Portada del dirario Meridiano
Lunes 15 de Julio de 2019

Beisbol Grandes Ligas

Sánchez viene de destacar con Atlanta/ Foto Cortesía
Sánchez viene de destacar con Atlanta/ Foto Cortesía
beisbol grandes ligas

Aníbal Sánchez: Una apuesta que Washington espera ganar

Martes 8| 3:40 pm


Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Con el arribo de Aníbal Sánchez al equipo de los Nacionales de Washington fueron muchos los que habrán puesto cara de sorprendidos; sin embargo, ese movimiento que parece arriesgado por parte de los dirigentes del equipo capitalino puede terminar dando buenos resultados al final de temporada.

Destinado a cubrir el cuarto puesto en la rotación que ocupaba Tanner Roark, el maracayero de 34 años podría ser una de las piezas claves del pitcheo de los Nacionales en la venidera campaña gracias al resurgir tan esplendido que tuvo con los Bravos de Atlanta.

Las constantes lesiones y problemas físicos con los que tuvo que convivir estos últimos años (más que todo de 2015 a 2017), combinado a su edad, hacían pensar que apostar por un lanzador así sería no más que “temerario”; no obstante, su registro de siete ganados y seis perdidos en 24 aperturas, más su 2.83 de efectividad en 136, 2 entradas de labor, lo colocaron en el radar y Washington no quiso desaprovechar la oportunidad.

"Yo lo único que hice fue prepararme mejor", comentó Sánchez hace poco para MLB.com sobre su gran rendimiento en la pasada temporada. "Entendí que para mí lo importante no es lanzar duro, pues así puedo ubicar mejor mis pitcheos. Y el cambio sacó a los bateadores de paso la mayoría del tiempo. Eso me ayudó a tener la temporada que tenía", añadió.

Los reajustes que realizó en sus lanzamientos lo catapultaron como uno de los lanzadores más efectivos del circuito. Según Statcast aunque tuvo una velocidad promedio de 83.7 mph en sus lanzamientos, la más lenta entre los pitchers a los que los conectaron al menos 200 imparables, maniató a muchos rivales y se convirtió en un maestro en hacerlos dar roletazos suaves. Además, solo acumuló 25.8% de batazos duros, la mejor marca entre los serpentineros que recibieron al menos 100 inatrapables.

Esa preparación y esfuerzo extra que realizó el oriundo de Maracay también lo hizo ampliar su repertorio. No solo distribuyó bien sus lanzamientos, sino que además combinó a la perfección siete en total: sinker, recta de cuatro costuras, recta cortada, recta de dedos separados, slider, curva y cambio. Gracias a eso se convirtió en el segundo lanzador, junto con Matt Latos, en utilizar siete pitcheos distintos durante una temporada en más de 5% de oportunidades.

Perder a Roark de la rotación abridora de los Nacionales puede que haya sido un gran golpe, pero ahora Max Scherzer, Stephen Strasburg y Patrick Corbin pueden formar un grupo realmente temible junto a un Aníbal Sánchez que, viviendo un segundo aire, está listo para rendirle muy bien al equipo.

Con información de MLB.com

Beisbol Grandes Ligas

Sánchez viene de destacar con Atlanta/ Foto Cortesía
Sánchez viene de destacar con Atlanta/ Foto Cortesía
beisbol grandes ligas

Aníbal Sánchez: Una apuesta que Washington espera ganar

Martes 8| 3:40 pm

Manuel Vargas | @MA_Vargas7

Con el arribo de Aníbal Sánchez al equipo de los Nacionales de Washington fueron muchos los que habrán puesto cara de sorprendidos; sin embargo, ese movimiento que parece arriesgado por parte de los dirigentes del equipo capitalino puede terminar dando buenos resultados al final de temporada.

Destinado a cubrir el cuarto puesto en la rotación que ocupaba Tanner Roark, el maracayero de 34 años podría ser una de las piezas claves del pitcheo de los Nacionales en la venidera campaña gracias al resurgir tan esplendido que tuvo con los Bravos de Atlanta.

Las constantes lesiones y problemas físicos con los que tuvo que convivir estos últimos años (más que todo de 2015 a 2017), combinado a su edad, hacían pensar que apostar por un lanzador así sería no más que “temerario”; no obstante, su registro de siete ganados y seis perdidos en 24 aperturas, más su 2.83 de efectividad en 136, 2 entradas de labor, lo colocaron en el radar y Washington no quiso desaprovechar la oportunidad.

"Yo lo único que hice fue prepararme mejor", comentó Sánchez hace poco para MLB.com sobre su gran rendimiento en la pasada temporada. "Entendí que para mí lo importante no es lanzar duro, pues así puedo ubicar mejor mis pitcheos. Y el cambio sacó a los bateadores de paso la mayoría del tiempo. Eso me ayudó a tener la temporada que tenía", añadió.

Los reajustes que realizó en sus lanzamientos lo catapultaron como uno de los lanzadores más efectivos del circuito. Según Statcast aunque tuvo una velocidad promedio de 83.7 mph en sus lanzamientos, la más lenta entre los pitchers a los que los conectaron al menos 200 imparables, maniató a muchos rivales y se convirtió en un maestro en hacerlos dar roletazos suaves. Además, solo acumuló 25.8% de batazos duros, la mejor marca entre los serpentineros que recibieron al menos 100 inatrapables.

Esa preparación y esfuerzo extra que realizó el oriundo de Maracay también lo hizo ampliar su repertorio. No solo distribuyó bien sus lanzamientos, sino que además combinó a la perfección siete en total: sinker, recta de cuatro costuras, recta cortada, recta de dedos separados, slider, curva y cambio. Gracias a eso se convirtió en el segundo lanzador, junto con Matt Latos, en utilizar siete pitcheos distintos durante una temporada en más de 5% de oportunidades.

Perder a Roark de la rotación abridora de los Nacionales puede que haya sido un gran golpe, pero ahora Max Scherzer, Stephen Strasburg y Patrick Corbin pueden formar un grupo realmente temible junto a un Aníbal Sánchez que, viviendo un segundo aire, está listo para rendirle muy bien al equipo.

Con información de MLB.com

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR