Tarifas Tarifas Web ¿Quiénes Somos? Contáctenos Empleo Programación Meridiano en tu Móvil
COLUMNAS DE MERIDIANO
Mundo Aurinegro
Mundo Aurinegro | Carlos Luis Chacón

Regresamos con nuestra columna “Mundo Aurinegro”, en esta ocasión la tendrán a disposición por este medio, www.meridiano.com.ve, donde estaremos como es costumbre, hablando de diversos temas que tienen su epicentro en la zona andina, donde la afición por el deporte llega a convertirse en pasión.

Para comenzar analizaremos el arranque del Deportivo Táchira, que comenzó muy bien su participación del torneo clausura, un empate en Guanare contra Llaneros en el debut, y tres triunfos consecutivos, uno en casa del Monagas S.C y dos en Pueblo Nuevo contra Yaracuyanos y Atlético el Vigía respectivamente, presagiaban un futuro exitoso en lo inmediato. Es por esto que la respuesta del aficionado aurinegro no se hizo esperar.

Primero el debut en casa con triunfo por la mínima contra Yaracuyanos, con la expectativa del tan esperado debut del renovado carrusel aurinegro, donde más de 16 mil simpatizantes le acompañaron, a pesar de tratarse de un sábado en Feria de San Sebastián, con previa tarde de toros incluida. Luego 18 mil ante Atlético el Vigía, muy alto número si se toma en cuenta que fue el domingo previo al carnaval, donde el soberano fue premiado con triunfo por goleada 4-0.

La luna de miel del equipo con los fanáticos había empezado, el desarrollo del trabajo sobre la cancha sin ser perfecto, agradaba, por su parte el técnico Daniel Farías no permitía el triunfalismo y prefería tener frialdad para esperar por las mejoras esperadas. Pero se vino la quinta fecha, el rival de mayor peligro, Mineros de Guayana, un plantel que aunque cambió su técnico, sufrió muy pocos cambios en nómina, y que empezaba a mostrar los resultados del trabajo de Richard Páez. 33 mil personas ocuparon las sillas en el templo del fútbol venezolano, para presenciar la lucha entre dos favoritos al título.

Pero en esta ocasión el juego de Mineros se impuso al de Táchira, el planteamiento de Farías en busca de anular la clara propuesta ofensiva de Mineros no fue mala, pero falló una sola vez y lo pagó caro. El portero colombiano Breiner Castillo tuvo tres intervenciones de apremio, una de ellas para el gol de la derrota tachirense. Mientras que los aurinegros pudieron abrir boquetes en el muro azul en cuatro ocasiones pero la espalda del colombiano Hurtado en la zaga visitante ante disparo del “Minino” Flores, la mala puntería de Gelmin Rivas en tres ocasiones y el desperdicio del penal por “Maestrico” González, le impidieron sumar por lo menos un punto.

La fecha número seis se presentó para Táchira, como la gran oportunidad para reivindicarse. Contra el Real Esppor en el estadio Brígido Iriarte, miércoles por la tarde, ante muy poco público, eso sí, la mayoría apoyando al carrusel aurinegro, sobre un césped maltratado y ante un equipo que parecía más débil. Pero de nuevo el planteamiento rival, en este caso, el del técnico tachirense Charles López, estratega del equipo merengue, se impuso al de Farías. El Esppor se comportó como lo que era, el local, achicó espacios, tuvo propuesta ofensiva, anuló los circuitos del Deportivo Táchira, y lo líquido con un gol de Guarín desde fuera, que dejó frio al portero Breiner Castillo, para luego concentrarse en cuidar sus tres puntos, sin renunciar al ataque.

Al final de este encuentro en el estadio del Paraíso, la hinchada aurinegra presente esperó a los jugadores y el cuerpo técnico para reclamarles su actuación, considerada no acorde a la esperada por parte de un equipo como el Deportivo Táchira. Al salir del estadio conversamos con varios aficionados y en todos notamos preocupación, no es para menos, ese equipo que arrancó tan bien, que en la cuarta fecha era segundo, a un punto de Trujillanos y jugaba con un 83,33% de rendimiento, solo dos fechas después, es tercero con cuatro puntos menos que el primero (Que tiene un partido más), y su rendimiento es del 55,55%.

Esto apenas está empezando, faltan muchas fechas, es muy cierto, pero también es verdad que el Deportivo Táchira necesita estar entre los primeros, mejorar su juego colectivo y ser más incisivo a la hora de atacar, para que su fanaticada sienta que se está gestando el triunfo con aquello que muchos llaman: ”entrega por los colores”. Somos testigos del excelente trabajo previo a los juegos, corrigiendo, puliendo los detalles, esperemos que las aguas vuelvan a su cauce.

Este domingo la cosa en San Cristóbal vuelve a ponerse buena, ya que el Deportivo Táchira recibe a Trujillanos, el dolor de cabeza aurinegro de los últimos años. ¿Será que Farías logra retomar el buen juego de las primeras cuatro fechas y gana?, ¿Se mantendrá la luna de miel con la fanaticada?. Este domingo toda Venezuela por verlo por Meridiano Televisión en directo desde el estadio Pueblo Nuevo.

Hasta la próxima

Tus opiniones y aportes amundoaurinegro@yahoo.com

21/02/2013


PARA COMENTAR ESTA INFORMACION DEBE LOGUEARSE EN ALGUNA DE LAS REDES SOCIALES

Publicaciones anterios de la columna
Mundo Aurinegro
Facebook Meridiano Twitter Meridiano