Portada del dirario Meridiano
Martes 22 de Mayo de 2018

Beisbol Venezolano

Cardenales se quedó a un paso del título/ Foto AVS
Cardenales se quedó a un paso del título/ Foto AVS
beisbol venezolano

Cardenales de Lara: Nuevamente se escapó la corona

Martes 6| 12:43 pm


Manuel García Velázquez | @ManuelGarciaVe

“Jugamos el beisbol de una manera dinámica, con buenos sluggers y un pitcheo solvente”, es la manera en que Carlos Miguel Oropeza, presidente de los Cardenales de Lara describe a su equipo. Los crepusculares son los que más encuentros han ganado en las últimas dos temporadas, sin embargo se han quedado en ambas oportunidades a un paso de conseguir el campeonato, primero frente a Águilas del Zulia y en la final pasada ante Caribes de Anzoátegui.

Los pájaros rojos dejaron el mejor promedio colectivo de la temporada regular, solo atravesaron un pequeño bache de productividad, pero cerraron fuerte en diciembre, con marca de 16-6, para quedarse con el primer lugar de la tabla de clasificación. “Todos los peloteros mostraron que pueden jugar a un alto nivel en el equipo. El principal factor que veo en estos muchachos es que tienen ganas de triunfar y traer campeonatos a Barquisimeto. Aquí hay unión y mucho talento joven, con jugadores de experiencia en las diferentes líneas del equipo”, afirmó el mánager José Moreno, quien debutó como estratega en la 2017-2018.

“El éxito de llegar a dos finales consecutivas es producto de un plan trazado desde hace varias temporadas, sin importar los resultados adversos que tuvimos también en esos años anteriores. Hace tres zafras comenzó la reestructuración del equipo, cuando el sistema de puntos nos juega una mala pasada y quedamos eliminados, tal como nos ocurrió en el juego extra con Leones, cuando nos dejaron en el terreno en el Universitario. Allí en ese juego forjamos el carácter de este equipo”, comentó Oropeza, quien ha realizado movimientos importantes en las últimas campañas.

El antesalista Carlos Rivero llegó vía cambio, igual que Ildemaro Vargas y el receptor Gustavo Molina, a quien firmaron luego de estar libre: “Nosotros cuando realizamos los cambios no observamos a los peloteros que dejamos ir. Vemos a los peloteros que queremos obtener. En los últimos dos años nadie ha ganado más juegos que nosotros y nadie nos ha regalado estar en dos finales consecutivas. Contra Caribes enfrentamos a Luis Jiménez, a quien dejamos ir hace unas temporadas. Él tiene mucho mérito de mantenerse sano y ha ayudado mucho a los orientales esta temporada. Pero esas son cosas del beisbol y debemos pensar en nosotros, en hacer los cambios más oportunos que se adecúen al estilo de juego que queremos adoptar”.

José Yepez, gerente deportivo de los pájaros rojos, apuntó que la principal diferencia entre la 2016-2017 y la zafra recién finalizada es la experiencia que acumulan todos desde las oficinas hasta el terreno de juego: “La diferencia en lo personal en este segundo año como gerente en el equipo es que desde los primeros días de campaña todos sabíamos que era lo que queríamos y hacia donde teníamos que remar como gerencia. Eso se evidenció al momento de tomar los refuerzos los elegimos de acuerdo a nuestra experiencia y lo que buscábamos como equipo. También es importante para nosotros que los muchachos vayan obteniendo madurando. Parte de lo que buscamos en casos puntuales en el equipo es conseguir jugadores con el suficiente rodaje para que nos vayan ayudando en situaciones específicas del juego. La gerencia entiende que tener un núcleo joven es importante, pero en la postemporada tenemos que tener otro tipo de peloteros y los tenemos en este momento”.

El pitcheo fue clave

Cardenales mantuvo su núcleo de lanzadores en la campaña con los criollos Raúl Rivero y Néstor Molina, seguidos por el cubano Jorge Martínez. El coach de pitcheo José Rosado explicó la clave del buen desempeño de sus serpentineros en los últimos dos años: “Nuestros muchachos tienen que estar arriba en la cuenta lanzar strike, porque si estamos atrás en la cuenta el bateador toma la ofensiva del turno y te puede hacer daño. También considero que parte de nuestro éxito también ha sido plantearle cosas diferentes a los lanzadores. Vamos a trabajar las rectas pegadas, pero si vemos que está haciendo brisa hacia el jardín izquierdo, vamos a lanzarle afuera de la zona a los rivales para que el viento se traiga el batazo. También que debemos lanzar muchos envíos rompientes eso es parte de nuestro éxito no dejar pensar al bateador rival atacándolo constantemente”.

Futuro asegurado

El coach de bateo Selwyn Langaigne aseguró el futuro del equipo en las siguientes temporadas está garantizado y los pájaros rojos seguirán llegando a instancias finales y terminará la sequía de 17 años sin un título: “Estoy muy complacido con todos los muchachos que están en el equipo todos los que estuvieron en esta final son hombres importantes en el equipo. Juniel Querecuto, Jecksson Flores e Ildemaro Vargas, seguirán desarrollándose y traerán más alegrías a los fanáticos de este equipo”.

El piloto Moreno repetirá en la 2018-2019 y con un núcleo conocido seguirán peleando por un campeonato: “Estos muchachos no se van a rendir hasta lograrlo”.

Beisbol Venezolano

Cardenales se quedó a un paso del título/ Foto AVS
Cardenales se quedó a un paso del título/ Foto AVS
beisbol venezolano

Cardenales de Lara: Nuevamente se escapó la corona

Martes 6| 12:43 pm

Manuel García Velázquez | @ManuelGarciaVe

“Jugamos el beisbol de una manera dinámica, con buenos sluggers y un pitcheo solvente”, es la manera en que Carlos Miguel Oropeza, presidente de los Cardenales de Lara describe a su equipo. Los crepusculares son los que más encuentros han ganado en las últimas dos temporadas, sin embargo se han quedado en ambas oportunidades a un paso de conseguir el campeonato, primero frente a Águilas del Zulia y en la final pasada ante Caribes de Anzoátegui.

Los pájaros rojos dejaron el mejor promedio colectivo de la temporada regular, solo atravesaron un pequeño bache de productividad, pero cerraron fuerte en diciembre, con marca de 16-6, para quedarse con el primer lugar de la tabla de clasificación. “Todos los peloteros mostraron que pueden jugar a un alto nivel en el equipo. El principal factor que veo en estos muchachos es que tienen ganas de triunfar y traer campeonatos a Barquisimeto. Aquí hay unión y mucho talento joven, con jugadores de experiencia en las diferentes líneas del equipo”, afirmó el mánager José Moreno, quien debutó como estratega en la 2017-2018.

“El éxito de llegar a dos finales consecutivas es producto de un plan trazado desde hace varias temporadas, sin importar los resultados adversos que tuvimos también en esos años anteriores. Hace tres zafras comenzó la reestructuración del equipo, cuando el sistema de puntos nos juega una mala pasada y quedamos eliminados, tal como nos ocurrió en el juego extra con Leones, cuando nos dejaron en el terreno en el Universitario. Allí en ese juego forjamos el carácter de este equipo”, comentó Oropeza, quien ha realizado movimientos importantes en las últimas campañas.

El antesalista Carlos Rivero llegó vía cambio, igual que Ildemaro Vargas y el receptor Gustavo Molina, a quien firmaron luego de estar libre: “Nosotros cuando realizamos los cambios no observamos a los peloteros que dejamos ir. Vemos a los peloteros que queremos obtener. En los últimos dos años nadie ha ganado más juegos que nosotros y nadie nos ha regalado estar en dos finales consecutivas. Contra Caribes enfrentamos a Luis Jiménez, a quien dejamos ir hace unas temporadas. Él tiene mucho mérito de mantenerse sano y ha ayudado mucho a los orientales esta temporada. Pero esas son cosas del beisbol y debemos pensar en nosotros, en hacer los cambios más oportunos que se adecúen al estilo de juego que queremos adoptar”.

José Yepez, gerente deportivo de los pájaros rojos, apuntó que la principal diferencia entre la 2016-2017 y la zafra recién finalizada es la experiencia que acumulan todos desde las oficinas hasta el terreno de juego: “La diferencia en lo personal en este segundo año como gerente en el equipo es que desde los primeros días de campaña todos sabíamos que era lo que queríamos y hacia donde teníamos que remar como gerencia. Eso se evidenció al momento de tomar los refuerzos los elegimos de acuerdo a nuestra experiencia y lo que buscábamos como equipo. También es importante para nosotros que los muchachos vayan obteniendo madurando. Parte de lo que buscamos en casos puntuales en el equipo es conseguir jugadores con el suficiente rodaje para que nos vayan ayudando en situaciones específicas del juego. La gerencia entiende que tener un núcleo joven es importante, pero en la postemporada tenemos que tener otro tipo de peloteros y los tenemos en este momento”.

El pitcheo fue clave

Cardenales mantuvo su núcleo de lanzadores en la campaña con los criollos Raúl Rivero y Néstor Molina, seguidos por el cubano Jorge Martínez. El coach de pitcheo José Rosado explicó la clave del buen desempeño de sus serpentineros en los últimos dos años: “Nuestros muchachos tienen que estar arriba en la cuenta lanzar strike, porque si estamos atrás en la cuenta el bateador toma la ofensiva del turno y te puede hacer daño. También considero que parte de nuestro éxito también ha sido plantearle cosas diferentes a los lanzadores. Vamos a trabajar las rectas pegadas, pero si vemos que está haciendo brisa hacia el jardín izquierdo, vamos a lanzarle afuera de la zona a los rivales para que el viento se traiga el batazo. También que debemos lanzar muchos envíos rompientes eso es parte de nuestro éxito no dejar pensar al bateador rival atacándolo constantemente”.

Futuro asegurado

El coach de bateo Selwyn Langaigne aseguró el futuro del equipo en las siguientes temporadas está garantizado y los pájaros rojos seguirán llegando a instancias finales y terminará la sequía de 17 años sin un título: “Estoy muy complacido con todos los muchachos que están en el equipo todos los que estuvieron en esta final son hombres importantes en el equipo. Juniel Querecuto, Jecksson Flores e Ildemaro Vargas, seguirán desarrollándose y traerán más alegrías a los fanáticos de este equipo”.

El piloto Moreno repetirá en la 2018-2019 y con un núcleo conocido seguirán peleando por un campeonato: “Estos muchachos no se van a rendir hasta lograrlo”.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR