Portada del dirario Meridiano
Sábado 21 de Octubre de 2017

Beisbol Venezolano

Mario Lissón visitó la redacción de Meridiano /Foto David Urdaneta
Mario Lissón visitó la redacción de Meridiano /Foto David Urdaneta
beisbol venezolano

Mario Lissón no quiere dejar Magallanes...ni por Tiburones

Domingo 26| 10:37 am


Tengo mucho amor por la camiseta de Magallanes y siempre voy a respetar eso"

César Sequera Ramos || @CSequera11

Mario Lissón recuerda su época de niño cuando iba al Estadio Universitario a ver los encuentros de su amado equipo.No se eran los Leones del Caracas—equipo que lo llevó al profesional en Venezuela, sino de los Tiburones de La Guaira, que lo llevaron a tener un cariño especial por el béisbol.

Idolatrando a Oswaldo Guillén, el pequeño Lissón disfrutaba cada oportunidad que retumbaba la samba. Esas memorias se mantienen en su memoria, pero ya no tienen el mismo efecto que en años anteriores, cuando vestir la camiseta del conjunto escualo podría estar en sus prioridades.

Los Navegantes del Magallanes hicieron que todo cambiara en su mente. Desde su llegada a la “Nave Turca”, ha visto cómo su carrera profesional ha tenido un cambio a positivo, consiguiendo algo más que un lugar de trabajo: Su segunda casa.

“Tengo seis años aquí (Magallanes) y me ha ido bastante bien”, comentó Mario Lissón que llegó al equipo para la temporada 2011-2012 en un movimiento que llevó a Freddy Galvis a las Águilas del Zulia. “Estoy muy feliz en Valencia y con el equipo que tenemos”.

Los rumores de cambio siempre están activos en la LVBP y muchos de ellos involucran a su nombre. Sin embargo, el deseo de Mario Lissón es bastante claro. “Todos los años escucho que otros equipos me están pidiendo, pero yo quiero quedarme con Magallanes, porque siento que ésta ya es mi casa”.

Incluso si es Tiburones de La Guaira los que solicitan sus servicios. “Ya pasé esa página”, responde Lissón entre risas. “Eso queda para mi familia, porque aunque tengo mucho cariño hacía Tiburones, ya ese fanatismo bajó. Tengo mucho amor por la camiseta de Magallanes y siempre voy a respetar eso”.

¿Mejor memoria con Magallanes?

Cuando se le preguntó a Mario Lissón por su recuerdo favorito con los Navegantes del Magallanes, se le hizo sumamente complicado responder. Paseó por los campeonatos conseguidos, las victorias agónicas y las risas con los compañeros, pero una respuesta concisa no llegaba.

Hasta que llegó una ayuda por parte de éste periodista: “¿Qué tal el cuadrangular que le diste a Caribes en la postemporada 2012-2013 contra Jon Hunton?”. Inmediatamente Mario Lissón sonrió.

“Fue una locura”, recuerda el veterano que se inclinó en su silla para comenzar el relato. “Si ven cómo estaba corriendo las bases, se darán cuenta que no podía contenerme. Iba aplaudiendo y me reía, y eso es raro, porque siempre trato de mantenerme serio cuando conecto un jonrón”.

Pero el escenario donde apareció la conexión hacía imposible sostener esa conducta. Los Navegantes del Magallanes, que se encontraban abajo en el marcador en la octava entrada, necesitaban una victoria para mantenerse sus esperanzas de jugar la final.

“Ese batazo significó mucho porque si perdíamos, quedábamos prácticamente fuera”, comentó Lissón. “Además Hunton venía de tremendas temporadas. Por eso fue especial, porque con la cantidad de estrellas que había en la alineación (Pablo Sandoval, Elvis Andrus), el batazo lo di yo”, concluyó.

Memorias que espera agregar en los próximos años. Porque así como está convencido que ese cuadrangular tiene un lugar especial, asegura que los Navegantes del Magallanes volverá a ser campeón en el futuro inmediato y con Lissón de protagonista.

