Portada del dirario Meridiano
Domingo 23 de Abril de 2017

Clásico Mundial

Puerto Rico tiene aroma
Puerto Rico tiene aroma "gringo" / WBC
Clásico Mundial

Puerto Rico y Estados Unidos, una misma nación

Miércoles 22| 7:00 pm


Raúl Pérez / @enriul

Muchos son los casos de peloteros que han defendido los colores de países distintos al lugar de su nacimiento en el Clásico Mundial de Béisbol. Estados Unidos, República Dominicana y Venezuela (caso Francisco Cervelli, por ejemplo) son semilleros inagotables de talento, por lo que no todoas las estrellas caben en dichas selecciones y deben defender las banderas de los países de sus padres o abuelos.

Esta noche, en la final del Clásico Mundial de Béisbol, se verán hasta seis casos de peloteros que por una razón u otra, han venido defendiendo a la selección puertorriqueña en lugar de su natal Estados Unidos. 

Tal es el caso de Seth Lugo. El abridor del compromiso de esta noche, nació en Shreveport, Luisiana, pero ha sido uno de los pilares monticulares de la selección de Puerto Rico. el derecho de los Mets de Nueva York ha ganado sus dos aperturas en lo que va de Clásico Mundial de Béisbol, y tratará de cerrar su participación con una nueva victoria. 

Lugo, quien apenas habla el español y solo tiene como raíz boricua a su abuelo, ha declarado sentirse en familia desde el primer momento. "No conocía lo que era la cultura boricua hasta que conocí a mis familiares en febrero, aunque el compartir con esta selección me ha ayudado a entender lo que significa ser puertorriqueño", afirmó el lanzador diestro.

Mike Avilés y Héctor Santiago son otros de los peloteros que nacieron en los Estados Unidos, pero a diferencia de Lugo, ellos se han sentido boricuas desde el primero de sus días. Avilés (Nueva York, Nueva York) le prometió a su abuela que defendería los colores de Puerto Rico desde el año 2009, y hoy participa en su tercer evento. El jugador ha tenido un gran rendimiento en esta edición al batear de 10-6 (.600) y cubriendo de buena manera cada uno de los huecos a la defensiva boricua.

Santiago (Newark, Nueva Jersey), por su parte, es otro de los que tomó facilmente la decisión de defender a Puerto Rico. El lanzador de los Mellizos de Minnesota siempre estuvo rodeado de sus raíces boricuas, ya que la población puertorriqueña en Nueva Jersey es bastante amplia y, además, sus vacaciones de la infancia las pasaba en la isla del encanto.

El lanzador se ha convertido en uno de los "caballitos de battala" de Edwin Rodríguez, al haber visto acción en tres compromisos, lanzando por espacio de ocho innings y dos tercios, con una victoria a su nombre. 

T.J. Rivera es uno de los casos más sorprendentes de todos. El infielder de los Mets de Nueva York no habla español, aunque lo entiende, pero sin embargo se ha integrado de manera perfecta a la novena caribeña. Rivera ha tenido una floja línea ofensiva (24-4, .167) pero ha conectado dos bambinazos que han resultado vitales para los puertorriqueños. El nacido en El Bronx dice sentirse en familia desde el primer momento.

Reymond Fuentes (Orlando, Florida) y Emilio Pagan (Simpsonville, South Carolina), son los otros dos casos de americanos que hoy lucharán para arrebatarle el título a su país de nacimiento, para entregárselo al de sus padres y abuelos.

El jardinero no ha podido brillar a la ofensiva, pero su buena defensa y su manera inteligente de correr las almohadillas ha sido de gran importancia para Puerto Rico, mientras que Pagan lució bastante bien en su única oportunidad como relevista y hoy estará preparado para salir a la lomita.

Stanton, el "patriota" yanqui

Giancarlo Stanton, antes Michael, decidió, por el contrario, defender sus colores natales y no los de Puerto Rico. El oriundo de Los Ángeles, California, coincidió con el estratega de la selección boricua, Edwin Rodríguez, quien trató de convencerlo en su momento de jugar por Puerto Rico en la edición anterior del torneo, pero Stanton, uno de los peloteros más potentes del béisbol, decidió defender las barras y las estrellas y esta noche buscará ayudar a los Estados Unidos a conseguir el primer Clásico Mundial de Béisbol de su historia.

Clásico Mundial

Puerto Rico tiene aroma
Puerto Rico tiene aroma "gringo" / WBC
Clásico Mundial

Puerto Rico y Estados Unidos, una misma nación

Miércoles 22| 7:00 pm

Raúl Pérez / @enriul

Muchos son los casos de peloteros que han defendido los colores de países distintos al lugar de su nacimiento en el Clásico Mundial de Béisbol. Estados Unidos, República Dominicana y Venezuela (caso Francisco Cervelli, por ejemplo) son semilleros inagotables de talento, por lo que no todoas las estrellas caben en dichas selecciones y deben defender las banderas de los países de sus padres o abuelos.

Esta noche, en la final del Clásico Mundial de Béisbol, se verán hasta seis casos de peloteros que por una razón u otra, han venido defendiendo a la selección puertorriqueña en lugar de su natal Estados Unidos. 

Tal es el caso de Seth Lugo. El abridor del compromiso de esta noche, nació en Shreveport, Luisiana, pero ha sido uno de los pilares monticulares de la selección de Puerto Rico. el derecho de los Mets de Nueva York ha ganado sus dos aperturas en lo que va de Clásico Mundial de Béisbol, y tratará de cerrar su participación con una nueva victoria. 

Lugo, quien apenas habla el español y solo tiene como raíz boricua a su abuelo, ha declarado sentirse en familia desde el primer momento. "No conocía lo que era la cultura boricua hasta que conocí a mis familiares en febrero, aunque el compartir con esta selección me ha ayudado a entender lo que significa ser puertorriqueño", afirmó el lanzador diestro.

Mike Avilés y Héctor Santiago son otros de los peloteros que nacieron en los Estados Unidos, pero a diferencia de Lugo, ellos se han sentido boricuas desde el primero de sus días. Avilés (Nueva York, Nueva York) le prometió a su abuela que defendería los colores de Puerto Rico desde el año 2009, y hoy participa en su tercer evento. El jugador ha tenido un gran rendimiento en esta edición al batear de 10-6 (.600) y cubriendo de buena manera cada uno de los huecos a la defensiva boricua.

Santiago (Newark, Nueva Jersey), por su parte, es otro de los que tomó facilmente la decisión de defender a Puerto Rico. El lanzador de los Mellizos de Minnesota siempre estuvo rodeado de sus raíces boricuas, ya que la población puertorriqueña en Nueva Jersey es bastante amplia y, además, sus vacaciones de la infancia las pasaba en la isla del encanto.

El lanzador se ha convertido en uno de los "caballitos de battala" de Edwin Rodríguez, al haber visto acción en tres compromisos, lanzando por espacio de ocho innings y dos tercios, con una victoria a su nombre. 

T.J. Rivera es uno de los casos más sorprendentes de todos. El infielder de los Mets de Nueva York no habla español, aunque lo entiende, pero sin embargo se ha integrado de manera perfecta a la novena caribeña. Rivera ha tenido una floja línea ofensiva (24-4, .167) pero ha conectado dos bambinazos que han resultado vitales para los puertorriqueños. El nacido en El Bronx dice sentirse en familia desde el primer momento.

Reymond Fuentes (Orlando, Florida) y Emilio Pagan (Simpsonville, South Carolina), son los otros dos casos de americanos que hoy lucharán para arrebatarle el título a su país de nacimiento, para entregárselo al de sus padres y abuelos.

El jardinero no ha podido brillar a la ofensiva, pero su buena defensa y su manera inteligente de correr las almohadillas ha sido de gran importancia para Puerto Rico, mientras que Pagan lució bastante bien en su única oportunidad como relevista y hoy estará preparado para salir a la lomita.

Stanton, el "patriota" yanqui

Giancarlo Stanton, antes Michael, decidió, por el contrario, defender sus colores natales y no los de Puerto Rico. El oriundo de Los Ángeles, California, coincidió con el estratega de la selección boricua, Edwin Rodríguez, quien trató de convencerlo en su momento de jugar por Puerto Rico en la edición anterior del torneo, pero Stanton, uno de los peloteros más potentes del béisbol, decidió defender las barras y las estrellas y esta noche buscará ayudar a los Estados Unidos a conseguir el primer Clásico Mundial de Béisbol de su historia.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR