Llull: "Hasta el año que viene no volveré ser el que era" | Baloncesto | Meridiano.com.ve
Portada del dirario Meridiano
Miércoles 15 de Agosto de 2018

Baloncesto Internacional

Foto: Twitter (@RMBaloncesto)
Foto: Twitter (@RMBaloncesto)
Baloncesto Internacional

Llull: "Hasta el año que viene no volveré ser el que era"

Jueves 10| 3:09 pm


EFE.

Sergio Llull, base internacional del Real Madrid, consideró hoy que, tras más de ocho meses apartado de las pistas por una grave lesión de rodilla, no volverá a estar "al cien por cien" y ser el jugador que era hasta dentro de un año.

"Acabo de volver, llevo solo cinco o seis partidos y en una lesión de este calibre hasta que no pasa un año, probablemente hasta el año que viene, no volveré a estar al cien por cien y a ser el Sergi que era antes", dijo en una entrevista publicada en la web de la ACB.

El jugador, que reapareció en el tercer partido del 'playoff' de Euroliga ante el Panathinaikos una vez recuperado de su lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, reconoció que lo que más le ha costado es estar al margen del grupo y sin poder hacer lo que más le gusta, jugar al baloncesto, durante todo ese tiempo.

"NO poder estar con los compañeros y no tener esa rutina de partidos, de viajes, estar fuera de esa dinámica es un poco lo que se hace más duro mentalmente -resumió- porque a mí lo que me gusta es jugar al baloncesto y estar ahí".

Llull confesó que el momento más especial fue cuando entró a la cancha el día de su regreso y vio todo el WiZink Center en pie. "Fue brutal. Todo el mundo aplaudiendo, gritando mi apellido. Yo me quedaría con ese momento, se me puso la piel de gallina", admitió.

Respecto a su vuelta, dijo que llega para "echar una mano", ayudar en todo lo que el entrenador me pida e intentar imprimir mi carácter dentro de la pista. Ayudar a mis compañeros y ser uno más remando para conseguir los objetivos que nos quedan".

Sobre el momento en que cayó lesionado jugando un amistoso con la selección española el pasado verano, explicó que sus gritos eran "de dolor y de rabia" porque era consciente de que se había lesionado de gravedad. "Al principio es complicado y cuando el doctor te confirma una noticia que a nadie le gusta recibir es un momento de tristeza".

"Pero tienes que mentalizarte lo antes posible, saber que va a ser una lesión larga y un reto nuevo, porque yo no había estado lesionado tanto tiempo y lo encaré con muchas ganas y con ambición", añadió el balear.

Baloncesto Internacional

Foto: Twitter (@RMBaloncesto)
Foto: Twitter (@RMBaloncesto)
Baloncesto Internacional

Llull: "Hasta el año que viene no volveré ser el que era"

Jueves 10| 3:09 pm

EFE.

Sergio Llull, base internacional del Real Madrid, consideró hoy que, tras más de ocho meses apartado de las pistas por una grave lesión de rodilla, no volverá a estar "al cien por cien" y ser el jugador que era hasta dentro de un año.

"Acabo de volver, llevo solo cinco o seis partidos y en una lesión de este calibre hasta que no pasa un año, probablemente hasta el año que viene, no volveré a estar al cien por cien y a ser el Sergi que era antes", dijo en una entrevista publicada en la web de la ACB.

El jugador, que reapareció en el tercer partido del 'playoff' de Euroliga ante el Panathinaikos una vez recuperado de su lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, reconoció que lo que más le ha costado es estar al margen del grupo y sin poder hacer lo que más le gusta, jugar al baloncesto, durante todo ese tiempo.

"NO poder estar con los compañeros y no tener esa rutina de partidos, de viajes, estar fuera de esa dinámica es un poco lo que se hace más duro mentalmente -resumió- porque a mí lo que me gusta es jugar al baloncesto y estar ahí".

Llull confesó que el momento más especial fue cuando entró a la cancha el día de su regreso y vio todo el WiZink Center en pie. "Fue brutal. Todo el mundo aplaudiendo, gritando mi apellido. Yo me quedaría con ese momento, se me puso la piel de gallina", admitió.

Respecto a su vuelta, dijo que llega para "echar una mano", ayudar en todo lo que el entrenador me pida e intentar imprimir mi carácter dentro de la pista. Ayudar a mis compañeros y ser uno más remando para conseguir los objetivos que nos quedan".

Sobre el momento en que cayó lesionado jugando un amistoso con la selección española el pasado verano, explicó que sus gritos eran "de dolor y de rabia" porque era consciente de que se había lesionado de gravedad. "Al principio es complicado y cuando el doctor te confirma una noticia que a nadie le gusta recibir es un momento de tristeza".

"Pero tienes que mentalizarte lo antes posible, saber que va a ser una lesión larga y un reto nuevo, porque yo no había estado lesionado tanto tiempo y lo encaré con muchas ganas y con ambición", añadió el balear.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR