Portada del dirario Meridiano
Viernes 21 de Julio de 2017

Baloncesto Venezolano

El conjunto larense celebró en casa / AVS
El conjunto larense celebró en casa / AVS
Baloncesto Venezolano

¡Guaros de Lara machacó a Marinos y levantó el título!

Jueves 6| 6:18 am


Raúl Pérez / @enriul

Se acabó la sequía. Guaros de Lara se impuso este miércoles 100-72 a Marinos de Anzoátegui en el sexto compromiso de la final y se proclamó campeón de la Liga Profesional de Baloncesto, por primera vez en su corta historia. El conjunto larense aprovechó el regreso al Domo Bolivariano de la ciudad de Barquisimeto para sentenciar la serie y obtener el tan ansiado campeonato.

Desde su fundación en 2003, el conjunto crepuscular había venido trabajando para conseguir el título, pero se les había hecho esquivo en un par de oportunidades, llegando al subcampeonato en las ediciones de 2005 (ante Marinos de Anzoátegui) y 2006 (ante Trotamundos de Carabobo). 

El éxito del conjunto presidido por Jorge Hernández llegó, paradójicamente, a nivel internacional antes que en el patio. Guaros se proclamó campeón de la Liga de Las Américas tanto en 2016, como en 2017, pero la espinita del campeonato local seguía clavada hasta el cinco de julio de 2017, una fecha que quedará enmarcada en la historia del deporte larense.

Guaros, tras llegar con la ventaja de 3-2 en la serie, comenzó el duelo cargado de nervios, con un Domo Bolivariano lleno hasta el tope, los dirigidos por Guillermo Vecchio vivieron un primer cuarto lleno de equivocaciones y errores que le hicieron irse debajo en el marcador (21-23) para el segundo período, pero la historia sería muy distinta de ahí en adelante.

La importación larense, comandada por Nate Robinson y Lazard Hayward, comenzó a carburar y logró que el conjunto local triturara 33-18 a Marinos en el segundo cuarto, para llegar al descanso con ventaja de 13 puntos (54-31). La presencia de la "kriptonita" Robinson en el tabloncillo fue una clara demostración de intenciones por parte de la directiva de que este debía ser el año de romper el celofán.

Y vaya que funcionó. Desde que aterrizó en el país, Robinson se llevó todos los focos de la LPB, llevando en hombros a un conjunto ávido de triunfos. Tras el descanso, Marinos no pudo reencontrar el camino. Los dirigidos por Manuel Berroterán, quien tomó las riendas tras la polémica con Tony Ruiz, se mostraron dispersos, imprecisos y faltos de confianza, aspectos que aprovecharon de gran forma los locales, quienes con transiciones rápidas lograron volver a imponerse en el tercer período 21-16.

La ventaja (18 puntos) parecía abismal para el último período, pero Guaros no quería dejar ni un cabo suelo y terminó de sentenciar el partido. Una ofensiva en la que hasta 11 jugadores lograron encestar, de los 12 que vieron acción, se lució para llevarse el último período 25-15 y dejar el marcador final en 100-72, lo que hizo explotar de algarabía al Domo Bolivariano.

Ningún conjunto de Lara había logrado titularse en la LPB desde que lo hicieran las Panteras de Lara en 1983. 

El mejor anotador del compromiso fue Zachary Graham con 18 puntos, escoltado por los 17 de Nate Robinson y los 15 de Luis Bethelmy.

Por Marinos, digno finalista, quienes superaron varios problemas institucionales pero siguieron luchando hasta que le alcanzaron las energías, el mejor anotador fue Jesús Centeno con 15 puntos, seguido de los 11 tantos conseguidos por Rafael Pérez.

Guaros pone así fin a una sequía de 14 años sin poder ganar y amenaza con darle inicio a lo que podría ser una nueva dinastía dentro de nuestro baloncesto.

 

Baloncesto Venezolano

El conjunto larense celebró en casa / AVS
El conjunto larense celebró en casa / AVS
Baloncesto Venezolano

¡Guaros de Lara machacó a Marinos y levantó el título!

Jueves 6| 6:18 am

Raúl Pérez / @enriul

Se acabó la sequía. Guaros de Lara se impuso este miércoles 100-72 a Marinos de Anzoátegui en el sexto compromiso de la final y se proclamó campeón de la Liga Profesional de Baloncesto, por primera vez en su corta historia. El conjunto larense aprovechó el regreso al Domo Bolivariano de la ciudad de Barquisimeto para sentenciar la serie y obtener el tan ansiado campeonato.

Desde su fundación en 2003, el conjunto crepuscular había venido trabajando para conseguir el título, pero se les había hecho esquivo en un par de oportunidades, llegando al subcampeonato en las ediciones de 2005 (ante Marinos de Anzoátegui) y 2006 (ante Trotamundos de Carabobo). 

El éxito del conjunto presidido por Jorge Hernández llegó, paradójicamente, a nivel internacional antes que en el patio. Guaros se proclamó campeón de la Liga de Las Américas tanto en 2016, como en 2017, pero la espinita del campeonato local seguía clavada hasta el cinco de julio de 2017, una fecha que quedará enmarcada en la historia del deporte larense.

Guaros, tras llegar con la ventaja de 3-2 en la serie, comenzó el duelo cargado de nervios, con un Domo Bolivariano lleno hasta el tope, los dirigidos por Guillermo Vecchio vivieron un primer cuarto lleno de equivocaciones y errores que le hicieron irse debajo en el marcador (21-23) para el segundo período, pero la historia sería muy distinta de ahí en adelante.

La importación larense, comandada por Nate Robinson y Lazard Hayward, comenzó a carburar y logró que el conjunto local triturara 33-18 a Marinos en el segundo cuarto, para llegar al descanso con ventaja de 13 puntos (54-31). La presencia de la "kriptonita" Robinson en el tabloncillo fue una clara demostración de intenciones por parte de la directiva de que este debía ser el año de romper el celofán.

Y vaya que funcionó. Desde que aterrizó en el país, Robinson se llevó todos los focos de la LPB, llevando en hombros a un conjunto ávido de triunfos. Tras el descanso, Marinos no pudo reencontrar el camino. Los dirigidos por Manuel Berroterán, quien tomó las riendas tras la polémica con Tony Ruiz, se mostraron dispersos, imprecisos y faltos de confianza, aspectos que aprovecharon de gran forma los locales, quienes con transiciones rápidas lograron volver a imponerse en el tercer período 21-16.

La ventaja (18 puntos) parecía abismal para el último período, pero Guaros no quería dejar ni un cabo suelo y terminó de sentenciar el partido. Una ofensiva en la que hasta 11 jugadores lograron encestar, de los 12 que vieron acción, se lució para llevarse el último período 25-15 y dejar el marcador final en 100-72, lo que hizo explotar de algarabía al Domo Bolivariano.

Ningún conjunto de Lara había logrado titularse en la LPB desde que lo hicieran las Panteras de Lara en 1983. 

El mejor anotador del compromiso fue Zachary Graham con 18 puntos, escoltado por los 17 de Nate Robinson y los 15 de Luis Bethelmy.

Por Marinos, digno finalista, quienes superaron varios problemas institucionales pero siguieron luchando hasta que le alcanzaron las energías, el mejor anotador fue Jesús Centeno con 15 puntos, seguido de los 11 tantos conseguidos por Rafael Pérez.

Guaros pone así fin a una sequía de 14 años sin poder ganar y amenaza con darle inicio a lo que podría ser una nueva dinastía dentro de nuestro baloncesto.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR