Portada del dirario Meridiano
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Baloncesto Internacional

Foto cortesía
Foto cortesía
Baloncesto Internacional

¿Cuál será el futuro de los SUPER TEAMS?

Domingo 18| 7:44 pm


Roberto Dorta / @balonalaire

Draymond Green en plena celebración del título alcanzado por los Guerreros de Golden State, recordó a Lebron James (eso que algunos dicen: ¿pensando mucho en mí aun?), pero bue, así fue. Green señaló las declaraciones de Lebron sobre el tema de crear los super equipos y de distanciarse de ser el pionero en estos asuntos. Y es que no deja de tener razón James, no fueron sus Heats los que generaron estos equipos donde grandes estrellas se juntan para buscar el ansiado anillo. Ya lo hicieron con éxito los Celtics de Garnett-Pierce-Allen, luego vinieron los Heats, y en versiones no eficientes, Lakers de Malone-Payton + Shaq y Kobe, los Nets de Garnett-Pierce + Deron Williams y Joe Johnson, o muchos más atrás, los Rockets de Barkley-Pippen + Olajuwon y Drexler. Pero: ¿Cómo combate la #NBA estas estrategias?

Los escollos Anti Trabucos

Al principio se consideró que colocando un tope salarial, sería tocarle el bolsillo a los dueños de equipo y por supuesto por ¨retruque¨ a los contratos de los jugadores. Pero en la actualidad, el peso de las grandes marcas empieza a ser, junto al anhelo del anillo, los elementos que socaban ese muro.

Equipos como los Knicks y los Lakers quienes son el 1-2 del ranking Forbes ( Con $370MM y $336M como ganancia al 2017), son organizaciones que quizás no les importe pagar impuestos y sobre tasas por nominas que le permitan llegar al título. Los Mavericks de Dallas tienen la cadena más larga de llenos en su Arena actualmente (incluyendo equipos de MLB, NFL y NHL) con 691 cotejos otros que con una gran asistencia se pueden gerenciar. Pero hay mercados como New Orleans, Minnesota o Charlotte que no pasan de los $160 millones de dólares en beneficios para esta campaña.

Evidentemente esto nos hace concluir que hay una clara disparidad ( como en cualquier Liga Profesional) en el tema económico. Hacia donde se dirigía el diseño de un esquema llamado Draft. A tratar de dar paridad entre los equipos y que los mercados chicos pudieran por un tiempo de 3 o 4 años contar con figuras emergentes del Baloncesto Universitario para hacer más pareja la competición.

Todos los insumos parecen ser buenas alcabalas para los super equipos. Pero nadie contaba con que muchos jugadores prefiriesen no ganar los multi millonarios salarios que se estuvieron manejando durante los últimos años para buscar el anillo. Actualmente el emporio de las marcas de la NBA se abrió y existen muchas marcas con el poder económico para mover el mercado. Un mercado que para algunos jugadores compensa un salario menos millonario, con un marketing millonario. Ciudades como New Orleans, Minnesota, Milwaukee o Charlote son mercados pequeños en comparación con Los Angeles o Nueva York, que a la final les puede ofrecer a los jugadores un jugoso contrato deportivo, y alrededor una serie de ventajas como ser imagen de marcas que redondeen un presente deportivo importante, pero un impacto de marketing lucrativo.

La cancha y no los $$$$

Descartando ahora el tema económico. Veamos lo deportivo, y es que es allí en donde empezaran los dolores de cabeza esta campaña para muchos Gerentes Generales, para muchos Directores Financieros.

Es un año en donde varios equipos van a ajustar piezas, y en donde salen al mercado figuras como Derrick Rose, Paul Millsap, Jeff Green, Danilo Gallinari, Taj Gibson, Rudy Gay, Serge Ibaka, Kyle Lowry, Jrue Holiday entre las figuras con altas probabilidades de salir de sus equipos actuales. Otros como Stephen Curry quien debe renovar, Manu Ginobili si decide quedarse o Zach Randolph en Memphis harán que el mercado tenga inclinaciones por decisiones económicas para que se presten las condiciones de nuevos SUPERTEAMS.

La gran pregunta es: ¿Quién dará el 1er paso? ¿Qué equipo abrirá las puertas a una nueva aventura?¿Qué coach aceptara dirigir un equipo de este tipo? ¿Los Spurs se van a blindar?¿Carmelo Anthony se quedará en los Knicks?¿Paul George aguantará todo el año en los Pacers?¿Habrá química joven en los Lakers con Russell, Ingram y la posible llegada de Lonzo Ball?

Esta semana será el Draft Universitario y sin duda muchos equipos en función a como salgan parados definirán su estructura y sobretodo, identificaran su proyecto para los próximos años. 

Baloncesto Internacional

Foto cortesía
Foto cortesía
Baloncesto Internacional

¿Cuál será el futuro de los SUPER TEAMS?

Domingo 18| 7:44 pm

Roberto Dorta / @balonalaire

Draymond Green en plena celebración del título alcanzado por los Guerreros de Golden State, recordó a Lebron James (eso que algunos dicen: ¿pensando mucho en mí aun?), pero bue, así fue. Green señaló las declaraciones de Lebron sobre el tema de crear los super equipos y de distanciarse de ser el pionero en estos asuntos. Y es que no deja de tener razón James, no fueron sus Heats los que generaron estos equipos donde grandes estrellas se juntan para buscar el ansiado anillo. Ya lo hicieron con éxito los Celtics de Garnett-Pierce-Allen, luego vinieron los Heats, y en versiones no eficientes, Lakers de Malone-Payton + Shaq y Kobe, los Nets de Garnett-Pierce + Deron Williams y Joe Johnson, o muchos más atrás, los Rockets de Barkley-Pippen + Olajuwon y Drexler. Pero: ¿Cómo combate la #NBA estas estrategias?

Los escollos Anti Trabucos

Al principio se consideró que colocando un tope salarial, sería tocarle el bolsillo a los dueños de equipo y por supuesto por ¨retruque¨ a los contratos de los jugadores. Pero en la actualidad, el peso de las grandes marcas empieza a ser, junto al anhelo del anillo, los elementos que socaban ese muro.

Equipos como los Knicks y los Lakers quienes son el 1-2 del ranking Forbes ( Con $370MM y $336M como ganancia al 2017), son organizaciones que quizás no les importe pagar impuestos y sobre tasas por nominas que le permitan llegar al título. Los Mavericks de Dallas tienen la cadena más larga de llenos en su Arena actualmente (incluyendo equipos de MLB, NFL y NHL) con 691 cotejos otros que con una gran asistencia se pueden gerenciar. Pero hay mercados como New Orleans, Minnesota o Charlotte que no pasan de los $160 millones de dólares en beneficios para esta campaña.

Evidentemente esto nos hace concluir que hay una clara disparidad ( como en cualquier Liga Profesional) en el tema económico. Hacia donde se dirigía el diseño de un esquema llamado Draft. A tratar de dar paridad entre los equipos y que los mercados chicos pudieran por un tiempo de 3 o 4 años contar con figuras emergentes del Baloncesto Universitario para hacer más pareja la competición.

Todos los insumos parecen ser buenas alcabalas para los super equipos. Pero nadie contaba con que muchos jugadores prefiriesen no ganar los multi millonarios salarios que se estuvieron manejando durante los últimos años para buscar el anillo. Actualmente el emporio de las marcas de la NBA se abrió y existen muchas marcas con el poder económico para mover el mercado. Un mercado que para algunos jugadores compensa un salario menos millonario, con un marketing millonario. Ciudades como New Orleans, Minnesota, Milwaukee o Charlote son mercados pequeños en comparación con Los Angeles o Nueva York, que a la final les puede ofrecer a los jugadores un jugoso contrato deportivo, y alrededor una serie de ventajas como ser imagen de marcas que redondeen un presente deportivo importante, pero un impacto de marketing lucrativo.

La cancha y no los $$$$

Descartando ahora el tema económico. Veamos lo deportivo, y es que es allí en donde empezaran los dolores de cabeza esta campaña para muchos Gerentes Generales, para muchos Directores Financieros.

Es un año en donde varios equipos van a ajustar piezas, y en donde salen al mercado figuras como Derrick Rose, Paul Millsap, Jeff Green, Danilo Gallinari, Taj Gibson, Rudy Gay, Serge Ibaka, Kyle Lowry, Jrue Holiday entre las figuras con altas probabilidades de salir de sus equipos actuales. Otros como Stephen Curry quien debe renovar, Manu Ginobili si decide quedarse o Zach Randolph en Memphis harán que el mercado tenga inclinaciones por decisiones económicas para que se presten las condiciones de nuevos SUPERTEAMS.

La gran pregunta es: ¿Quién dará el 1er paso? ¿Qué equipo abrirá las puertas a una nueva aventura?¿Qué coach aceptara dirigir un equipo de este tipo? ¿Los Spurs se van a blindar?¿Carmelo Anthony se quedará en los Knicks?¿Paul George aguantará todo el año en los Pacers?¿Habrá química joven en los Lakers con Russell, Ingram y la posible llegada de Lonzo Ball?

Esta semana será el Draft Universitario y sin duda muchos equipos en función a como salgan parados definirán su estructura y sobretodo, identificaran su proyecto para los próximos años. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR