Portada del dirario Meridiano
Jueves 14 de Noviembre de 2019

Beisbol Grandes Ligas

Torres comandó a su equipo en Minute Maid Park / Foto: AP
Torres comandó a su equipo en Minute Maid Park / Foto: AP
beisbol grandes ligas

Torres deslumbra con su clase, espectacularidad y madurez

Domingo 13| 7:53 am


La juventud no ha sido impedimento para que el segunda base venezolano, Gleyber Torres, se haya convertido en el jugador más decisivo, brillante y espectacular de los Yanquis de Nueva York, que esta noche arrollaron por 7-0 a los Astros de Houston, en el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Con apenas 22 años, Torres ha sabido crecerse en la postemporada, ser decisivo en el ataque de los Yanquis y entrar ya a formar parte de la historia de los legendarios Bombarderos del Bronx.

Torres, quien bateó .417 con un vuelacercas y cuatro carreras impulsadas en 12 turnos al bate por los Yanquis en la Serie Divisional ante los Mellizos de Minnesota, a los que se impusieron por 3-0 al mejor de cinco juegos, también fue la bujía ofensiva de los Bombarderos del Bronx ante los Astros.

El joven caraqueño se fue de 5-3 con cinco impulsadas para ampliar a nueve su racha de partidos de postemporada bateando de imparable.

El intermedista venezolano produjo la primera carrera del partido con un doble productor en la parte alta del cuarto episodio contra el abridor estelar de los Astros, Zach Greinke, y ahí comenzó toda su exhibición.

Luego Torres empalmó un jonrón solitario al bosque izquierdo en el sexto y produjo otras dos carreras con un sencillo al jardín derecho en el séptimo. También produjo otra anotación con un rodado a las paradas cortas en el noveno.

"Me emociona porque hice algo para ayudar al equipo y creo que eso es lo mejor. En este mes, es más que todo ayudar, sea como sea, y tratar de ganar los juegos".

Pero Torres no sólo brilla con el bate sino que también lo hace con el guante al jugar una gran defensa y darle además espectacularidad a cada una de sus acciones.

"Inteligente. Confiado. Y cuando tienes talento, es una combinación realmente buena", declaró el piloto de los Yanquis, Aaron Boone, al valorar el trabajo de Torres en el diamante.

"Siempre ha tenido eso desde que llegó a las Grandes Ligas, y simplemente disputa el juego de una manera fácil y espontánea, además de tener una gran confianza en todo lo que hace".

Pero sobre todo y más importante para Boone es el apartado de la inteligencia que posee Torres de cara al juego, que hace que su crecimiento no tiene límite.

"La gran inteligencia que posee es lo que le permitió seguir creciendo y mejorar en todas las pequeñas cosas. Entra preparado a los partidos. Le gusta disfrutar en cada situación y confía en su capacidad para producir. Y eso lo convierte en un jugador peligroso".

A sus 22 años y 303 días de haber nacido en Caracas, Torres se convirtió en el tercer jugador más joven que conecta un cuadrangular e impulsa cinco carreras en una Serie de Campeonato de las Grandes Ligas, pero el primero en la Americana y de su equipo de los Yanquis.

Además de ser también el primero que lo consigue con los Yanquis desde que lo hizo el dominicano Robinson Canó en la Serie Divisional de la Liga Americana del 2011.

Torres, quien también se voló la cerca en el Juego 3 de la Serie Divisional ante los Mellizos, ya le hace compañía a la leyenda Mickey Mantle como los únicos jugadores de los Yanquis que han conectado cuadrangulares en múltiples partidos de una postemporada.

Además, el caraqueño es el tercer jugador de 22 años o menos que empuja cinco carreras en un juego de postemporada y es el primero en hacerlo en una SCLA.

Pero lo más importante para Torres al concluir cada partido es haber logrado la victoria y más si se trata de hacerlo en octubre, donde admite que la intensidad es mayor y no hay espacio para cometer errores o no salir al campo y rendir al máximo.

Todos esos elemento son considerados por Torres como "decisivos" a la hora de convertir la competición de octubre como la que todos los peloteros sueñan con disputar y competir al máximo.

"No hay ninguna duda de que me siento muy bien con la llegada a la competición de octubre y más después de que el año pasado no lo hicimos. Todo el mundo sabe que octubre es el tiempo en el que todo es más emocionante y yo quiero ser parte activa del mismo".EFE

Beisbol Grandes Ligas

Torres comandó a su equipo en Minute Maid Park / Foto: AP
Torres comandó a su equipo en Minute Maid Park / Foto: AP
beisbol grandes ligas

Torres deslumbra con su clase, espectacularidad y madurez

Domingo 13| 7:53 am

La juventud no ha sido impedimento para que el segunda base venezolano, Gleyber Torres, se haya convertido en el jugador más decisivo, brillante y espectacular de los Yanquis de Nueva York, que esta noche arrollaron por 7-0 a los Astros de Houston, en el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Con apenas 22 años, Torres ha sabido crecerse en la postemporada, ser decisivo en el ataque de los Yanquis y entrar ya a formar parte de la historia de los legendarios Bombarderos del Bronx.

Torres, quien bateó .417 con un vuelacercas y cuatro carreras impulsadas en 12 turnos al bate por los Yanquis en la Serie Divisional ante los Mellizos de Minnesota, a los que se impusieron por 3-0 al mejor de cinco juegos, también fue la bujía ofensiva de los Bombarderos del Bronx ante los Astros.

El joven caraqueño se fue de 5-3 con cinco impulsadas para ampliar a nueve su racha de partidos de postemporada bateando de imparable.

El intermedista venezolano produjo la primera carrera del partido con un doble productor en la parte alta del cuarto episodio contra el abridor estelar de los Astros, Zach Greinke, y ahí comenzó toda su exhibición.

Luego Torres empalmó un jonrón solitario al bosque izquierdo en el sexto y produjo otras dos carreras con un sencillo al jardín derecho en el séptimo. También produjo otra anotación con un rodado a las paradas cortas en el noveno.

"Me emociona porque hice algo para ayudar al equipo y creo que eso es lo mejor. En este mes, es más que todo ayudar, sea como sea, y tratar de ganar los juegos".

Pero Torres no sólo brilla con el bate sino que también lo hace con el guante al jugar una gran defensa y darle además espectacularidad a cada una de sus acciones.

"Inteligente. Confiado. Y cuando tienes talento, es una combinación realmente buena", declaró el piloto de los Yanquis, Aaron Boone, al valorar el trabajo de Torres en el diamante.

"Siempre ha tenido eso desde que llegó a las Grandes Ligas, y simplemente disputa el juego de una manera fácil y espontánea, además de tener una gran confianza en todo lo que hace".

Pero sobre todo y más importante para Boone es el apartado de la inteligencia que posee Torres de cara al juego, que hace que su crecimiento no tiene límite.

"La gran inteligencia que posee es lo que le permitió seguir creciendo y mejorar en todas las pequeñas cosas. Entra preparado a los partidos. Le gusta disfrutar en cada situación y confía en su capacidad para producir. Y eso lo convierte en un jugador peligroso".

A sus 22 años y 303 días de haber nacido en Caracas, Torres se convirtió en el tercer jugador más joven que conecta un cuadrangular e impulsa cinco carreras en una Serie de Campeonato de las Grandes Ligas, pero el primero en la Americana y de su equipo de los Yanquis.

Además de ser también el primero que lo consigue con los Yanquis desde que lo hizo el dominicano Robinson Canó en la Serie Divisional de la Liga Americana del 2011.

Torres, quien también se voló la cerca en el Juego 3 de la Serie Divisional ante los Mellizos, ya le hace compañía a la leyenda Mickey Mantle como los únicos jugadores de los Yanquis que han conectado cuadrangulares en múltiples partidos de una postemporada.

Además, el caraqueño es el tercer jugador de 22 años o menos que empuja cinco carreras en un juego de postemporada y es el primero en hacerlo en una SCLA.

Pero lo más importante para Torres al concluir cada partido es haber logrado la victoria y más si se trata de hacerlo en octubre, donde admite que la intensidad es mayor y no hay espacio para cometer errores o no salir al campo y rendir al máximo.

Todos esos elemento son considerados por Torres como "decisivos" a la hora de convertir la competición de octubre como la que todos los peloteros sueñan con disputar y competir al máximo.

"No hay ninguna duda de que me siento muy bien con la llegada a la competición de octubre y más después de que el año pasado no lo hicimos. Todo el mundo sabe que octubre es el tiempo en el que todo es más emocionante y yo quiero ser parte activa del mismo".EFE

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR