Portada del dirario Meridiano
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Baloncesto Internacional

Venezuela quedó eliminada / Comunicaciones FVB
Venezuela quedó eliminada / Comunicaciones FVB
Baloncesto Internacional

Betancourt: "Estoy contenta. Esto es un premio por todo el esfuerzo"

Jueves 10| 5:38 pm


El porvenir de la selección nacional femenina luce fructuoso a pesar de no haber conseguido los objetivos en la AmeriCup 2017.

El promedio de edad del plantel inscrito en el torneo que se disputa en Buenos Aires tiene una media de 24 años, con jugadoras estelares como Daniela Wallen (22) y Waleska Pérez (23) por debajo de esa media, además de Odeth Betancourt, que con 17 años logró hacer el primer equipo y apunta a no borrar su nombre de las próximas convocatorias y ser una de las caras de una nueva generación de guerreras.

Luego de exhibir la mejor eficiencia (18,6) y promedios de 11,6 puntos y 9,4 rebotes en el suramericano u17 que se jugó en Sucre, Bolivia, la inclusión de Odeth Betancourt en la selección mayor fue un premio para ella y una oportunidad para comenzar a dar minutos a esa nueva generación en la que próximamente lucirán nombres como Luisanny Zapata, Jairennys Arias y Katherin Russian.

“Me siento demasiado orgullosa porque no es fácil ni común llegar a una selección de mayores a los 17 años. Tengo que agradecer a todos los entrenadores que me han ayudado y me siento contenta porque es un premio a todo el esfuerzo que he hecho”, dice la jugadora interna, que debutó con el uniforme vinotinto en el segundo partido de la AmeriCup ante Islas Vírgenes.

Unas de las cualidades positivas de Betancourt es la confianza en sí misma. La pívot muestra mucha seguridad a pesar de tener muchos años menos que sus compañeras y ella misma dice sentirse sin presiones en su primera experiencia internacional con la selección mayor.

“Me siento muy cómoda entre todas estas jugadoras, incluso más que en mi categoría, porque aquí todo el mundo te ayuda, te da consejos, cada vez que hago algo mal me ayudan a corregir. Siempre me están enseñando cosas tanto adentro como afuera de la cancha y agradezco todo eso a mis compañeras”, agregó la juvenil nacida en Caracas pero criada en el estado Táchira quien busca todos los días aprender de la experiencia de sus compañeras y aprovechar cada oportunidad en cancha.

“El coach me dice que vea a cada una de las jugadoras y aprenda lo bueno de ellas. Se ha acercado bastante a mí y me dice que no he jugado tantos minutos porque esta no es mi categoría pero que esté enfocada en aprovechar los pocos minutos que tenga en cancha”, explicó Betancourt.

Agradecida por todas las oportunidades

Una de las tantas experiencias bonitas que vivió Odeth Betancourt durante 2017 fue la de ser invitada para el Campamento Basquetbol Sin Fronteras, organizado por FIBA y NBA el pasado mes de Julio en Bahamas.

“Fue una experiencia muy bonita. Me quedó de todo un poco: desde cómo mejorar las distintas técnicas del baloncesto, cómo desenvolvernos en situaciones difíciles del juego hasta conocer a jugadores de todos los lugares del mundo y aprender un poquito de sus culturas. Agradezco a la Federación Venezolana de Baloncesto por la oportunidad que me han dado de representar al país y poder recibir una invitación a una actividad tan bonita como el Baloncesto Sin Fronteras de FIBA y NBA”, finalizó la pívot.

Fuente: Comunicaciones FVB.

Baloncesto Internacional

Venezuela quedó eliminada / Comunicaciones FVB
Venezuela quedó eliminada / Comunicaciones FVB
Baloncesto Internacional

Betancourt: "Estoy contenta. Esto es un premio por todo el esfuerzo"

Jueves 10| 5:38 pm

El porvenir de la selección nacional femenina luce fructuoso a pesar de no haber conseguido los objetivos en la AmeriCup 2017.

El promedio de edad del plantel inscrito en el torneo que se disputa en Buenos Aires tiene una media de 24 años, con jugadoras estelares como Daniela Wallen (22) y Waleska Pérez (23) por debajo de esa media, además de Odeth Betancourt, que con 17 años logró hacer el primer equipo y apunta a no borrar su nombre de las próximas convocatorias y ser una de las caras de una nueva generación de guerreras.

Luego de exhibir la mejor eficiencia (18,6) y promedios de 11,6 puntos y 9,4 rebotes en el suramericano u17 que se jugó en Sucre, Bolivia, la inclusión de Odeth Betancourt en la selección mayor fue un premio para ella y una oportunidad para comenzar a dar minutos a esa nueva generación en la que próximamente lucirán nombres como Luisanny Zapata, Jairennys Arias y Katherin Russian.

“Me siento demasiado orgullosa porque no es fácil ni común llegar a una selección de mayores a los 17 años. Tengo que agradecer a todos los entrenadores que me han ayudado y me siento contenta porque es un premio a todo el esfuerzo que he hecho”, dice la jugadora interna, que debutó con el uniforme vinotinto en el segundo partido de la AmeriCup ante Islas Vírgenes.

Unas de las cualidades positivas de Betancourt es la confianza en sí misma. La pívot muestra mucha seguridad a pesar de tener muchos años menos que sus compañeras y ella misma dice sentirse sin presiones en su primera experiencia internacional con la selección mayor.

“Me siento muy cómoda entre todas estas jugadoras, incluso más que en mi categoría, porque aquí todo el mundo te ayuda, te da consejos, cada vez que hago algo mal me ayudan a corregir. Siempre me están enseñando cosas tanto adentro como afuera de la cancha y agradezco todo eso a mis compañeras”, agregó la juvenil nacida en Caracas pero criada en el estado Táchira quien busca todos los días aprender de la experiencia de sus compañeras y aprovechar cada oportunidad en cancha.

“El coach me dice que vea a cada una de las jugadoras y aprenda lo bueno de ellas. Se ha acercado bastante a mí y me dice que no he jugado tantos minutos porque esta no es mi categoría pero que esté enfocada en aprovechar los pocos minutos que tenga en cancha”, explicó Betancourt.

Agradecida por todas las oportunidades

Una de las tantas experiencias bonitas que vivió Odeth Betancourt durante 2017 fue la de ser invitada para el Campamento Basquetbol Sin Fronteras, organizado por FIBA y NBA el pasado mes de Julio en Bahamas.

“Fue una experiencia muy bonita. Me quedó de todo un poco: desde cómo mejorar las distintas técnicas del baloncesto, cómo desenvolvernos en situaciones difíciles del juego hasta conocer a jugadores de todos los lugares del mundo y aprender un poquito de sus culturas. Agradezco a la Federación Venezolana de Baloncesto por la oportunidad que me han dado de representar al país y poder recibir una invitación a una actividad tan bonita como el Baloncesto Sin Fronteras de FIBA y NBA”, finalizó la pívot.

Fuente: Comunicaciones FVB.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR