Portada del dirario Meridiano
Martes 23 de Octubre de 2018

Beisbol Venezolano

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Misael Urbina: la promesa del béisbol venezolano

Lunes 30| 3:26 pm


Fransheska Hidalgo / @sheskahidalgo

El camino del jugador de béisbol hacia el éxito es largo y constante, decenas de factores influyen en la carrera de un pelotero que aspira llegar a las Grandes Ligas; la firma con alguna organización de béisbol perteneciente a la Major League Baseball (MLB) es el primer paso.

Afortunadamente, el prospecto venezolano Misael Urbina la consiguió y con honores, al convertirse en el criollo mejor bonificado en el inicio de la firmas de este año, mejor conocido como julio 2.

El guardabosque de 16 años de edad, quien estuvo de visita en la Redacción del Diario Meridiano, concretó la cifra de 2.750.000 millones de dólares y 300.000 adicionales para una beca de estudios, con la franquicia de los Mellizos de Minnesota. Con esta suma, Urbina se posicionó como el segundo bono más alto entre latinoamericanos del 2018, sólo superado por el campocorto dominicano Orelvis Martínez, quien formalizó un contrato de 3.500.000 con los Azulejos de Toronto.

Su coterráneo, el receptor Francisco Álvarez, le siguió en el listado luego de pactar con los Mets de Nueva York por una cantidad similar de $2.700.00.

Urbina se ubica en la tercera casilla del Top 30 de prospectos internacionales, según MLB.com. Y es que el joven nativo de Valencia posee las cinco habilidades básicas y necesarias que debe tener  todo pelotero.

El jardinero central afirma jugar un béisbol fuerte al estilo caribeño y lo pone en práctica al momento de demostrar sus dotes en el terreno, ya que ostenta facultades para tocar la bola, empujar carreras y mover corredores.

“Me dicen el tigre, a mí me gusta la pelota agresiva”, declaró.

Inicios en el béisbol

Su pasión por el béisbol fue adquirida de su padre, Henry Centeno, quien vistió la camiseta de los Navegantes del Magallanes desde 1992 a 1995, y la de Caribes de Oriente en la temporada de 1994-1995 y 1999-2000 en la LVBP. Además, Centeno se desempeñó como instructor y scout de los Indios de Cleveland

Lamentablemente, su progenitor falleció en un accidente automovilístico en el oriente del país en el año 2009. A pesar de no crecer junto a su padre, no guardara rencores hacia él y se siente afortunado de haber heredado sus dotes beisbolísticos.

El joven pelotero comenzó su andar por la pelota a la edad de 8 años, de la mano de su  agente y presidente de 4 Pro Academy, Yasser Méndez, quien afirma el prospecto se convirtió en una figura paterna para él.

“Mucha gente me decía que lo llevaba en la sangre, mi papá jugó béisbol hace muchos años pero no tuvo la misma suerte que tuve yo. A los 13 años me enfoqué en ser pelotero profesional, ya que Yasser me decía que mi talento era único”, expresó Urbina.

Además de Méndez, “Misa” siente gran respeto y agradecimiento por Douglas Marcano, quien fue su primer mentor en la Escuela de Béisbol Menor Firestone, en la que inició a destacarse en el terreno de juego tras participar en campeonatos locales y nacionales de la Corporación Criollitos de Venezuela.

“En las selecciones siempre era center field, nunca me cambiaron la posición porque tenía las condiciones para proteger los jardines”, especificó Urbina.

Al convertirse en un adolescente, a los 14 años, el joven guardabosque participó en la Liga de Verano Venezolana de Prospectos, en la cual exhibió una línea ofensiva de .243/.325/.257 producto de sus 70 turnos en la caja de bateo.

Una de las principales motivaciones para Misael es su familia, la cual lo ha apoyado en cada escalafón de su brillante carrera, especialmente su madre Leocinett Urbina.

La procreadora es la artífice del éxito del prospecto; Urbina confiesa que con mucho sacrificio y esfuerzo levantó a sus dos hijos como madre soltera con su trabajo de estilista profesional.

“Quiero ser grandeliga lo más pronto posible”

En cuanto a sus planes a futuro, la promesa del béisbol criollo tiene la certeza de que con constancia y dedicación tomará su primer turno en Las Mayores antes del 2023.

“Mi meta a futuro es pasar los años de ligas menores rápido; quiero llegar a Grandes Ligas lo más pronto posible. Mi trabajo son las piernas, soy un buen corredor y tengo que enfocarme en eso”, finalizó.

En la LVBP Misael Urbina pertenece a los Navegantes del Magallanes.

Beisbol Venezolano

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
beisbol venezolano

Misael Urbina: la promesa del béisbol venezolano

Lunes 30| 3:26 pm

Fransheska Hidalgo / @sheskahidalgo

El camino del jugador de béisbol hacia el éxito es largo y constante, decenas de factores influyen en la carrera de un pelotero que aspira llegar a las Grandes Ligas; la firma con alguna organización de béisbol perteneciente a la Major League Baseball (MLB) es el primer paso.

Afortunadamente, el prospecto venezolano Misael Urbina la consiguió y con honores, al convertirse en el criollo mejor bonificado en el inicio de la firmas de este año, mejor conocido como julio 2.

El guardabosque de 16 años de edad, quien estuvo de visita en la Redacción del Diario Meridiano, concretó la cifra de 2.750.000 millones de dólares y 300.000 adicionales para una beca de estudios, con la franquicia de los Mellizos de Minnesota. Con esta suma, Urbina se posicionó como el segundo bono más alto entre latinoamericanos del 2018, sólo superado por el campocorto dominicano Orelvis Martínez, quien formalizó un contrato de 3.500.000 con los Azulejos de Toronto.

Su coterráneo, el receptor Francisco Álvarez, le siguió en el listado luego de pactar con los Mets de Nueva York por una cantidad similar de $2.700.00.

Urbina se ubica en la tercera casilla del Top 30 de prospectos internacionales, según MLB.com. Y es que el joven nativo de Valencia posee las cinco habilidades básicas y necesarias que debe tener  todo pelotero.

El jardinero central afirma jugar un béisbol fuerte al estilo caribeño y lo pone en práctica al momento de demostrar sus dotes en el terreno, ya que ostenta facultades para tocar la bola, empujar carreras y mover corredores.

“Me dicen el tigre, a mí me gusta la pelota agresiva”, declaró.

Inicios en el béisbol

Su pasión por el béisbol fue adquirida de su padre, Henry Centeno, quien vistió la camiseta de los Navegantes del Magallanes desde 1992 a 1995, y la de Caribes de Oriente en la temporada de 1994-1995 y 1999-2000 en la LVBP. Además, Centeno se desempeñó como instructor y scout de los Indios de Cleveland

Lamentablemente, su progenitor falleció en un accidente automovilístico en el oriente del país en el año 2009. A pesar de no crecer junto a su padre, no guardara rencores hacia él y se siente afortunado de haber heredado sus dotes beisbolísticos.

El joven pelotero comenzó su andar por la pelota a la edad de 8 años, de la mano de su  agente y presidente de 4 Pro Academy, Yasser Méndez, quien afirma el prospecto se convirtió en una figura paterna para él.

“Mucha gente me decía que lo llevaba en la sangre, mi papá jugó béisbol hace muchos años pero no tuvo la misma suerte que tuve yo. A los 13 años me enfoqué en ser pelotero profesional, ya que Yasser me decía que mi talento era único”, expresó Urbina.

Además de Méndez, “Misa” siente gran respeto y agradecimiento por Douglas Marcano, quien fue su primer mentor en la Escuela de Béisbol Menor Firestone, en la que inició a destacarse en el terreno de juego tras participar en campeonatos locales y nacionales de la Corporación Criollitos de Venezuela.

“En las selecciones siempre era center field, nunca me cambiaron la posición porque tenía las condiciones para proteger los jardines”, especificó Urbina.

Al convertirse en un adolescente, a los 14 años, el joven guardabosque participó en la Liga de Verano Venezolana de Prospectos, en la cual exhibió una línea ofensiva de .243/.325/.257 producto de sus 70 turnos en la caja de bateo.

Una de las principales motivaciones para Misael es su familia, la cual lo ha apoyado en cada escalafón de su brillante carrera, especialmente su madre Leocinett Urbina.

La procreadora es la artífice del éxito del prospecto; Urbina confiesa que con mucho sacrificio y esfuerzo levantó a sus dos hijos como madre soltera con su trabajo de estilista profesional.

“Quiero ser grandeliga lo más pronto posible”

En cuanto a sus planes a futuro, la promesa del béisbol criollo tiene la certeza de que con constancia y dedicación tomará su primer turno en Las Mayores antes del 2023.

“Mi meta a futuro es pasar los años de ligas menores rápido; quiero llegar a Grandes Ligas lo más pronto posible. Mi trabajo son las piernas, soy un buen corredor y tengo que enfocarme en eso”, finalizó.

En la LVBP Misael Urbina pertenece a los Navegantes del Magallanes.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR