Portada del dirario Meridiano
Lunes 21 de Enero de 2019

Beisbol Venezolano

El norteamericano se llevó el Productor del Año | Foto: Cortesía
El norteamericano se llevó el Productor del Año | Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Young deslumbró en el primer día de premios

Miércoles 9| 5:24 pm


Pablo A. Rondón M. / @PablinhooAlee

La imponente temporada de Delmon Young da sus primeros frutos. El slugger de Navegantes del Magallanes se quedó con el premio Productor del Año de la zafra 2018-19, tras sumar 292 puntos, según dio a conocer este miércoles Númeritos Gerencia Deportiva, empresa encargada de definir los vencedores.

El norteamericano impulsó 52 carreras y anotó otras 41, además de alcanzar 143 bases y recibir 15 boletos. Eso le daba 344 unidades, a las que se le restaron 52 por haber dejado esa cantidad de corredores en posición anotadora, por ello, totalizó 292, 53 por encima de su más inmediato perseguidor Willians Astudillo (239).

Para ello, el pelotero con experiencia grandeliga debió conectar adicionalmente 19 cuadrangulares y 74 incogibles.

El año anterior este premio, en primera instancia, había sido adjudicado al también magallanero Jesús “Cacao” Valdez, el cual luego fue despojado del mismo por confirmarse que dio positivo en el consumo de sustancias prohibidas, para permitir luego a José Vargas, de Tigres de Aragua, obtener el Productor del Año en esa oportunidad.

Así que, la nave duró 21 años para tener un vencedor en este galardón, desde Luis Raven en la campaña 1997-98.

El candado del buque

Junto a Young, otro tripulante de la embarcación, más encargado de brindar seguridad en cada una de las expediciones en los caminos al triunfo, se alzó como Cerrador del Año. Pedro Rodríguez se batió en una intensa lucha por el liderato de salvados con Ryan Kelly, de Cardenales de Lara, y finalizó primero en ese renglón con 17 rescates.

Esa cantidad, sumado a sus dos triunfos, le valió sumar 51 puntos (perdió uno y dejó de salvar otro), suficientes para superar por seis al estadounidense, que llegó a 45. Es la primera vez que el oriental suma este premio, pese a ser un cerrador de trayectoria en la LVBP.

El vencedor del pasado campeonato fue el puertorriqueño Andrés Santiago, al servicio de Caribes de Anzoátegui. En el caso de la galera, ya lo habían obtenido Jim Winn (1985-86); Benito Malavé (1991-92); John Hudek (1993-94); Jean Machí (2009-10) y Hassan Pena, que lo hizo tres veces sucesivas (2014-15; 2015-16 y 2016-17).

Seguro dominicano 

Pese a la derrota en el Cerrador del Año, en Barquisimeto se pueden jactar de decir que tienen el relevo más seguro de los últimos innings, pues a la buena actuación de Kelly se sumó la de Ricardo Gómez, quien si se quedó con un premio, el del Set-Up del año.

El dominicano también tuvo una pareja lucha con Rafael Cova, de Tiburones de La Guaira, pero hizo diferencia en sus 13 holds (líder del circuito), los cuales abrieron la brecha de cinco unidades (37 Gómez, 32 el sucrense). Es su primer galardón en la liga y el pionero en los “pájaros rojos”.

Arcia, otro cardenal premiado 

Además de Gómez, el otro jugador de los crepusculares reconocido fue Francisco Arcia, el cual se adjudicó el premio Manuel “Pollo” Malpica al mejor receptor defensivo de la justa.

Su porcentaje de fildeo fue de .988, al cometer solo tres pecados en 346.0 innings a la defensiva.

Ya al nido había llegado este galardón gracias a Anderson De La Rosa  (2013-14), Gabriel Lino (2015-16) y Gustavo Molina, quien venció el año pasado, ratificando su dictadura en cuanto a catchers se refiere.

Jueves de piloto

Para este 10 de enero está previsto conocerse el vencedor del Mánager del Año, galardón que posee tres candidatos: Henry Blanco, de Bravos de Margarita; Luis Dorante, del Magallanes y Óscar Salazar, de Tigres. Los dos últimos agarraron a sus novenas después de iniciado el certamen, tras los despidos de Omar Malavé y Ramón Hernández, respectivamente.

El primero regresó a la divisa insular a la postemporada tras quedarse eliminada la zafra anterior y con los números más altos de victoria en su historia (32). Entre tanto, Dorante impulsó a la nave hacia el primer lugar tras tomar el timón cuando su récord era de 11-14, es decir, ganó 25 de 38 cotejos.

El “Cachi” tuvo una similar empresa en Maracay, y logró avanzar a la manada felina en el cuarto puesto (33-30), luego de asumir el mando cuando estaban séptimos con 10-14.

 

Beisbol Venezolano

El norteamericano se llevó el Productor del Año | Foto: Cortesía
El norteamericano se llevó el Productor del Año | Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Young deslumbró en el primer día de premios

Miércoles 9| 5:24 pm

Pablo A. Rondón M. / @PablinhooAlee

La imponente temporada de Delmon Young da sus primeros frutos. El slugger de Navegantes del Magallanes se quedó con el premio Productor del Año de la zafra 2018-19, tras sumar 292 puntos, según dio a conocer este miércoles Númeritos Gerencia Deportiva, empresa encargada de definir los vencedores.

El norteamericano impulsó 52 carreras y anotó otras 41, además de alcanzar 143 bases y recibir 15 boletos. Eso le daba 344 unidades, a las que se le restaron 52 por haber dejado esa cantidad de corredores en posición anotadora, por ello, totalizó 292, 53 por encima de su más inmediato perseguidor Willians Astudillo (239).

Para ello, el pelotero con experiencia grandeliga debió conectar adicionalmente 19 cuadrangulares y 74 incogibles.

El año anterior este premio, en primera instancia, había sido adjudicado al también magallanero Jesús “Cacao” Valdez, el cual luego fue despojado del mismo por confirmarse que dio positivo en el consumo de sustancias prohibidas, para permitir luego a José Vargas, de Tigres de Aragua, obtener el Productor del Año en esa oportunidad.

Así que, la nave duró 21 años para tener un vencedor en este galardón, desde Luis Raven en la campaña 1997-98.

El candado del buque

Junto a Young, otro tripulante de la embarcación, más encargado de brindar seguridad en cada una de las expediciones en los caminos al triunfo, se alzó como Cerrador del Año. Pedro Rodríguez se batió en una intensa lucha por el liderato de salvados con Ryan Kelly, de Cardenales de Lara, y finalizó primero en ese renglón con 17 rescates.

Esa cantidad, sumado a sus dos triunfos, le valió sumar 51 puntos (perdió uno y dejó de salvar otro), suficientes para superar por seis al estadounidense, que llegó a 45. Es la primera vez que el oriental suma este premio, pese a ser un cerrador de trayectoria en la LVBP.

El vencedor del pasado campeonato fue el puertorriqueño Andrés Santiago, al servicio de Caribes de Anzoátegui. En el caso de la galera, ya lo habían obtenido Jim Winn (1985-86); Benito Malavé (1991-92); John Hudek (1993-94); Jean Machí (2009-10) y Hassan Pena, que lo hizo tres veces sucesivas (2014-15; 2015-16 y 2016-17).

Seguro dominicano 

Pese a la derrota en el Cerrador del Año, en Barquisimeto se pueden jactar de decir que tienen el relevo más seguro de los últimos innings, pues a la buena actuación de Kelly se sumó la de Ricardo Gómez, quien si se quedó con un premio, el del Set-Up del año.

El dominicano también tuvo una pareja lucha con Rafael Cova, de Tiburones de La Guaira, pero hizo diferencia en sus 13 holds (líder del circuito), los cuales abrieron la brecha de cinco unidades (37 Gómez, 32 el sucrense). Es su primer galardón en la liga y el pionero en los “pájaros rojos”.

Arcia, otro cardenal premiado 

Además de Gómez, el otro jugador de los crepusculares reconocido fue Francisco Arcia, el cual se adjudicó el premio Manuel “Pollo” Malpica al mejor receptor defensivo de la justa.

Su porcentaje de fildeo fue de .988, al cometer solo tres pecados en 346.0 innings a la defensiva.

Ya al nido había llegado este galardón gracias a Anderson De La Rosa  (2013-14), Gabriel Lino (2015-16) y Gustavo Molina, quien venció el año pasado, ratificando su dictadura en cuanto a catchers se refiere.

Jueves de piloto

Para este 10 de enero está previsto conocerse el vencedor del Mánager del Año, galardón que posee tres candidatos: Henry Blanco, de Bravos de Margarita; Luis Dorante, del Magallanes y Óscar Salazar, de Tigres. Los dos últimos agarraron a sus novenas después de iniciado el certamen, tras los despidos de Omar Malavé y Ramón Hernández, respectivamente.

El primero regresó a la divisa insular a la postemporada tras quedarse eliminada la zafra anterior y con los números más altos de victoria en su historia (32). Entre tanto, Dorante impulsó a la nave hacia el primer lugar tras tomar el timón cuando su récord era de 11-14, es decir, ganó 25 de 38 cotejos.

El “Cachi” tuvo una similar empresa en Maracay, y logró avanzar a la manada felina en el cuarto puesto (33-30), luego de asumir el mando cuando estaban séptimos con 10-14.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR