Portada del dirario Meridiano
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Fútbol Venezolano

Van a instancias decisivas | Archivos BDA
Van a instancias decisivas | Archivos BDA
Fútbol Venezolano

En Mineros transformaron una contrariedad en una ventaja

Viernes 10| 10:02 am


Apostamos al funcionamiento del equipo, seguimos insistiendo en ese concepto, en las actuaciones del grupo"

Alfredo Coronis A.  | @alfredocoronis

Por fin en casa. Esa fue la exhalación de la tropa de Mineros que estuvo  dos semanas fuera de Puerto Ordaz, cumpliendo y rindiendo en compromisos del playoff del Clausura, así como de la Copa Venezuela.

El último juego del local fue el miércoles 25 de octubre, en la ida de la semifinal de Copa Venezuela ante Estudiantes (2-0). Al día siguiente, la tropa marchó por avión a Caracas para ahí tomar vuelo a Maracaibo el viernes tras dormir en la cuna de Bolívar. Tocaba jugar con JBL el domingo. Por el tema de los cupos en las aerolíneas, era la única manera.

Regresó por avión el lunes y a quedarse en la capital, pues habían dos partidos en agenda: la vuelta de la semifinal el miércoles en el Brígido Iriarte (0-2) y el primer juego del playoff contra La Guaira (1-1) el sábado. Al acceder a la final de la Copa, tocaba extender la gira a Barinas.

Desde la capital, se fueron en autobús al llano, por falta de aviones, a pesar de que está presupuestado fletar un chárter. La vuelta a Puerto Ordaz, afortunadamente, sí fue en aereonave rentada.

“Es algo complicado, estar lejos de la familia, lejos de casa, pero las bondades y unión de este grupo, que disfruta mucho compartir dentro del equipo, hizo todo más llevadero”, comentó el DT Juan Domingo Tolisano vía telefónica, mientras al fondo, se escuchaba a su familia disfrutar de su presencia.

Sin embargo, lejos de quejas, por la cantidad de partidos y por todas las dificultades para conseguir vuelos y hacer conexiones, Mineros transformó la adversidad en ventaja. Tolisano explicó que se pudo trabajar concentrados con el grupo, como en las pretemporadas.

“Estar concentrado también ayudó, para que el equipo estuviese bien cuidado en detalles como la alimentación, el trabajo. Todo suma: sesiones de cámara hiperbárica, complejos vitamínicos, cómo manejar el tema de las cargas para que los muchachos no tengan tanto desgaste”, explicó.

Y tener el “control” de esta situación permitió un saldo positivo, dos triunfos, uno de ellos que metió a Mineros en la final de la Copa Venezuela, más dos empates con goles (1-1) como visitantes que coloca a los negriazules en posición ventajosa para cerrar los cuartos del Clausura y la final de Copa en casa.

Además, los compromisos se vienen asumiendo con casi los mismos nombres. La rotación no ha sido drástica: “apostamos al  funcionamiento del equipo,  seguimos insistiendo en ese concepto, en las actuaciones del grupo. Además ayuda mucho la sinceridad del grupo de  jugadores. Todos quieren jugar, pero cuando uno no se siente en condiciones, nos notifica”.

 

En recuperación. Precisamente sobre ese aspecto, Tolisano explicó que Brayan Hurtado no fue convocado para la ida de la final ante Zamora “por prevención. Presentó una sobrecarga y fue recomendable no añadirle el estrés del partido”. Mientras que Luis Romero, portero que tuvo que abandonar el partido al minuto nueve “sufrió un golpe en el hombre y aunque pasó la noche tolerando la situación, al llegar hoy (ayer) a Puerto Ordaz se le hizo una resonancia para saber el alcance”.

Por último, Julio Machado, ausente por una microrotura fibrilar “podría volver el domingo, ya trabaja con normalidad”.

 ¿Buen resultado? Ahora a Mineros le toca asumir la vuelta de los cuartos contra La Guaira el domingo y aparcar la Copa Venezuela hasta el 29, cuando reciba a Zamora. “No fue fácil, es un equipo que de local entiende bien sus posibilidades. A pesar de la adversidad, nunca agachamos la cabeza y sacamos la pelota. Nos permitieron pocos espacios, pero ese gol nos da una posibilidad de tener la serie con un poco de ventaja”. ¿Qué lamentó de la ida? “Creo que no tuvimos buen sostenimiento de la pelota en campo rival. Ellos se estructuraron bien”.

Por lo menos, Tolisano y sus dirigidos ya tienen el abrazo de los suyos y el placer de dormir en cama propia. Bajo ese calor, toca asumir la resolución de instancias claves en Cachamay.

Fútbol Venezolano

Van a instancias decisivas | Archivos BDA
Van a instancias decisivas | Archivos BDA
Fútbol Venezolano

En Mineros transformaron una contrariedad en una ventaja

Viernes 10| 10:02 am

Alfredo Coronis A.  | @alfredocoronis

Por fin en casa. Esa fue la exhalación de la tropa de Mineros que estuvo  dos semanas fuera de Puerto Ordaz, cumpliendo y rindiendo en compromisos del playoff del Clausura, así como de la Copa Venezuela.

El último juego del local fue el miércoles 25 de octubre, en la ida de la semifinal de Copa Venezuela ante Estudiantes (2-0). Al día siguiente, la tropa marchó por avión a Caracas para ahí tomar vuelo a Maracaibo el viernes tras dormir en la cuna de Bolívar. Tocaba jugar con JBL el domingo. Por el tema de los cupos en las aerolíneas, era la única manera.

Regresó por avión el lunes y a quedarse en la capital, pues habían dos partidos en agenda: la vuelta de la semifinal el miércoles en el Brígido Iriarte (0-2) y el primer juego del playoff contra La Guaira (1-1) el sábado. Al acceder a la final de la Copa, tocaba extender la gira a Barinas.

Desde la capital, se fueron en autobús al llano, por falta de aviones, a pesar de que está presupuestado fletar un chárter. La vuelta a Puerto Ordaz, afortunadamente, sí fue en aereonave rentada.

“Es algo complicado, estar lejos de la familia, lejos de casa, pero las bondades y unión de este grupo, que disfruta mucho compartir dentro del equipo, hizo todo más llevadero”, comentó el DT Juan Domingo Tolisano vía telefónica, mientras al fondo, se escuchaba a su familia disfrutar de su presencia.

Sin embargo, lejos de quejas, por la cantidad de partidos y por todas las dificultades para conseguir vuelos y hacer conexiones, Mineros transformó la adversidad en ventaja. Tolisano explicó que se pudo trabajar concentrados con el grupo, como en las pretemporadas.

“Estar concentrado también ayudó, para que el equipo estuviese bien cuidado en detalles como la alimentación, el trabajo. Todo suma: sesiones de cámara hiperbárica, complejos vitamínicos, cómo manejar el tema de las cargas para que los muchachos no tengan tanto desgaste”, explicó.

Y tener el “control” de esta situación permitió un saldo positivo, dos triunfos, uno de ellos que metió a Mineros en la final de la Copa Venezuela, más dos empates con goles (1-1) como visitantes que coloca a los negriazules en posición ventajosa para cerrar los cuartos del Clausura y la final de Copa en casa.

Además, los compromisos se vienen asumiendo con casi los mismos nombres. La rotación no ha sido drástica: “apostamos al  funcionamiento del equipo,  seguimos insistiendo en ese concepto, en las actuaciones del grupo. Además ayuda mucho la sinceridad del grupo de  jugadores. Todos quieren jugar, pero cuando uno no se siente en condiciones, nos notifica”.

 

En recuperación. Precisamente sobre ese aspecto, Tolisano explicó que Brayan Hurtado no fue convocado para la ida de la final ante Zamora “por prevención. Presentó una sobrecarga y fue recomendable no añadirle el estrés del partido”. Mientras que Luis Romero, portero que tuvo que abandonar el partido al minuto nueve “sufrió un golpe en el hombre y aunque pasó la noche tolerando la situación, al llegar hoy (ayer) a Puerto Ordaz se le hizo una resonancia para saber el alcance”.

Por último, Julio Machado, ausente por una microrotura fibrilar “podría volver el domingo, ya trabaja con normalidad”.

 ¿Buen resultado? Ahora a Mineros le toca asumir la vuelta de los cuartos contra La Guaira el domingo y aparcar la Copa Venezuela hasta el 29, cuando reciba a Zamora. “No fue fácil, es un equipo que de local entiende bien sus posibilidades. A pesar de la adversidad, nunca agachamos la cabeza y sacamos la pelota. Nos permitieron pocos espacios, pero ese gol nos da una posibilidad de tener la serie con un poco de ventaja”. ¿Qué lamentó de la ida? “Creo que no tuvimos buen sostenimiento de la pelota en campo rival. Ellos se estructuraron bien”.

Por lo menos, Tolisano y sus dirigidos ya tienen el abrazo de los suyos y el placer de dormir en cama propia. Bajo ese calor, toca asumir la resolución de instancias claves en Cachamay.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR