Portada del dirario Meridiano
Jueves 19 de Julio de 2018

Cotilleo Deportivo

El jugador de la NFL JJ Watt organizó una exitosa recolecta para ayudar a las víctimas del huracá
El jugador de la NFL JJ Watt organizó una exitosa recolecta para ayudar a las víctimas del huracá
Cotilleo Deportivo

Deportistas aportaron a afectados por desastres en 2017

Martes 26| 2:04 pm


“Fue increíble ver cómo la gente de todo el país y de todo el mundo, con diferentes culturas y comunidades, se unió para apoyar a una ciudad y a unas personas que pasaban el momento más difíci"

AP

J.J. Watt tenía una meta modesta cuando lanzó una campaña recaudadora de fondos a fin de ayudar a las víctimas del huracán Harvey en Houston. El astro de los Texans de Houston buscaba reunir 200.000 dólares al publicar en Twitter un video, después de un partido de pretemporada realizado el 26 de agosto.

A Watt, tres veces nombrado el Jugador Defensivo del Año, le llevó menos de dos horas el llegar a esa cifra.

Las donaciones llegaron de todo el mundo, incluso de manos de otros deportistas famosos. Tom Brady entregó 100.000 dólares, Chris Paul 50.000, y otras 200.000 personas, incluidas las celebridades Jimmy Fallon, Ellen DeGeneres y Drake, aportaron un total superior a los 37 millones de dólares a la campaña de Watt.

No puedo agradecer lo suficiente a todos por su apoyo y donaciones desde todo el país y el mundo”, dijo Watt a quienes le ayudaron en la iniciativa para las víctimas de Harvey. “Verdaderamente han demostrado lo que es posible cuando todos se unen por una causa común”.

Los fondos recaudados por Watt se usan para reconstruir viviendas y guarderías, proporcionar alimentos y atender las necesidades de salud de las personas más afectadas por el huracán.

“Fue increíble ver cómo la gente de todo el país y de todo el mundo, con diferentes culturas y comunidades, se unió para apoyar a una ciudad y a unas personas que pasaban el momento más difícil de su vida”, dijo Watt.

Watt fue sólo uno de varios deportistas que atendieron en llamado de ayuda tras diferentes desastres ocurridos en 2017.

Poco después de que Harvey azotó Houston, el huracán María devastó Puerto Rico, y varios deportistas respondieron.

El boricua Carlos Beltrán, quien se retiró tras conquistar la Serie Mundial con los Astros de Houston, emprendió una campaña de recaudación de fondos para ayudar a las víctimas, donando un millón de dólares de su bolsillo. Otros peloteros de las mayores, incluidos los puertorriqueños Yadier Molina y Kike Hernández, se unieron con sus propias campañas.

Integrantes de los Warriors de Golden State, campeones de la NBA, dieron un paso al frente para ayudar en octubre, luego que los incendios forestales causaron graves daños en la costa del oeste.

Klay Thompson donó 75.000 dólares a las tareas de ayuda, al entregar 1.000 dólares por cada punto anotado durante una racha de tres partidos. La organización de los Raiders de Oakland entregó un millón de dólares.

Los Raiders, los Warriors y los 49ers de San Francisco se combinaron para donar 450.000 dólares.

Pienso que esto demuestra el compromiso de Klay con su comunidad”, dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. “Creo que todos nuestros chicos han hecho un trabajo bastante bueno al estar conscientes de ayudar a la gente que los rodea. Es un gran gesto. Noté que otras personas están participando también”.

Otros deportistas mostraron su generosidad en formas diversas. Carson Wentz, quarterback de los Eagles de Filadelfia y su excompañero Jordan Matthews viajaron a Haití en mayo, como parte de una misión humanitaria. Más tarde, Wentz anunció que ayudaría a construir un complejo deportivo en la nación más pobre del hemisferio.

“Siento que este complejo deportivo será una forma increíble en que la juventud de Haití tendrá más oportunidades de disfrutar la competencia deportiva, para avanzar en su educación, tener acceso a comidas saludables”, dijo Wentz.

Chris Long, defensive end de los Eagles, hizo varias donaciones este año, jugando gratis. El veterano cedió sus cheques por los primeros seis partidos a fin de becar a estudiantes en Charlottesville, Virginia. Usó los 10 cheques siguientes para lanzar una campaña caritativa que alienta las donaciones para promover la equidad en las oportunidades educativas.

Long firmó un contrato por 4,5 millones de dólares con Filadelfia, incluido un bono de 500.000 dólares por la firma y 1,5 millones garantizados. Su salario base en 2017 es de un millón de dólares.

Mi esposa y yo creemos apasionadamente que la educación es una puerta para la movilidad y la igualdad social”, dijo Long. “Pienso que todos podemos coincidir en que la educación puede ayudar a un cambio que todos queremos ver en este país”.

Cole Hamels, as de los Rangers de Texas, donó junto con su esposa Heidi una mansión en Missouri, por un valor estimado de 10 millones de dólares, a una organización que organiza campamentos para niños con necesidades especiales y enfermedades crónicas.

El ex mariscal de campo de la NFL Colin Kaepernick sacó también dinero de su bolsillo para ayudar. Kaepernick, quien comenzó a arrodillarse durante el himno nacional para protestar contra la inequidad racial y los abusos policiales, no fue contratado por un solo equipo en la presente campaña.

Pero durante 2017, donó 600.000 dólares como parte de una campaña para reunir un millón. El ex quarterback de los 49ers de San Francisco hizo la promesa de reunir esos fondos en 2016 y aportó 300.000 el año pasado.

Tras quedar marginado de la liga, se ha concentrado en labores de activismo social, mientras espera una oportunidad para jugar de nuevo. 

Cotilleo Deportivo

El jugador de la NFL JJ Watt organizó una exitosa recolecta para ayudar a las víctimas del huracá
El jugador de la NFL JJ Watt organizó una exitosa recolecta para ayudar a las víctimas del huracá
Cotilleo Deportivo

Deportistas aportaron a afectados por desastres en 2017

Martes 26| 2:04 pm

AP

J.J. Watt tenía una meta modesta cuando lanzó una campaña recaudadora de fondos a fin de ayudar a las víctimas del huracán Harvey en Houston. El astro de los Texans de Houston buscaba reunir 200.000 dólares al publicar en Twitter un video, después de un partido de pretemporada realizado el 26 de agosto.

A Watt, tres veces nombrado el Jugador Defensivo del Año, le llevó menos de dos horas el llegar a esa cifra.

Las donaciones llegaron de todo el mundo, incluso de manos de otros deportistas famosos. Tom Brady entregó 100.000 dólares, Chris Paul 50.000, y otras 200.000 personas, incluidas las celebridades Jimmy Fallon, Ellen DeGeneres y Drake, aportaron un total superior a los 37 millones de dólares a la campaña de Watt.

No puedo agradecer lo suficiente a todos por su apoyo y donaciones desde todo el país y el mundo”, dijo Watt a quienes le ayudaron en la iniciativa para las víctimas de Harvey. “Verdaderamente han demostrado lo que es posible cuando todos se unen por una causa común”.

Los fondos recaudados por Watt se usan para reconstruir viviendas y guarderías, proporcionar alimentos y atender las necesidades de salud de las personas más afectadas por el huracán.

“Fue increíble ver cómo la gente de todo el país y de todo el mundo, con diferentes culturas y comunidades, se unió para apoyar a una ciudad y a unas personas que pasaban el momento más difícil de su vida”, dijo Watt.

Watt fue sólo uno de varios deportistas que atendieron en llamado de ayuda tras diferentes desastres ocurridos en 2017.

Poco después de que Harvey azotó Houston, el huracán María devastó Puerto Rico, y varios deportistas respondieron.

El boricua Carlos Beltrán, quien se retiró tras conquistar la Serie Mundial con los Astros de Houston, emprendió una campaña de recaudación de fondos para ayudar a las víctimas, donando un millón de dólares de su bolsillo. Otros peloteros de las mayores, incluidos los puertorriqueños Yadier Molina y Kike Hernández, se unieron con sus propias campañas.

Integrantes de los Warriors de Golden State, campeones de la NBA, dieron un paso al frente para ayudar en octubre, luego que los incendios forestales causaron graves daños en la costa del oeste.

Klay Thompson donó 75.000 dólares a las tareas de ayuda, al entregar 1.000 dólares por cada punto anotado durante una racha de tres partidos. La organización de los Raiders de Oakland entregó un millón de dólares.

Los Raiders, los Warriors y los 49ers de San Francisco se combinaron para donar 450.000 dólares.

Pienso que esto demuestra el compromiso de Klay con su comunidad”, dijo el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. “Creo que todos nuestros chicos han hecho un trabajo bastante bueno al estar conscientes de ayudar a la gente que los rodea. Es un gran gesto. Noté que otras personas están participando también”.

Otros deportistas mostraron su generosidad en formas diversas. Carson Wentz, quarterback de los Eagles de Filadelfia y su excompañero Jordan Matthews viajaron a Haití en mayo, como parte de una misión humanitaria. Más tarde, Wentz anunció que ayudaría a construir un complejo deportivo en la nación más pobre del hemisferio.

“Siento que este complejo deportivo será una forma increíble en que la juventud de Haití tendrá más oportunidades de disfrutar la competencia deportiva, para avanzar en su educación, tener acceso a comidas saludables”, dijo Wentz.

Chris Long, defensive end de los Eagles, hizo varias donaciones este año, jugando gratis. El veterano cedió sus cheques por los primeros seis partidos a fin de becar a estudiantes en Charlottesville, Virginia. Usó los 10 cheques siguientes para lanzar una campaña caritativa que alienta las donaciones para promover la equidad en las oportunidades educativas.

Long firmó un contrato por 4,5 millones de dólares con Filadelfia, incluido un bono de 500.000 dólares por la firma y 1,5 millones garantizados. Su salario base en 2017 es de un millón de dólares.

Mi esposa y yo creemos apasionadamente que la educación es una puerta para la movilidad y la igualdad social”, dijo Long. “Pienso que todos podemos coincidir en que la educación puede ayudar a un cambio que todos queremos ver en este país”.

Cole Hamels, as de los Rangers de Texas, donó junto con su esposa Heidi una mansión en Missouri, por un valor estimado de 10 millones de dólares, a una organización que organiza campamentos para niños con necesidades especiales y enfermedades crónicas.

El ex mariscal de campo de la NFL Colin Kaepernick sacó también dinero de su bolsillo para ayudar. Kaepernick, quien comenzó a arrodillarse durante el himno nacional para protestar contra la inequidad racial y los abusos policiales, no fue contratado por un solo equipo en la presente campaña.

Pero durante 2017, donó 600.000 dólares como parte de una campaña para reunir un millón. El ex quarterback de los 49ers de San Francisco hizo la promesa de reunir esos fondos en 2016 y aportó 300.000 el año pasado.

Tras quedar marginado de la liga, se ha concentrado en labores de activismo social, mientras espera una oportunidad para jugar de nuevo. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR