Portada del dirario Meridiano
Miércoles 26 de Julio de 2017

Beisbol Venezolano

Endy Chávez brilló la temporada pasada /Foto AVS
Endy Chávez brilló la temporada pasada /Foto AVS
beisbol venezolano

Endy Chávez quiere jugar dos temporada más con Magallanes

Domingo 25| 3:48 pm


Si me preguntas ahora mismo diría que trataré de juegar esta temporada y la que viene con seguridad"

Jesús Ponte || @chuchoponte

Jugar beisbol a los 39 años tiene mucho mérito. Pocos son los peloteros que a esta edad aún se mantienen en condiciones para estar dentro del diamante. Pero jugar pelota con la rapidez, agilidad y pasión, como lo hace Endy Chávez, es mucho más admirable.

Por suerte para los fanáticos y conocedores del beisbol, el patrullero aun no contempla retirarse. Por lo menos en el futuro cercano.

“Si me preguntas ahora mismo diría que trataré de juegar esta temporada y la que viene con seguridad”, afirmó Endy Chávez a Meridiano a través de un contacto telefónico, donde destacó que su cuerpo será quien diga hasta cuándo puede jugar, pero que por ahora espera seguir disfrutando de la pelota.

“Voy a ir año por año, porque tengo mucho respeto y compromiso con la fanaticada de Magallanes. Decidí mantenerme jugando, ir año a año, y ver hasta cuando mi cuerpo puede ser productivo en el beisbol, sin que tenga lesiones constantes”, reconoció el experimentado jardinero.

2015 fue uno de los años más complicados para Endy Chávez a nivel personal. Fue tan duro, que colgar los ganchos si se cruzó por su mente en ese período.

“En 2015 dije ‘Es todo para mí, volver a jugar a mi edad es bien difícil’. No estaba seguro si podía continuar siendo el mismo pelotero. Lo conversé con mi familia, principalmente con mi esposa y bueno se molestó conmigo. Me dijo que no quería que terminara mi carrera así, que ella me apoyaba”, relató Chávez, que tuvo en el nuevo coach de banca de los Tiburones de La Guaira, a un amigo y compañero para regresar a la acción

“Decidí hablar con Luis ‘Machete’ Rodríguez, que era mánager en la liga independiente en el Bridgeport Bluefish. Le puse los puntos claros en cuanto a mi situación, que tenía más de un año sin jugar, y me dijo ‘vente que aquí te damos chance’”, contó Endy Chávez que terminó titulándose campeón bate en la Liga del Atlántico con un promedio al bate de .345, al sumar 128 imparables en 95 encuentros disputados.

La buena relación de Endy con Luis “Machete” Rodríguez fue importante para que su regreso se diera de la mejor manera posible, y sin sufrir ninguna lesión.

“Tuve buena comunicación. Él (Rodríguez) me fue llevando suave, me dio días libres al principio, para terminar jugando seguido en la fase final de la temporada”. A pesar del éxito del carabobeño en la liga independiente, pensó en ponerle fin a su carrera en la LVBP la pasada campaña.

“Después de pasar por la liga independiente dije ‘puedo jugar en Venezuela y retirarme ahora’, para empezar una nueva etapa en mi vida. Y a la gente no le gustó mucho la idea y bueno me mantengo jugando aquí yendo año a año a ver dónde llego”, comentó el histórico dorsal 47 de los náuticos.

Su esposa ha tenido un papel fundamental en la decisión del pelotero para continuar jugando beisbol.
“Mi esposa me ha dado la fuerza y el entusiasmo cuando sentía que necesitaba dedicarle más tiempo a la familia y a los niños. Ella me ha dicho que me queda mucho por dar en el beisbol, que ella está a cargo de todo en casa. Me dice que no dejará que mi retiro de la pelota sea de un día para otro. Que así no debe ser para un pelotero como yo”.

Temporada especial. La zafra 2017-2018 será especial para los Navegantes del Magallanes por cumplir 100 años desde que fue fundado como organización, y para su capitán será una contienda única.

“Esta temporada va a ser especial. Pero en particular es muy importante, son 100 años de organización, es un compromiso muy especial, y voy a dar todo por el todo, porque quiero darle un título a todos los fanáticos magallaneros que me han apoyado tanto durante mi carrera profesional”, mencionó Chávez.

Capitán sin nombramiento. La mayoría de los fanáticos, periodistas, gerentes y peloteros del beisbol, reconocen a Chávez como el capitán de la nave, por su experiencia y por la preponderancia que tiene en el club house del equipo. No obstante, el valenciano tiene una razón por la que no quiere que lo nombren capitán oficialmente, con la “C” en el uniforme.

“Siempre he dicho que los capitanes siempre los sacan de sus equipos, no me gusta que me digan capitán”, soltó entre risas quien tiene 17 temporadas vistiendo el uniforme de los eléctricos. “Yo les preguntó en juego a los muchachos que si me quieren sacar del equipo, que me lo digan, que yo me voy antes. Claro todo en juego”.

Feliz con su mánager. Al igual que gran parte de los peloteros de la novena, y los aficionados magallaneros, Endy Chávez está feliz con que Omar Malavé sea el piloto del barco para la justa 17-18. “Malavé siempre ha tenido gran comunicación conmigo y todos los muchachos. Valora y da confianza a sus peloteros, hace sentir cómodos a todos, la comunicación mánager-pelotero la tiene, no todos cuentan con ella. La reacción del equipo después que el entró se notó”.

Planes tempraneros. Endy siempre se ha sentido comprometido con jugar en Venezuela, pero el lapso de tiempo entre la finalización de la liga de verano y la invernal lo obliga a jugar a partir de noviembre. Para 2017 los planes son distintos.

“Los planes son jugar desde el primer día, pero depende de la temporada en México. Aquí el torneo termina el 9 de agosto, tendría tiempo para disfrutar con mi familia, para descansar un poco. Me daría chance de llegar a la temporada en Venezuela”, señaló Chávez, aunque advirtió que el buen momento que viven los Pericos de Puebla, que los hace estar cerca de la postemporada puede trastocar sus planes.

“El equipo está en buena posición, he averiguado los playoffs y duran tres semanas más o menos. Eso haría que juegue un poco más tarde”, dijo quien acumula un puñado de números históricos en la organización filibustera.

 

Beisbol Venezolano

Endy Chávez brilló la temporada pasada /Foto AVS
Endy Chávez brilló la temporada pasada /Foto AVS
beisbol venezolano

Endy Chávez quiere jugar dos temporada más con Magallanes

Domingo 25| 3:48 pm

Jesús Ponte || @chuchoponte

Jugar beisbol a los 39 años tiene mucho mérito. Pocos son los peloteros que a esta edad aún se mantienen en condiciones para estar dentro del diamante. Pero jugar pelota con la rapidez, agilidad y pasión, como lo hace Endy Chávez, es mucho más admirable.

Por suerte para los fanáticos y conocedores del beisbol, el patrullero aun no contempla retirarse. Por lo menos en el futuro cercano.

“Si me preguntas ahora mismo diría que trataré de juegar esta temporada y la que viene con seguridad”, afirmó Endy Chávez a Meridiano a través de un contacto telefónico, donde destacó que su cuerpo será quien diga hasta cuándo puede jugar, pero que por ahora espera seguir disfrutando de la pelota.

“Voy a ir año por año, porque tengo mucho respeto y compromiso con la fanaticada de Magallanes. Decidí mantenerme jugando, ir año a año, y ver hasta cuando mi cuerpo puede ser productivo en el beisbol, sin que tenga lesiones constantes”, reconoció el experimentado jardinero.

2015 fue uno de los años más complicados para Endy Chávez a nivel personal. Fue tan duro, que colgar los ganchos si se cruzó por su mente en ese período.

“En 2015 dije ‘Es todo para mí, volver a jugar a mi edad es bien difícil’. No estaba seguro si podía continuar siendo el mismo pelotero. Lo conversé con mi familia, principalmente con mi esposa y bueno se molestó conmigo. Me dijo que no quería que terminara mi carrera así, que ella me apoyaba”, relató Chávez, que tuvo en el nuevo coach de banca de los Tiburones de La Guaira, a un amigo y compañero para regresar a la acción

“Decidí hablar con Luis ‘Machete’ Rodríguez, que era mánager en la liga independiente en el Bridgeport Bluefish. Le puse los puntos claros en cuanto a mi situación, que tenía más de un año sin jugar, y me dijo ‘vente que aquí te damos chance’”, contó Endy Chávez que terminó titulándose campeón bate en la Liga del Atlántico con un promedio al bate de .345, al sumar 128 imparables en 95 encuentros disputados.

La buena relación de Endy con Luis “Machete” Rodríguez fue importante para que su regreso se diera de la mejor manera posible, y sin sufrir ninguna lesión.

“Tuve buena comunicación. Él (Rodríguez) me fue llevando suave, me dio días libres al principio, para terminar jugando seguido en la fase final de la temporada”. A pesar del éxito del carabobeño en la liga independiente, pensó en ponerle fin a su carrera en la LVBP la pasada campaña.

“Después de pasar por la liga independiente dije ‘puedo jugar en Venezuela y retirarme ahora’, para empezar una nueva etapa en mi vida. Y a la gente no le gustó mucho la idea y bueno me mantengo jugando aquí yendo año a año a ver dónde llego”, comentó el histórico dorsal 47 de los náuticos.

Su esposa ha tenido un papel fundamental en la decisión del pelotero para continuar jugando beisbol.
“Mi esposa me ha dado la fuerza y el entusiasmo cuando sentía que necesitaba dedicarle más tiempo a la familia y a los niños. Ella me ha dicho que me queda mucho por dar en el beisbol, que ella está a cargo de todo en casa. Me dice que no dejará que mi retiro de la pelota sea de un día para otro. Que así no debe ser para un pelotero como yo”.

Temporada especial. La zafra 2017-2018 será especial para los Navegantes del Magallanes por cumplir 100 años desde que fue fundado como organización, y para su capitán será una contienda única.

“Esta temporada va a ser especial. Pero en particular es muy importante, son 100 años de organización, es un compromiso muy especial, y voy a dar todo por el todo, porque quiero darle un título a todos los fanáticos magallaneros que me han apoyado tanto durante mi carrera profesional”, mencionó Chávez.

Capitán sin nombramiento. La mayoría de los fanáticos, periodistas, gerentes y peloteros del beisbol, reconocen a Chávez como el capitán de la nave, por su experiencia y por la preponderancia que tiene en el club house del equipo. No obstante, el valenciano tiene una razón por la que no quiere que lo nombren capitán oficialmente, con la “C” en el uniforme.

“Siempre he dicho que los capitanes siempre los sacan de sus equipos, no me gusta que me digan capitán”, soltó entre risas quien tiene 17 temporadas vistiendo el uniforme de los eléctricos. “Yo les preguntó en juego a los muchachos que si me quieren sacar del equipo, que me lo digan, que yo me voy antes. Claro todo en juego”.

Feliz con su mánager. Al igual que gran parte de los peloteros de la novena, y los aficionados magallaneros, Endy Chávez está feliz con que Omar Malavé sea el piloto del barco para la justa 17-18. “Malavé siempre ha tenido gran comunicación conmigo y todos los muchachos. Valora y da confianza a sus peloteros, hace sentir cómodos a todos, la comunicación mánager-pelotero la tiene, no todos cuentan con ella. La reacción del equipo después que el entró se notó”.

Planes tempraneros. Endy siempre se ha sentido comprometido con jugar en Venezuela, pero el lapso de tiempo entre la finalización de la liga de verano y la invernal lo obliga a jugar a partir de noviembre. Para 2017 los planes son distintos.

“Los planes son jugar desde el primer día, pero depende de la temporada en México. Aquí el torneo termina el 9 de agosto, tendría tiempo para disfrutar con mi familia, para descansar un poco. Me daría chance de llegar a la temporada en Venezuela”, señaló Chávez, aunque advirtió que el buen momento que viven los Pericos de Puebla, que los hace estar cerca de la postemporada puede trastocar sus planes.

“El equipo está en buena posición, he averiguado los playoffs y duran tres semanas más o menos. Eso haría que juegue un poco más tarde”, dijo quien acumula un puñado de números históricos en la organización filibustera.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR