Portada del dirario Meridiano
Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Fútbol Venezolano

Reiner Castro va por el triunfo/Prensa Caracas FC
Reiner Castro va por el triunfo/Prensa Caracas FC
Fútbol Venezolano

Los chamos quieren devorarse el clásico

Sábado 1| 5:30 pm


Es un gran partido y debo hacer el gol"

Héctor Rojas || @HectorRojas23

Al comienzo del rodaje de esta miniserie llamada Torneo Clausura 2016 estos actores se encontraban en el backstage de las grabaciones, sin roles protagónicos ni cámaras que los estuviesen apuntando en un primer plano. Actores principales cedieron su lugar bajo los reflectores y al aparecer la oportunidad no dudaron en aprovecharla para surgir como figuras emergentes de sus respectivos equipos.

Reiner Castro por el Caracas y Jan Hurtado por el Táchira debutaron en primera división en este semestre y decidieron adueñarse de un lugar entre los once de cada uno de sus equipos. Ambos jugarán el primer clásico en su carrera, por lo que la ansiedad para que sean las cuatro de la tarde del domingo se les nota en la voz al momento de referirse al partido.

Un tachirense de rojo

Reiner Castro es de Orope, un pueblito ubicado a 17 kilómetros de La Fría y a 90 de San Cristóbal. Quizás no tan lejano en distancia, pero para Castro se convertía diariamente en un viaje de tres horas de ida y tres de vuelta trasladarse a San Cristóbal para practicar con el Táchira, el equipo de sus amores y con quien deseaba jugar al fútbol.

Entrené como un mes o dos meses en la sub-18 de Táchira con el profesor Alexis Duque. Él me llamaba y quería que siguiese yendo a diario a los entrenamientos con el equipo, me decía que había quedado, pero no tenía un contrato o nada seguro, hasta que en un momento determinado me quedé sin recursos para seguir viajando a diario de Orope a San Cristóbal. Tenía que salir cerca de las cuatro de la mañana para llegar a una práctica que comenzaba a las ocho”, relató Castro con nostalgia.

Siguió jugando en la sub-18 y luego en la sub-20 de La Fría, de allí pasó a la Fundación El Vigía en la que duró dos años hasta que llegó al Caracas en diciembre de 2014.

Reiner Castro ha sido la revelación del gol capitalino/Prensa Caracas FC

En Caracas llegó el comentario de que me quería El Vigía. Leonel Vielma, que se encontraba en el club, me recomendó con Enzo Tropiano. Me probaron y definitivamente tuve un buen día porque marqué como cinco o seis goles, entonces el profesor Polín Páez-Pumar me dijo que ya estaba adentro”, recordó.

El camino hacia primera no le fue fácil, hasta que el entrenador Antonio Franco le dio la oportunidad por su buen rendimiento con el segundo equipo.

El profe (Franco) me ha dado mucha confianza y me aconseja que encare a los contrarios en el uno contra uno. También he recibido consejos de Micky (Mea Vitali), Giacomo (Di Giorgi) y Edder (Farías)”, resaltó Castro, quien comenta que este último lo ha aconsejado en todo lo que se refiere a la posición. “Me ha dicho que si tengo que dar el pase que lo dé, al igual que dónde debo ubicarme en el terreno de juego. Es un gran jugador y lo debo aprovechar porque quizás al finalizar el semestre vuelva a salir del club”.

A horas del partido ante Táchira lo que más desea es que llegue la hora y poder marcarle al aurinegro. “Es un juego súper especial porque soy de allá. Es un gran partido y debo hacer el gol”, remató el artillero.

Un bachiller prometedor

Jan Hurtado es un chamo de 16 años de edad que apenas acaba de pasar a quinto año de bachillerato. Estudia en el colegio San Pedro de San Cristóbal y en un abrir y cerrar de ojos tiene que lidiar con los salones de clase y el césped del estadio Pueblo Nuevo.

La familia me dice que para ser futbolista primero he tenido que ser estudiante y el equipo me ha dado el apoyo para estar estudiando y compartir el horario de clases con los entrenamiento”, comentó.

Hurtado juega con el Deportivo Táchira desde la categoría sub-14, cuando lo vieron jugar con la tricolor de Venezuela de la liga menor del profesor Cabrujas. Fue en el 2013 cuando lo convocó el entrenador Renzo Moreno, y desde entonces no ha dejado de vestirse de aurinegro.

hurtado_fvf_tc2016_1ra_j9_dtfc_danz_140816_gpc_00359

Jan Hurtado ha sido la cara joven del gol aurinegro/Prensa Táchira

Desde que tenía 10 años era hincha del Táchira. A los 11 fui a ver una final en Pueblo Nuevo contra Zamora y desde entonces vivo por estos colores”, relata con emoción.

Antes de ser llamado para primera Hurtado jugaba para la sub-18 del Táchira, pero de vez en cuando era convocado para entrenar con el primer equipo.

“Cuando escuché por primera vez que estaba convocado para jugar con el primer equipo me puse muy feliz. Fue una emoción muy grande jugar y sentir el calor del juego con la hinchada de fondo”, recordó.

Debutó en primera en una estrepitosa caída de Táchira en Maturín (4-0), para tres días después, ser figura y aclamado en Pueblo Nuevo por marcar los dos goles en la victoria ante Petare.

Escuchaba mi nombre y me sentía contento. Realmente fue una felicidad inmensa porque mi papá también estaba presente en el estadio”, resaltó.

Con respecto al partido ante Caracas confiesa sentir una motivación extra. “Todo el mundo quiere jugar un clásico y ganarlo nos colocaría en lo más alto de la tabla acumulada”, concluyó.

Fútbol Venezolano

Reiner Castro va por el triunfo/Prensa Caracas FC
Reiner Castro va por el triunfo/Prensa Caracas FC
Fútbol Venezolano

Los chamos quieren devorarse el clásico

Sábado 1| 5:30 pm

Héctor Rojas || @HectorRojas23

Al comienzo del rodaje de esta miniserie llamada Torneo Clausura 2016 estos actores se encontraban en el backstage de las grabaciones, sin roles protagónicos ni cámaras que los estuviesen apuntando en un primer plano. Actores principales cedieron su lugar bajo los reflectores y al aparecer la oportunidad no dudaron en aprovecharla para surgir como figuras emergentes de sus respectivos equipos.

Reiner Castro por el Caracas y Jan Hurtado por el Táchira debutaron en primera división en este semestre y decidieron adueñarse de un lugar entre los once de cada uno de sus equipos. Ambos jugarán el primer clásico en su carrera, por lo que la ansiedad para que sean las cuatro de la tarde del domingo se les nota en la voz al momento de referirse al partido.

Un tachirense de rojo

Reiner Castro es de Orope, un pueblito ubicado a 17 kilómetros de La Fría y a 90 de San Cristóbal. Quizás no tan lejano en distancia, pero para Castro se convertía diariamente en un viaje de tres horas de ida y tres de vuelta trasladarse a San Cristóbal para practicar con el Táchira, el equipo de sus amores y con quien deseaba jugar al fútbol.

Entrené como un mes o dos meses en la sub-18 de Táchira con el profesor Alexis Duque. Él me llamaba y quería que siguiese yendo a diario a los entrenamientos con el equipo, me decía que había quedado, pero no tenía un contrato o nada seguro, hasta que en un momento determinado me quedé sin recursos para seguir viajando a diario de Orope a San Cristóbal. Tenía que salir cerca de las cuatro de la mañana para llegar a una práctica que comenzaba a las ocho”, relató Castro con nostalgia.

Siguió jugando en la sub-18 y luego en la sub-20 de La Fría, de allí pasó a la Fundación El Vigía en la que duró dos años hasta que llegó al Caracas en diciembre de 2014.

Reiner Castro ha sido la revelación del gol capitalino/Prensa Caracas FC

En Caracas llegó el comentario de que me quería El Vigía. Leonel Vielma, que se encontraba en el club, me recomendó con Enzo Tropiano. Me probaron y definitivamente tuve un buen día porque marqué como cinco o seis goles, entonces el profesor Polín Páez-Pumar me dijo que ya estaba adentro”, recordó.

El camino hacia primera no le fue fácil, hasta que el entrenador Antonio Franco le dio la oportunidad por su buen rendimiento con el segundo equipo.

El profe (Franco) me ha dado mucha confianza y me aconseja que encare a los contrarios en el uno contra uno. También he recibido consejos de Micky (Mea Vitali), Giacomo (Di Giorgi) y Edder (Farías)”, resaltó Castro, quien comenta que este último lo ha aconsejado en todo lo que se refiere a la posición. “Me ha dicho que si tengo que dar el pase que lo dé, al igual que dónde debo ubicarme en el terreno de juego. Es un gran jugador y lo debo aprovechar porque quizás al finalizar el semestre vuelva a salir del club”.

A horas del partido ante Táchira lo que más desea es que llegue la hora y poder marcarle al aurinegro. “Es un juego súper especial porque soy de allá. Es un gran partido y debo hacer el gol”, remató el artillero.

Un bachiller prometedor

Jan Hurtado es un chamo de 16 años de edad que apenas acaba de pasar a quinto año de bachillerato. Estudia en el colegio San Pedro de San Cristóbal y en un abrir y cerrar de ojos tiene que lidiar con los salones de clase y el césped del estadio Pueblo Nuevo.

La familia me dice que para ser futbolista primero he tenido que ser estudiante y el equipo me ha dado el apoyo para estar estudiando y compartir el horario de clases con los entrenamiento”, comentó.

Hurtado juega con el Deportivo Táchira desde la categoría sub-14, cuando lo vieron jugar con la tricolor de Venezuela de la liga menor del profesor Cabrujas. Fue en el 2013 cuando lo convocó el entrenador Renzo Moreno, y desde entonces no ha dejado de vestirse de aurinegro.

hurtado_fvf_tc2016_1ra_j9_dtfc_danz_140816_gpc_00359

Jan Hurtado ha sido la cara joven del gol aurinegro/Prensa Táchira

Desde que tenía 10 años era hincha del Táchira. A los 11 fui a ver una final en Pueblo Nuevo contra Zamora y desde entonces vivo por estos colores”, relata con emoción.

Antes de ser llamado para primera Hurtado jugaba para la sub-18 del Táchira, pero de vez en cuando era convocado para entrenar con el primer equipo.

“Cuando escuché por primera vez que estaba convocado para jugar con el primer equipo me puse muy feliz. Fue una emoción muy grande jugar y sentir el calor del juego con la hinchada de fondo”, recordó.

Debutó en primera en una estrepitosa caída de Táchira en Maturín (4-0), para tres días después, ser figura y aclamado en Pueblo Nuevo por marcar los dos goles en la victoria ante Petare.

Escuchaba mi nombre y me sentía contento. Realmente fue una felicidad inmensa porque mi papá también estaba presente en el estadio”, resaltó.

Con respecto al partido ante Caracas confiesa sentir una motivación extra. “Todo el mundo quiere jugar un clásico y ganarlo nos colocaría en lo más alto de la tabla acumulada”, concluyó.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR