Portada del dirario Meridiano
Viernes, 24 de Marzo de 2017

Copa América

Copa América

¡La fiesta de la Copa América Centenaria cruzó las fronteras!

Ha pasado un año desde que toda América viviera una fiesta gracias al fútbol. Desde Chile 2015 los países americanos no se encontraban con sus raíces, donde un balón gira a su alrededor con la misión de regalarle tristezas y alegrías a los americanos.

Chile fue el último escogido para albergar el campeonato de naciones más antiguo del mundo, donde figuras como Messi, Neymar, Cavani, James Rodríguez, Arturo Vidal, Paolo Guerrero, Salomón Rondón entre otros, engalanaron este torneo.

Ahora la historia se va al norte del continente, por primera vez, la Copa América se celebrará en una nación fuera del sur, sin habla hispana: Estados Unidos. Esto servirá para unificar todo el territorio americano, pues estos 100 años son motivo de una gran celebración, plagada de grandes luminarias.

Todo comenzó en 1916 en Buenos Aires. La Asociación Argentina de Fútbol remitió a las asociaciones vecinas que por entonces estaban creadas (Chile, Uruguay y Brasil) un torneo que organizaría en honor en una conmemoración histórica: el 9 de julio se cumplían 100 años de la Independencia de la República Argentina, como lo afirma la Conmebol en su portal oficial.

Las cuatro asociaciones respondieron y se prepararon. Esta competencia despertó el entusiasmo de los pioneros futbolísticos de cada país. Así nació la legendaria Copa América.

 

Será una nueva oportunidad para ver toda la magia del fútbol, que como siempre regalará esa típica entrega, color y pasión que solo tienen los aficionados de esta parte del mundo. Chile buscará revalidar su título a pesar de tener la ausencia de un emblemático jugador como Jorge Valdivia.

La “Celeste” tendrá a rivales de gran peso pero que vienen golpeados como el caso de Argentina y Brasil. Esas dos selecciones serán las claras favoritas, como siempre, de luchar por el campeonato, pero ambas tendrán que demostrar que su juego ha crecido como equipo, de lo contrario habrán finalizado otra prueba en blanco, porque escuadras como Colombia o Uruguay aprovecharán esta Copa para dar un golpe sobre la mesa y así abrir paso a una nueva generación que se encuentra hambrienta de títulos. Es que colombianos y charrúas tienen el material suficiente para ser los nuevos monarcas del continente, pero en el fútbol no se gana sobre el papel sino sobre el campo.

Es por eso que selecciones como Perú, Paraguay y Venezuela tienen la obligación de exponer que sus actuaciones son producto de un trabajo arduo de largo tiempo. En tanto que Ecuador y México darán lucha para codearse entre los primeros lugares de un certamen, sin olvidarnos de Bolivia y Jamaica, equipos que tratarán de sorprenderá a más de uno.

El anfitrión, Estados Unidos, escudriñará en su mejor fútbol para hacer respetar su casa, sacar la casta en cada uno de sus estadios y adueñarse de la corona, tarea nada fácil, previendo que es justamente Suramérica quien conserva algunos de los equipos cabeza de ranking a nivel mundial.

Por su lado Haití debutante en este certamen, Panamá, Costa Rica, también son invitados a la fiesta del deporte rey, se unirán a una disputa que pone a 16 equipos en una situación de lucha mortal para alzar la gloria.