Portada del dirario Meridiano
Domingo 27 de Mayo de 2018

Beisbol del Caribe

A pesar de los desastres están en Guadalajara| Foto: Referencial
A pesar de los desastres están en Guadalajara| Foto: Referencial
beisbol del caribe

Para Luis Matos, en Puerto Rico se dio "la temporada del milagro"

Miércoles 7| 12:24 pm


EFE

El huracán "María" registró en Puerto Rico su mayor impacto el 20 de septiembre de 2017, cobró vidas y arrasó todo lo que encontró a su paso, personas, arboles, autos, casas e infraestructura, entre ellos los parques de los cuatro equipos que integran la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

Tras el paso del meteoro, Puerto Rico fue declarado zona de desastre, la isla se quedó sin luz ni agua y fue necesaria la ayuda humanitaria de distintos países para la supervivencia de la población, el béisbol pasó a tercer plano y su función deportiva se convirtió en social, según la visión del mánager Luis Matos.

"De verdad nos cambio la vida a todos", relató Matos a Efe en entrevista en durante una práctica en Guadalajara, donde se celebra la Serie del Caribe.

"Puerto Rico quedó bastante devastado, no solo las residencias sino también los estadio, estamos aquí para representar al país y llevar el campeonato pero también para llevar alegría que mucha falta le hace a la comunidad puertorriqueña", añadió.

A sus 39 años, Matos está aprendiendo los secretos del "dogout" y en apenas dos años al frente de los Criollos de Caguas ya suma dos títulos en Puerto Rico y una de la Serie del Caribe Culiacán 2017 en la que se impuso a los Águilas de Mexicali mexicanos.

Tras cuatro meses y medio del desastre natural, Matos aseguró que sus compatriotas siguen "pasando por los estragos de no tener luz o la cantidad de agua necesaria" y el béisbol es un escape.

En octubre, a días de la tragedia, parecía que la Liga no arrancaría, pero algo sucedió y la pelota rodó en los parques boricuas, con situaciones especiales, pero lo hizo.

"Yo le llamo 'la temporada del milagro' porque hubo muchas personas que pusieron de su parte para que este año se jugara, desde el presidente de la liga (Héctor Rivera), los dueños de los equipos y los peloteros, todos hicieron muchos ajustes para poder jugar".

Matos relató que sólo había un estadio para jugar de noche, el Teodoro Mariscal de Mayagüez, y en los demás se tuvo que jugar de día, a veces con doble juego e iniciar a las 11 de la mañana "así que fueron muchos ajustes y sacrificios que todos hicimos para que se diera la temporada y estar en Guadalajara representando a Puerto Rico".

Con seis temporadas (2000-06) en Grandes Ligas con los Orioles de Baltimore y los Nacionales de Washington además de experiencia en sucursales, Matos sabe que los jugadores no necesitan motivación para jugar al béisbol porque hacen lo que más les gusta y les pagan.

"Pero cuando hay algo extra como la situación que vive Puerto Rico, todo ayuda. Sabemos lo que estamos representando y queremos poner el nombre de Puerto Rico en alto", contó.

Tras sus cuatro juegos de la etapa preliminar y con marca de 2-2 los Criollos de Caguas avanzaron a las semifinales fase -enfrentarán a Venezuela-, un objetivo obligado para poder defender el título que conquistaron en Culiacán 2017.

"Estamos defendiendo la corona y vamos por buen camino, esperamos tener un buen juego y llegar a la final para revalidar el título", finalizó Matos.

Beisbol del Caribe

A pesar de los desastres están en Guadalajara| Foto: Referencial
A pesar de los desastres están en Guadalajara| Foto: Referencial
beisbol del caribe

Para Luis Matos, en Puerto Rico se dio "la temporada del milagro"

Miércoles 7| 12:24 pm

EFE

El huracán "María" registró en Puerto Rico su mayor impacto el 20 de septiembre de 2017, cobró vidas y arrasó todo lo que encontró a su paso, personas, arboles, autos, casas e infraestructura, entre ellos los parques de los cuatro equipos que integran la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

Tras el paso del meteoro, Puerto Rico fue declarado zona de desastre, la isla se quedó sin luz ni agua y fue necesaria la ayuda humanitaria de distintos países para la supervivencia de la población, el béisbol pasó a tercer plano y su función deportiva se convirtió en social, según la visión del mánager Luis Matos.

"De verdad nos cambio la vida a todos", relató Matos a Efe en entrevista en durante una práctica en Guadalajara, donde se celebra la Serie del Caribe.

"Puerto Rico quedó bastante devastado, no solo las residencias sino también los estadio, estamos aquí para representar al país y llevar el campeonato pero también para llevar alegría que mucha falta le hace a la comunidad puertorriqueña", añadió.

A sus 39 años, Matos está aprendiendo los secretos del "dogout" y en apenas dos años al frente de los Criollos de Caguas ya suma dos títulos en Puerto Rico y una de la Serie del Caribe Culiacán 2017 en la que se impuso a los Águilas de Mexicali mexicanos.

Tras cuatro meses y medio del desastre natural, Matos aseguró que sus compatriotas siguen "pasando por los estragos de no tener luz o la cantidad de agua necesaria" y el béisbol es un escape.

En octubre, a días de la tragedia, parecía que la Liga no arrancaría, pero algo sucedió y la pelota rodó en los parques boricuas, con situaciones especiales, pero lo hizo.

"Yo le llamo 'la temporada del milagro' porque hubo muchas personas que pusieron de su parte para que este año se jugara, desde el presidente de la liga (Héctor Rivera), los dueños de los equipos y los peloteros, todos hicieron muchos ajustes para poder jugar".

Matos relató que sólo había un estadio para jugar de noche, el Teodoro Mariscal de Mayagüez, y en los demás se tuvo que jugar de día, a veces con doble juego e iniciar a las 11 de la mañana "así que fueron muchos ajustes y sacrificios que todos hicimos para que se diera la temporada y estar en Guadalajara representando a Puerto Rico".

Con seis temporadas (2000-06) en Grandes Ligas con los Orioles de Baltimore y los Nacionales de Washington además de experiencia en sucursales, Matos sabe que los jugadores no necesitan motivación para jugar al béisbol porque hacen lo que más les gusta y les pagan.

"Pero cuando hay algo extra como la situación que vive Puerto Rico, todo ayuda. Sabemos lo que estamos representando y queremos poner el nombre de Puerto Rico en alto", contó.

Tras sus cuatro juegos de la etapa preliminar y con marca de 2-2 los Criollos de Caguas avanzaron a las semifinales fase -enfrentarán a Venezuela-, un objetivo obligado para poder defender el título que conquistaron en Culiacán 2017.

"Estamos defendiendo la corona y vamos por buen camino, esperamos tener un buen juego y llegar a la final para revalidar el título", finalizó Matos.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR



Videos del Momento

Viernes 25|2:03 pm

Entrevista a Nalek Korbaj

Viernes 4|7:00 pm

José Altuve no pudo con la poderosa recta de Chapman

AGENDA MERIDIANO