Portada del dirario Meridiano
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Fútbol Venezolano

Foto: Prensa Zamora
Foto: Prensa Zamora
Fútbol Venezolano

Zamora y Mineros revivirán otra final

Miércoles 8| 8:56 am


Alfredo Coronis A. | @alfredocoronis

18 de mayo de 2014. Barinas recibía la ida de la final de la temporada entre el campeón del Apertura, Mineros, y el monarca del Clausura, Zamora. Chocaban para decidir al rey de la zafra 2013-14.

Los locales pegaron primero con un gol de Pedro Ramírez, en un duelo muy parejo. Sin embargo, en el complemento se dio la jugada más llamativa y que terminó encarrilando la eliminatoria a favor de Zamora.

Al minuto 50, un defensa echa el balón para atrás, direccionado al portero  Rafa Romo. Va a hacer el pressing alto Juan Falcón, y Romo le hace un gesto con la mano. Falcón hace caso omiso, toma la pelota y dispara al arco para el 2-0.

Romo, que no había dado muestras de lesión hasta el momento, ahora sí cayó sobre el césped y medio Mineros persiguió de forma furiosa a Falcón, quien caminaba hasta su parcela como si no fuera con él la cosa.

Hubo tángana, tensión y el partido se desnaturalizó al punto que ganó Zamora 4-1. En la vuelta, Mineros se quedó en 2-0 y le faltó un gol para voltear. Quedaron campeones los blanquinegros.

Hoy vuelven a encontrarse, en circunstancias distintas, aunque con algunos protagonistas que repiten. Por Mineros Richard Blanco, Anthony Matos y Julio Machado. Por los llaneros solamente el más recordado, Juan Falcón.

Richard Páez, al frente de Mineros en ese entonces, críticó la actuación de Falcón, pero terminada la final reconoció que “fue una inocentada de Romo”.

En su momento, “El Tigre” argumentó que “Romo no estaba lesionado, cualquier portero se hubiese tirado y él podía lanzar la pelota fuera”.

Hoy, con bastante agua corrida bajo el puente, prefiere pasar  la página, hecho que aún los hinchas de Mineros no olvidan y aún reservan como un acto de injusticia.

“Aquella final es pasado, igual que el gol. Hoy solo pienso en estar bien y jugar, no le echo mucha mente”, soltó tajante vía telefónica.

Prefirió enfocarse en el presente: “Es una alegría enorme volver a jugar. Para un jugador es muy importante y lo mejor es que siento que el equipo está preparado”.

Fin de la angustia

Falcón, tras una sanción de seis meses (reducida a cinco) por presunto doping, volvió a la acción hace tres semanas. Ha marcado dos goles desde su regreso y forma parte de este octubre mágico que vive Zamora, remontando en Liga y entrando a final de Copa.

“Queda un aprendizaje de todo. Fue por un medicamento para la columna y hubo problemas para notificar a Conmebol  a tiempo. El club y mi persona hicimos todo lo posible para que se aclarara la situación.  Fue importante la perseverancia para que se resolviera el caso, porque fue un malentendido, nunca hubo dopaje y por ello volví a tiempo”, explicó.

“Yo trabajaba bien, entrenaba con ganas, pero lo más dificil era saber cuándo volvería.  Pasé por tres técnicos, Francesco (Stifano), (Luis) Vera y Alí Cañas y todos me dieron ánimo y me recordaban que no era mi culpa, que pronto iba a volver. Hoy estoy con un grupo que quiere hacer dupleta (Liga y Copa), nunca hay que perder la fe”, cerró con optimismo.

Para hoy Zamora no contará con el central Jorge Ignacio González, expulsado en semifinales, ni con Cristian Makoun, con la Vinotinto juvenil en los bolivarianos;  y la visita tiene en duda a Julio Machado, también central, con molestias musculares.

Fútbol Venezolano

Foto: Prensa Zamora
Foto: Prensa Zamora
Fútbol Venezolano

Zamora y Mineros revivirán otra final

Miércoles 8| 8:56 am

Alfredo Coronis A. | @alfredocoronis

18 de mayo de 2014. Barinas recibía la ida de la final de la temporada entre el campeón del Apertura, Mineros, y el monarca del Clausura, Zamora. Chocaban para decidir al rey de la zafra 2013-14.

Los locales pegaron primero con un gol de Pedro Ramírez, en un duelo muy parejo. Sin embargo, en el complemento se dio la jugada más llamativa y que terminó encarrilando la eliminatoria a favor de Zamora.

Al minuto 50, un defensa echa el balón para atrás, direccionado al portero  Rafa Romo. Va a hacer el pressing alto Juan Falcón, y Romo le hace un gesto con la mano. Falcón hace caso omiso, toma la pelota y dispara al arco para el 2-0.

Romo, que no había dado muestras de lesión hasta el momento, ahora sí cayó sobre el césped y medio Mineros persiguió de forma furiosa a Falcón, quien caminaba hasta su parcela como si no fuera con él la cosa.

Hubo tángana, tensión y el partido se desnaturalizó al punto que ganó Zamora 4-1. En la vuelta, Mineros se quedó en 2-0 y le faltó un gol para voltear. Quedaron campeones los blanquinegros.

Hoy vuelven a encontrarse, en circunstancias distintas, aunque con algunos protagonistas que repiten. Por Mineros Richard Blanco, Anthony Matos y Julio Machado. Por los llaneros solamente el más recordado, Juan Falcón.

Richard Páez, al frente de Mineros en ese entonces, críticó la actuación de Falcón, pero terminada la final reconoció que “fue una inocentada de Romo”.

En su momento, “El Tigre” argumentó que “Romo no estaba lesionado, cualquier portero se hubiese tirado y él podía lanzar la pelota fuera”.

Hoy, con bastante agua corrida bajo el puente, prefiere pasar  la página, hecho que aún los hinchas de Mineros no olvidan y aún reservan como un acto de injusticia.

“Aquella final es pasado, igual que el gol. Hoy solo pienso en estar bien y jugar, no le echo mucha mente”, soltó tajante vía telefónica.

Prefirió enfocarse en el presente: “Es una alegría enorme volver a jugar. Para un jugador es muy importante y lo mejor es que siento que el equipo está preparado”.

Fin de la angustia

Falcón, tras una sanción de seis meses (reducida a cinco) por presunto doping, volvió a la acción hace tres semanas. Ha marcado dos goles desde su regreso y forma parte de este octubre mágico que vive Zamora, remontando en Liga y entrando a final de Copa.

“Queda un aprendizaje de todo. Fue por un medicamento para la columna y hubo problemas para notificar a Conmebol  a tiempo. El club y mi persona hicimos todo lo posible para que se aclarara la situación.  Fue importante la perseverancia para que se resolviera el caso, porque fue un malentendido, nunca hubo dopaje y por ello volví a tiempo”, explicó.

“Yo trabajaba bien, entrenaba con ganas, pero lo más dificil era saber cuándo volvería.  Pasé por tres técnicos, Francesco (Stifano), (Luis) Vera y Alí Cañas y todos me dieron ánimo y me recordaban que no era mi culpa, que pronto iba a volver. Hoy estoy con un grupo que quiere hacer dupleta (Liga y Copa), nunca hay que perder la fe”, cerró con optimismo.

Para hoy Zamora no contará con el central Jorge Ignacio González, expulsado en semifinales, ni con Cristian Makoun, con la Vinotinto juvenil en los bolivarianos;  y la visita tiene en duda a Julio Machado, también central, con molestias musculares.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR