Inicio

Beisbol
Beisbol

Fútbol
Fútbol

Baloncesto
Baloncesto

Motores
Motores

Más deportes
Más deportes

Otros
Otros

Foto cortesía

Fútbol Internacional

Andre Coelho levanta a Portugal y derriba a Rusia

Jueves 8 | 6:14 pm

Dos potentes goles de Andre Coelho en los minutos 30 y 35 impulsaron este jueves la reacción y la remontada de Portugal, rumbo a la final de la Eurocopa 2018 con una sufrida victoria ante Rusia, mejor durante casi todo el partido, siempre bajo su control, pero derribada inesperadamente por 2-3.

Un desenlace imprevisto tal y como fue el encuentro, sobre todo los primeros 30 minutos; también con polémica, porque el 1-3 de Portugal a 56 segundos del final, de Bruno Coelho desde su campo, vino precedido de una mano fuera del área de su portero André Souza, cuando, además, la selección lusa ya sumaba las cinco faltas.

La victoria de Portugal era inimaginable al descanso. Sólo había lanzado dos tiros a puerta en todo el primer tiempo, los dos del mismo hombre, Ricardinho. Y el primero ya con 11 minutos disputados de encuentro y con un 1-0 en contra de la selección lusa, apagada por el rendimiento de Rusia, muy trabajada, eficaz y rotunda.

Desde su presión, desde sus futbolistas y desde la perfecta acción con la que abrió el marcador, un contragolpe de Chishkala, que continuó en Robinho y que culminó Eder Lima, solo para definir a portería vacía tras el pase más inteligente de todos, el que le dio su compañero también de origen brasileño superados los tres minutos.

Rusia manejó toda la primera parte sin apenas discusión. Nunca encontró la fórmula de responder Portugal a la evidente superioridad de su adversario, con un precioso remate al poste de Robinho sin casi respuesta del equipo luso, encomendado a Ricardinho, a alguna genialidad suya, ante un panorama tan complejo en el primer acto.

Hasta entonces todo estaba bajo control de Rusia, que tuvo el 2-0 en un disparo de Artem Niyazov en los instantes finales previos al descanso. Portugal necesitaba un replanteamiento urgente. Más allá del marcador apretado, con una derrota por la mínima, por una indiscutible cuestión de juego, superado en todo por su oponente.

Pero todo cambió a diez minutos del final. Nadie lo intuía, nadie podía preverlo tal y como se desarrollaba el partido y el juego, ni siquiera quizá la propia Portugal, rehecha desde dos derechazos de Andre Coelho. El cierre, con la vigilancia que asumía Ricardinho, tomó su relevo con dos goles decisivos en apenas cinco minutos.

Del 30 al 35. El 1-1 en el primer error defensivo de Rusia que aprovechó con voracidad André Coelho, con un derechazo imparable para el guardameta ruso para igualar un duelo más que exigente; el 1-2 con otro sorprendente y potente tiro lejano a 4:16 del final del choque, ya con su selección con la amenaza de las cinco faltas.

No cometió la sexta porque los árbitros no vieron la mano del portero André Sousa fuera de su área, en una jugada que, a la vez, terminó en el 1-3 para Portugal de Bruno Coelho desde su campo. En la siguiente acción marcó Eder Lima para Rusia el 2-3, sólo con tiempo para un par de ataques más sin éxito. Portugal, a la final.

EFE