Portada del dirario Meridiano
Lunes 18 de Noviembre de 2019

Beisbol Grandes Ligas

San Luis eliminó previamente a los Bravos / Foto: Cortesía
San Luis eliminó previamente a los Bravos / Foto: Cortesía
beisbol grandes ligas

Barrida en serie de campeonato amarga campaña de Cardenales

Miércoles 16| 6:15 pm


En un lúgubre camerino, los Cardenales de San Luis buscaban consuelo. Unos veían el vaso medio lleno en su temporada.

“La gente no creía que nosotros íbamos a estar aquí”, dijo el pitcher Adam Wainwright. "Creo que si durante los entrenamientos de primavera les hubieras preguntado a los fanáticos de los Cardenales si íbamos a llegar a la serie de campeonato de la Liga Nacional, ¿estarían contentos? La mayoría de ellos probablemente dirían que sí”.

En la pared opuesta, el análisis fue más severo.

“Todos siempre nos daban por derrotados”, dijo el segunda base Kolten Wong. “Creo que ahora la gente que nos odia, ellos pueden estar de acuerdo con nosotros que no éramos el mejor equipo ahora”.

Ambos están en lo correcto. Los Cardenales excedieron las expectativas al inicio de la campaña y remontaron cinco juegos y medio en junio para quedar primeros en la División Central y avanzar a la serie por el título de la liga.

Pero los 48 ponches y seis carreras que recibieron en una barrida de cuatro partidos a manos de los Nacionales de Washington, rumbo a su primera Serie Mundial, ponen freno a una temporada de crecimiento en San Luis que los jugadores creen sentará las bases para más triunfos en el futuro.

“Orgulloso de este grupo”, dijo Yadier Molina, el experimentado receptor puertorriqueño y líder del equipo. “Tenemos un buen grupo de muchachos interesados en ganar. Obviamente no jugamos bien, no le pegamos a la bola, pero eso es parte del béisbol. Tenemos que aprender de esto y seguir adelante”.

Como dijo Wong, es un final difícil, pero los Cardenales lo superaran. Y el infielder de 29 años fue muy optimista sobre el progreso del equipo.

“No te puedo decir cuánto quiero a cada uno de los muchachos en este camerino”, dijo Wong. “Aunque nos descartaban, nos unimos más, confraternizamos más”.

Lo positivo para 2020 es evidente. San Luis descubrió un as en Jack Flaherty, de 23 años, y un fuerte número 2 en Dakota Hudson, de 25 años. El núcleo de bateadores que se enfrió ante Washington siguen con una edad ideal.

Tras su primera temporada completa como manager, Mike Shildt cultivó fuertes relaciones con sus jugadores jóvenes y es optimista.

Este es un equipo completo que acaba de terminar de jugar y competir”, dijo Shildt. “Pero la experiencia es un buen maestro. Uno siempre piensa en aprender de eso. Haremos eso”.

Horas después que un fácil elevado cayó entre él, Wong y el primera base Paul Goldschmidt durante un desastroso primer inning del cuarto juego, el jardinero derecho José Martínez meditaba sobre cómo sacar provecho de las lecciones.

“Ahora tenemos una idea de cómo jugar”, dijo el venezolano. “Fue un año divertido. Ojalá todo siga igual aquí”.

El jardinero izquierdo Marcell Ozuna será agente libre y el domingo cerró con una nota discordante: bateó 3 hits en 16 turnos, con ocho ponches, en la serie de campeonato, tras una temporada de 29 jonrones y 89 impulsada durante la temporada regular.

Pero la gran interrogante es el futuro de Wainwright, quien tiene 38 años y deberá decidir si regresa para una 15ta temporada en las mayores.

“Ni siquiera lo he pensado”, dijo Wainwright. “Lo hablaremos en las próximas semanas”. AP

 

Beisbol Grandes Ligas

San Luis eliminó previamente a los Bravos / Foto: Cortesía
San Luis eliminó previamente a los Bravos / Foto: Cortesía
beisbol grandes ligas

Barrida en serie de campeonato amarga campaña de Cardenales

Miércoles 16| 6:15 pm

En un lúgubre camerino, los Cardenales de San Luis buscaban consuelo. Unos veían el vaso medio lleno en su temporada.

“La gente no creía que nosotros íbamos a estar aquí”, dijo el pitcher Adam Wainwright. "Creo que si durante los entrenamientos de primavera les hubieras preguntado a los fanáticos de los Cardenales si íbamos a llegar a la serie de campeonato de la Liga Nacional, ¿estarían contentos? La mayoría de ellos probablemente dirían que sí”.

En la pared opuesta, el análisis fue más severo.

“Todos siempre nos daban por derrotados”, dijo el segunda base Kolten Wong. “Creo que ahora la gente que nos odia, ellos pueden estar de acuerdo con nosotros que no éramos el mejor equipo ahora”.

Ambos están en lo correcto. Los Cardenales excedieron las expectativas al inicio de la campaña y remontaron cinco juegos y medio en junio para quedar primeros en la División Central y avanzar a la serie por el título de la liga.

Pero los 48 ponches y seis carreras que recibieron en una barrida de cuatro partidos a manos de los Nacionales de Washington, rumbo a su primera Serie Mundial, ponen freno a una temporada de crecimiento en San Luis que los jugadores creen sentará las bases para más triunfos en el futuro.

“Orgulloso de este grupo”, dijo Yadier Molina, el experimentado receptor puertorriqueño y líder del equipo. “Tenemos un buen grupo de muchachos interesados en ganar. Obviamente no jugamos bien, no le pegamos a la bola, pero eso es parte del béisbol. Tenemos que aprender de esto y seguir adelante”.

Como dijo Wong, es un final difícil, pero los Cardenales lo superaran. Y el infielder de 29 años fue muy optimista sobre el progreso del equipo.

“No te puedo decir cuánto quiero a cada uno de los muchachos en este camerino”, dijo Wong. “Aunque nos descartaban, nos unimos más, confraternizamos más”.

Lo positivo para 2020 es evidente. San Luis descubrió un as en Jack Flaherty, de 23 años, y un fuerte número 2 en Dakota Hudson, de 25 años. El núcleo de bateadores que se enfrió ante Washington siguen con una edad ideal.

Tras su primera temporada completa como manager, Mike Shildt cultivó fuertes relaciones con sus jugadores jóvenes y es optimista.

Este es un equipo completo que acaba de terminar de jugar y competir”, dijo Shildt. “Pero la experiencia es un buen maestro. Uno siempre piensa en aprender de eso. Haremos eso”.

Horas después que un fácil elevado cayó entre él, Wong y el primera base Paul Goldschmidt durante un desastroso primer inning del cuarto juego, el jardinero derecho José Martínez meditaba sobre cómo sacar provecho de las lecciones.

“Ahora tenemos una idea de cómo jugar”, dijo el venezolano. “Fue un año divertido. Ojalá todo siga igual aquí”.

El jardinero izquierdo Marcell Ozuna será agente libre y el domingo cerró con una nota discordante: bateó 3 hits en 16 turnos, con ocho ponches, en la serie de campeonato, tras una temporada de 29 jonrones y 89 impulsada durante la temporada regular.

Pero la gran interrogante es el futuro de Wainwright, quien tiene 38 años y deberá decidir si regresa para una 15ta temporada en las mayores.

“Ni siquiera lo he pensado”, dijo Wainwright. “Lo hablaremos en las próximas semanas”. AP

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



AGENDA MERIDIANO