Beisbol Venezolano

Mario Lissón visitó la redacción de Meridiano /Foto David Urdaneta
Mario Lissón visitó la redacción de Meridiano /Foto David Urdaneta
beisbol venezolano

Mario Lissón no quiere dejar Magallanes...ni por Tiburones

Domingo 26| 10:37 am

César Sequera Ramos || @CSequera11

Mario Lissón recuerda su época de niño cuando iba al Estadio Universitario a ver los encuentros de su amado equipo.No se eran los Leones del Caracas—equipo que lo llevó al profesional en Venezuela, sino de los Tiburones de La Guaira, que lo llevaron a tener un cariño especial por el béisbol.

Idolatrando a Oswaldo Guillén, el pequeño Lissón disfrutaba cada oportunidad que retumbaba la samba. Esas memorias se mantienen en su memoria, pero ya no tienen el mismo efecto que en años anteriores, cuando vestir la camiseta del conjunto escualo podría estar en sus prioridades.

Los Navegantes del Magallanes hicieron que todo cambiara en su mente. Desde su llegada a la “Nave Turca”, ha visto cómo su carrera profesional ha tenido un cambio a positivo, consiguiendo algo más que un lugar de trabajo: Su segunda casa.

“Tengo seis años aquí (Magallanes) y me ha ido bastante bien”, comentó Mario Lissón que llegó al equipo para la temporada 2011-2012 en un movimiento que llevó a Freddy Galvis a las Águilas del Zulia. “Estoy muy feliz en Valencia y con el equipo que tenemos”.

Los rumores de cambio siempre están activos en la LVBP y muchos de ellos involucran a su nombre. Sin embargo, el deseo de Mario Lissón es bastante claro. “Todos los años escucho que otros equipos me están pidiendo, pero yo quiero quedarme con Magallanes, porque siento que ésta ya es mi casa”.

Incluso si es Tiburones de La Guaira los que solicitan sus servicios. “Ya pasé esa página”, responde Lissón entre risas. “Eso queda para mi familia, porque aunque tengo mucho cariño hacía Tiburones, ya ese fanatismo bajó. Tengo mucho amor por la camiseta de Magallanes y siempre voy a respetar eso”.

¿Mejor memoria con Magallanes?

Cuando se le preguntó a Mario Lissón por su recuerdo favorito con los Navegantes del Magallanes, se le hizo sumamente complicado responder. Paseó por los campeonatos conseguidos, las victorias agónicas y las risas con los compañeros, pero una respuesta concisa no llegaba.

Hasta que llegó una ayuda por parte de éste periodista: “¿Qué tal el cuadrangular que le diste a Caribes en la postemporada 2012-2013 contra Jon Hunton?”. Inmediatamente Mario Lissón sonrió.

“Fue una locura”, recuerda el veterano que se inclinó en su silla para comenzar el relato. “Si ven cómo estaba corriendo las bases, se darán cuenta que no podía contenerme. Iba aplaudiendo y me reía, y eso es raro, porque siempre trato de mantenerme serio cuando conecto un jonrón”.

Pero el escenario donde apareció la conexión hacía imposible sostener esa conducta. Los Navegantes del Magallanes, que se encontraban abajo en el marcador en la octava entrada, necesitaban una victoria para mantenerse sus esperanzas de jugar la final.

“Ese batazo significó mucho porque si perdíamos, quedábamos prácticamente fuera”, comentó Lissón. “Además Hunton venía de tremendas temporadas. Por eso fue especial, porque con la cantidad de estrellas que había en la alineación (Pablo Sandoval, Elvis Andrus), el batazo lo di yo”, concluyó.

Memorias que espera agregar en los próximos años. Porque así como está convencido que ese cuadrangular tiene un lugar especial, asegura que los Navegantes del Magallanes volverá a ser campeón en el futuro inmediato y con Lissón de protagonista.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR