los octavos de final de la Copa Sudamericana y pudo albergar nuevamente partidos de futbol nacional e internacional.

Este recinto no aprobó la licencia de clubes de la Conmebol a finales de 2017, por lo que fue suspendido hasta poder renovarlo y mostrar una mejor cara para poder disputar partidos oficiales. El Caracas FC tuvo que mudarse a Cocodrilos Sports Park para sus compromisos de liga y al Metropolitano de Cabudare para los dos primeros duelos de la primera y segunda fase de la Sudamericana (ante Everton y Sport Huancayo). Por otra parte, el Deportivo la Guaira se mudó al José Antonio Anzoátegui de Puerto la Cruz.

Luego de estar cerrado por nueve meses, fue inspeccionado por la Conmebol (el 17 de agosto) y el estadio aprobó la licencia, por lo que se anunció que el partido de ida de los octavos de final de la competición sudamericana se disputaría en el recinto universitario 27 días después.

Los hinchas no defraudaron aquella tarde-noche caraqueña y colmaron el Olímpico en más de un 60% de su capacidad. A pesar de la derrota, los capitalinos se fueron del estadio con ganas de volver tras la gran cara que mostró en su campo de juego y ambiente de buen futbol.

El histórico recinto caraqueño aprobó con “20” su primer partido oficial tras ser inhabilitado 10 meses antes, con un césped impecable y quizás “un poco duro”, como lo dijeron algunos jugadores, fue una bienvenida positiva a la edificación capitalina para las competiciones de 2018.

Además de tener un campo de juego en óptimas condiciones –después de tanto tiempo-, los jugadores disfrutaron de un camerino de primera clase, teñido con los colores de su equipo (Caracas FC y Deportivo la Guaira) y remodelados en su totalidad. Al mismo tiempo se pudo notar el gran trabajo que se le realizó al drenaje y la elevación de nuevas rejas que alejan las gradas de la pista de tartán.

Esta remodelación trajo consigo un costo importante para que fuese totalmente exitosa, la cual tuvo que ser pagada por las diferentes instituciones que hacen vida en el estadio de la UCV. No obstante, ese alto precio sirvió para que tres meses después de su “reinauguración” se mantuviese de buena manera para seguir recibiendo duelos de futbol y demás deportes que se practican en el inmueble deportivo.

Sin duda, las expectativas que se tenían desde todo el tiempo que estuvo en remodelación esta edificación fueron valiosos para volver a tener un recinto en óptimas condiciones para el fútbol de la Primera y Segunda División. También tendrá la oportunidad de recibir dos duelos de la Copa Libertadores 2019, porque dos de los clubes que hacen vida allí (los rojos y naranjas) obtuvieron sus respectivos boletos a la competición internacional de clubes más importante de Sudamérica.

Para el próximo año, el Olímpico tendrá dos pruebas de talla internacional y tendrá que responder de la mejor forma para no volver a ser sancionado por la Conmebol.

Puede que finalmente, con una buena gestión administrativa, el estadio se mantenga en buenas condiciones para encarar las competiciones de gran forma -así como lo hizo en la Sudamericana 2018 ante Paranaense- y tener un recinto digno para el fútbol caraqueño por mucho tiempo.

Fútbol Venezolano

Está en óptimas condiciones || Foto: Cortesía
Está en óptimas condiciones || Foto: Cortesía
Fútbol Venezolano

El Olímpico de la UCV regresó por todo lo alto

Viernes 21| 12:50 pm

Carlos A. Chacón A. || @Carlosschacon10

El Olímpico de la Universidad Central de Venezuela fue inhabilitado en noviembre de 2017 y luego de 10 meses tuvo su “reinauguración” de gala. Fue el 13 de septiembre de 2018 en un duelo entre Caracas Fútbol Club y Atlético Paranaense en los octavos de final de la Copa Sudamericana y pudo albergar nuevamente partidos de futbol nacional e internacional.

Este recinto no aprobó la licencia de clubes de la Conmebol a finales de 2017, por lo que fue suspendido hasta poder renovarlo y mostrar una mejor cara para poder disputar partidos oficiales. El Caracas FC tuvo que mudarse a Cocodrilos Sports Park para sus compromisos de liga y al Metropolitano de Cabudare para los dos primeros duelos de la primera y segunda fase de la Sudamericana (ante Everton y Sport Huancayo). Por otra parte, el Deportivo la Guaira se mudó al José Antonio Anzoátegui de Puerto la Cruz.

Luego de estar cerrado por nueve meses, fue inspeccionado por la Conmebol (el 17 de agosto) y el estadio aprobó la licencia, por lo que se anunció que el partido de ida de los octavos de final de la competición sudamericana se disputaría en el recinto universitario 27 días después.

Los hinchas no defraudaron aquella tarde-noche caraqueña y colmaron el Olímpico en más de un 60% de su capacidad. A pesar de la derrota, los capitalinos se fueron del estadio con ganas de volver tras la gran cara que mostró en su campo de juego y ambiente de buen futbol.

El histórico recinto caraqueño aprobó con “20” su primer partido oficial tras ser inhabilitado 10 meses antes, con un césped impecable y quizás “un poco duro”, como lo dijeron algunos jugadores, fue una bienvenida positiva a la edificación capitalina para las competiciones de 2018.

Además de tener un campo de juego en óptimas condiciones –después de tanto tiempo-, los jugadores disfrutaron de un camerino de primera clase, teñido con los colores de su equipo (Caracas FC y Deportivo la Guaira) y remodelados en su totalidad. Al mismo tiempo se pudo notar el gran trabajo que se le realizó al drenaje y la elevación de nuevas rejas que alejan las gradas de la pista de tartán.

Esta remodelación trajo consigo un costo importante para que fuese totalmente exitosa, la cual tuvo que ser pagada por las diferentes instituciones que hacen vida en el estadio de la UCV. No obstante, ese alto precio sirvió para que tres meses después de su “reinauguración” se mantuviese de buena manera para seguir recibiendo duelos de futbol y demás deportes que se practican en el inmueble deportivo.

Sin duda, las expectativas que se tenían desde todo el tiempo que estuvo en remodelación esta edificación fueron valiosos para volver a tener un recinto en óptimas condiciones para el fútbol de la Primera y Segunda División. También tendrá la oportunidad de recibir dos duelos de la Copa Libertadores 2019, porque dos de los clubes que hacen vida allí (los rojos y naranjas) obtuvieron sus respectivos boletos a la competición internacional de clubes más importante de Sudamérica.

Para el próximo año, el Olímpico tendrá dos pruebas de talla internacional y tendrá que responder de la mejor forma para no volver a ser sancionado por la Conmebol.

Puede que finalmente, con una buena gestión administrativa, el estadio se mantenga en buenas condiciones para encarar las competiciones de gran forma -así como lo hizo en la Sudamericana 2018 ante Paranaense- y tener un recinto digno para el fútbol caraqueño por mucho tiempo.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR