Inicio

Beisbol
Beisbol

Fútbol
Fútbol

Baloncesto
Baloncesto

Motores
Motores

Más deportes
Más deportes

Otros
Otros

La tribu celebró por todo lo alto/ Foto AVS

Beisbol Venezolano

Caribes de Anzoátegui: Del sótano a la gloria

Miércoles 7 | 9:33 am

César Sequera Ramos | @CesarSequera11

La temporada de Caribes de Anzoátegui acumuló todos los escenarios que es necesaria para hacer una novela exitosa: tristeza por un arranque flojo que llevó al equipo a la última posición de la tabla de clasificación en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, drama debido a los movimientos en la gerencia por problemas de comunicación y felicidad al levantar el cetro de la zafra 2017-2018.

Por eso, Omar López, mánager de la tribu, no escondió su sonrisa mientras sus jugadores celebraban en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. “Esta temporada me la gocé como nunca y evidentemente este título me sabe mejor que el otro”, explicó el dirigente. “Fue un año con tantos problemas que no encuentro una mejor forma de cerrar que ésta”.

Los orientales arrancaron la campaña con 8 reveses y apenas una victoria en sus primeros compromisos, rendimiento que según el alto mando del equipo, fue el “peor inicio que recuerde”, señaló Samuel Moscatel en una conversación vía telefónica en octubre.

Ese mal desempeño fue, en gran parte, por un mal desempeño de su cuerpo de lanzadores que no mostró su mejor faceta en los primeros dos meses. “No estoy de acuerdo que tuviéramos el peor pitcheo”, respondió Mike Álvarez, coach de serpentineros en Caribes. “Es cierto que los números eran horribles, pero teníamos el talento para mejorar y así sucedió”.

Los brazos aborígenes cerraron la temporada regular con efectividad colectiva de 4.93, la peor de toda la LVBP. “Siempre voy a recordar lo que pasó con este equipo desde el primer día, que aunque no estaba, supe los inconvenientes. Fallar nos hizo tomar experiencia y nuestros lanzadores crecieron en cada oportunidad que no conseguían los resultados deseados”, aseveró López.

Gerencia activa

Debido al flojo comienzo de Caribes en la zafra, obligó al alto mando de los indígenas a contratar hasta dieciocho importados durante todo el año. Continuamente modificaron su plantilla con peloteros nuevos para entregar más armas al cuerpo técnico.

“Para eso nos dieron las divisas”, respondió Rafael Gruzkas, presidente de Caribes sobre la gran cantidad de extranjeros que utilizó el conjunto. “Nosotros traemos jugadores con la finalidad de rendir, y si no pueden en un tiempo prudencial, tenemos que hacer cambios. Está el ejemplo de (Denis) Phipps, quien bateó mucho, sin embargo, este año fue cesanteado”.

El tren directivo de Anzoátegui también fue modificado durante la campaña regular. Pedro Mena, quien fungía como gerente deportivo, renunció en diciembre a su cargo y esa decisión llenó de dudas el futuro del equipo.

“La gerencia deportiva era un departamento que tenía muchos inconvenientes y por eso casi no continúo como mánager”, analizó López. “Se tuvo que hacer movimientos para obtener las herramientas necesarias para conseguir las victorias”.

Héroes secundarios

La alineación de Caribes, misma que no fue modificada desde el 28 de diciembre hasta el tercer compromiso de la Serie del Caribe, no fue la misma que apareció el día inaugural el 10 de octubre. Por eso, Omar López resaltó la labor de esos jugadores que terminaron en la banca, pero rindieron en el arranque.

“Siempre voy a reconocer la actuación de peloteros como Luis Hernández, César Valera, Edwin García y Erick Castillo que se tuvieron que comer las verdes”, afirmó el estratega de la tribu. “Sin ellos, además de Juan Hernández y otros, no hubiéramos clasificado”.

Los estelares como René Reyes, Balbino Fuenmayor, Alexi Amarista, Tomás Telis y Rafael Ortega se fueron incorporando durante noviembre, obligando a la juventud de Caribes a conseguir resultados. “Por eso también este título me lo disfruto más, porque esos muchachos se merecían una felicidad así”, dijo López.

Dinastía en potencia 

Es conocido que Caribes de Anzoátegui cerró la temporada regular en el quinto puesto de la tabla de clasificación. También se supo que durante los playoffs se hicieron fuertes en casa y lograron derrotar a Navegantes del Magallanes, Leones del Caracas y en definitiva a Cardenales de Lara para titularse en la LVBP. Lo que se desconoce, es que la gerencia está convencida que el futuro inmediato podría ser incluso más exitoso.

“Desde que llegué a Caribes hemos sido agresivos en los cambios para mantener un roster joven, talentoso y con mucho futuro”, aseguró Samuel Moscatel. “Creo que en los próximos años vamos a seguir compitiendo por los títulos”.

El cuerpo técnico, quien se mantendrá al frente del equipo en la campaña 2018-2019, aseguró que el material joven todavía puede mejorar.

“Ya vimos lo que pudo hacer Liarvis Breto y Juan Hernández. Así como ellos hay muchos jugadores que van a comenzar a ver acción en poco tiempo y estoy seguro que le permitirán al equipo mantenerse en lo alto”, cerró Omar López.